Martes, 03 Marzo 2020 07:32

Muere Nacho Cadena, socio del principal lavador de dinero del narco en Jalisco y dueño de Los Tules y el restaurante La Leche

Escrito por
Valora este artículo
(11 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Murió en Guadalajara uno de los últimos eslabones del lavado de dinero en Puerto Vallarta en la década de los 80’s y quien se habría llevado a la tumba secretos inconfesables de cómo su socio –el ex banquero Arcadio Valenzuela Valenzuela— habría lavado millones de pesos para el ahora narcotraficante prófugo, Rafael Caro Quintero, junto con los empresarios hoteleros Javier y Eduardo Cordero Staufert.

Se trata del polémico Ignacio Cadena Berau, dueño del no menos polémico restaurante La Leche, donde fueron “levantados” los hijos del también narcotraficante, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo Guzmán.

Nacho Cadena, como era ampliamente conocido en el sector turístico de Puerto Vallarta, falleció ayer de una una enfermedad crónica que ya no le permitía salir de su casa, donde se refugió los últimos meses para morir en paz.

El señor Cadena era toda una biblioteca si de temas de narcotráfico se trataba y de las relaciones que tenían muchos empresarios y políticos de Jalisco, pero nunca se atrevió a escribir sus memorias, acaso porque él también estuvo involucrado en compañías en donde el socio principal era el ex presidente de la Asociación de Banqueros de México –y dueño de las ya desaparecidas instituciones bancarias “Banco del Atlántico” y “Banpaís”.

EL PROTECTOR

Ignacio Cadena Berau fue fiel protector de los intereses de Arcadio Valenzuela en Puerto Vallarta, pero también de los hermanos Cordero Staufert, propietarios de los hoteles Fiesta Americana, tanto de Vallarta como de Guadalajara.

Y no sólo era quien cuidaba dichos intereses, sino que Nacho Cadena formó parte de la sociedad anónima dueña del hotel Los Tules, de donde se presume que se lavó mucho dinero del narcotráfico, incluso para construir el complejo habitacional “Vallarta 500”, cuyos departamentos se hicieron para beneficiar a los trabajadores de Los Tules.

Para poner en contexto al lector sobre los antecedentes que privaron en la década de los 80 y en donde sale a relucir el nombre de Nacho Cadena, debemos trasladarnos al año 1985, fecha en que la revista Proceso denunció que el expresidente de la Asociación de Banqueros de México tenía una estrecha relación financiera con los empresarios tapatíos Javier y Eduardo Cordero Staufert, presuntos cómplices de Rafael Caro Quintero.

LA INFORMACIÓN

Al respecto, la revista abundó: “El exbanquero aparece como socio en cuando menos cuatro de las empresas que presumiblemente servían para “lavar” el dinero sucio del narcotraficante sinaloense.
Entre ellas, ni más ni menos, la distribuidora de automóviles Ford en esta ciudad (Guadalajara), denominada Country Motors, SA, en la que Caro Quintero compró más de 30 Grand Marquis para obsequiarlos como soborno a policías y funcionarios, según su propia confesión.

“Arcadio Valenzuela Valenzuela, originario de Sonora, cumplió 50 años el pasado 7 de febrero, precisamente el mismo día en que fueron secuestrados aquí el agente de la DEA Enrique Camarena y el piloto de la SARH Alfredo Zavala Avelar.

Fue el principal accionista del Banco Ganadero y Agrícola, con sede en Hermosillo. Esa institución se fusionó luego con el Banco del Sol y se formó Banpacífico, del que siguió siendo socio mayoritario.

En diciembre de 1981, Valenzuela Valenzuela vendió todas sus acciones, aunque permaneció como ejecutivo de Banpacífico aun hasta después de la nacionalización, en septiembre de 1982. Fue durante dos años presidente de la Asociación de Banqueros de México, hoy Asociación Mexicana de Bancos.

LOS POLÍTICOS EMBARRADOS

Durante el sexenio pasado, mantuvo pública amistad con el presidente José López Portillo y con Flavio Romero de Velasco, entonces gobernador de Jalisco. Juntos participaron varias veces como pareja en el Torneo de Tenis de las Estrellas, que anualmente se efectúa en Puerto Vallarta… Y ganaron.

Hace un año, el actual gobernador jalisciense, Enrique Álvarez del Castillo, aceptó la invitación del exbanquero y colocó la primera piedra del proyecto “Vallarta 500”, que incluye la construcción de 500 casas para los trabajadores del desarrollo turístico Los Tules.

Además de su sociedad con los Cordero Staufert en el Hotel Fiesta Americana, de Puerto Vallarta --reconocida por los empresarios presos--, Valenzuela Valenzuela participa con ellos también en las empresas Arrendadora Country Club, SA, Valco Inter Jet, SA y Desarrollo Turístico Los Tules, SA. En la segunda de ellas es, inclusive, socio mayoritario y en la tercera aparece como presidente del Consejo de Administración.

EL SOCIO

En dos de esas empresas, también es socio Ignacio Cadena Beraud, cuñado y hombre de confianza de Valenzuela Valenzuela y actual administrador del hotel Fiesta Americana y del fraccionamiento Los Tules, ambos en Puerto Vallarta.

Una indagación en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Guadalajara, permitió a Proceso localizar seis de las principales empresas de los Cordero Staufert. Todas ellas fueron constituidas entre julio de 1980 y diciembre de 1981. Hasta dónde se sabe, justamente en esa época ocurrió la emigración de importantes narcotraficantes de Sinaloa acosados por la Operación Cóndor, que instalaron su nueva residencia en Guadalajara.

Las cuatro empresas en las que aparece como accionista Arcadio Valenzuela Valenzuela son:

Country Motors, S.A., dedicada a la compraventa de automóviles Capital social inicial, 10 millones de pesos, constituida el 3 de julio de 1980 ante el notario número 20 de Guadalajara, Lic. Adalberto Ortega Solís e Inscrita en el Registro Público el 24 de octubre de 1980. Socios: Javier Cordero Staufert (4,000 acciones), Eduardo Cordero Staufert (4,000 acciones), Arcadio Valenzuela Valenzuela (1,000 acciones), Margarita Cordero de Padilla (500 acciones), e Hilda Cordero Staufert (500 acciones). El primero de ellos quedó como “administrador único” de la empresa.

El 20 de julio de 1981 se anotó como gerente general de la misma a Eduardo Schleske Sánchez (registro número 31, tomo 32, libro primero) Arrendadora Country Club, SA tiene como objeto la construcción y arrendamiento de bienes inmuebles, tales como casas, locales y departamentos. Fue constituida ante el notario Ortega Solís y anotada en el Registro Público el 19 de agosto de 1980. Sus socios accionistas son: Arcadio Valenzuela Valenzuela, Javier Cordero Staufert, Eduardo Cordero Staufert, Margarita Cordero de Padilla e Hilda Cordero Staufert, se asienta que Javier Cordero fue designado “administrador único” por la asamblea de accionistas (Registro número 113, tomo 6, libro primero).

LOS TULES

Desarrollo Turístico Los Tules, SA de CV Constituida el 11 de agosto de 1980, ante el notario público 24 de Guadalajara, Jaime Martínez Gallardo, registrada el 4 de diciembre de 1981, dedicada a la compra, venta, lotificación, urbanización y arrendamiento de bienes inmuebles localizados en Puerto Vallarta, Jalisco. Aparecen como accionistas: Arcadio Valenzuela Valenzuela (presidente) Ignacio Cadena Beraud (secretario), Javier Cordero Staufert (vocal comisario), María Elisa Cadena de Valenzuela (tesorera) y Constantina Rubio de Cadena (vocal) (Registro número 13, tomo 54, libro primero).

Valco Inter Jet, SA Empresa dedicada a la compra, venta, importación y operación de aviones y helicópteros, así como sus partes y refacciones. Fue constituida también ante el notario Ortega Solís y quedó registrada el 7 de octubre de 1980. Su capital social inicial fue de un millón de pesos, representado por 1,100 acciones repartidas de la forma siguiente: Arcadio Valenzuela Valenzuela, 250 acciones; Javier y Eduardo Cordero Staufert, 200 cada uno; Antonio Esquivel Manquero, 200 e Ignacio Cadena Beraud, 250. En una anotación subsecuente, se asienta que Javier Cordero fue nombrado presidente del Consejo de Administración (registros 145 y 146, tomo 19, libro primero).

Las otras empresas de los Cordero Staufert localizadas son:
Promotora López Cotilla, SA constituida el 18 de marzo de 1981 ante el notario 3 de Tlaquepaque, Luis Ramírez Orozco. Objeto: construcción y venta de fraccionamientos. Accionistas: Javier y Eduardo Cordero Staufert, José Barba Carranza, Antonio Esquivel Manquero y Ramón López Ayala. Su capital inicial fue de un millón de pesos (Registro número 118, tomo 31, libro primero)
Promotora Corona, SA constituida ante el multicitado notario Ortega Solís y dedicada a la construcción y venta de fraccionamientos e inmuebles en general. Como accionistas aparecen Javier y Eduardo Cordero Staufert, Francisco Cordero Forero, Antonio Esquivel Manquero y Juan Díaz Valadez. Quedó inscrita el 7 de octubre de 1980 (Registro número 141, tomo 19, libro primero)

Otros negocios que según la procuraduría General de la República pertenecen a los Cordero Staufert y socios son: Proveedora de Servicios, SA, Inmobiliaria Bip, Inmobiliaria Chic, Inmuebles Agro-Mex y Argo Constructora, SA. Estas empresas, sin embargo, no aparecen en el Registro Público de la Propiedad de Guadalajara”.

Hasta ahí lo documentado por la revista Proceso.

TAMBIÉN LAVABAN DINERO PARA LOS ARRELANO FÉLIX

Ahora bien, en 2016, un columnista del periódico El Universal señaló que de acuerdo con el libro “Vicios Públicos y Virtudes Privadas” del investigador Luis Astorga, la DEA documentó que Arcadio Valenzuela fue socio del banco Banpacífico, donde también era socio el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo.

No solo eso, sino que además se señala que Arcadio Valenzuela manejó dinero de varios narcotraficantes, entre ellos de Rafael Caro Quintero y los hermanos Arellano Félix.

Por todo esto, no habría sido casualidad que los hijos del Chapo Guzmán acudieran sin ninguna preocupación al restaurante La Leche de Ignacio Cadena Berau –hace unos años--, en donde fueron secuestrados por otro grupo de la delincuencia organizada.

Si se le sigue la pista, Ignacio Cadena siempre obedeció órdenes de su cuñado, Arcadio Valenzuela, quien a su vez tenía un patrón, el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo y lavaba dinero de Caro Quintero, es decir, de alguna manera u otra formó parte del Cártel de Sinaloa.

¿Quién era el jefe del Cártel de Sinaloa?... El Chapo Guzmán.

¿Quiénes fueron bien recibidos para comer en el restaurante La Leche?... Los hijos del Chapo Guzmán.

…Usted saque sus propias conclusiones.

 

 

 

 

 

 

Visto 15830 veces
Inicia sesión para enviar comentarios