Mayormente Nublado

25°C

Puerto Vallarta

Mayormente Nublado

Humedad: 86%

Viento: 11.27 km/h

  • 22 Jun 2017

    Tormentas Eléctricas Dispersas 27°C 25°C

  • 23 Jun 2017

    Parcialmente Nublado 27°C 25°C

Positive SSL
Domingo, 18 Junio 2017 13:04

La narco-política en Nayarit se mantendrá viva; “El Compa Goyo” y “El Federal de Caminos” dos casos ilustrativos

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Gerardo Sandoval Ortiz

El tufo de las narcopolítica en Nayarit salió a flote con el encarcelamiento del fiscal Edgar Veytia la víspera del arranque de las campañas electorales. Fue el gran padrino de noveles políticos, acaso la razón principal de la derrota del PRI. Sin embargo, ese mal olor no se erradicará, se prologará al confirmarse triunfos de algunos políticos de pasado turbio y sospechas de sus ligas con el negocio de las drogas.

Once días después de la jornada electoral se entregaron las constancias a los ganadores de la elección del primer domingo de junio. Se hicieron recuentos a petición de quien lo solicitó y se confirmó que al PRI le arrebataron la gubernatura y las principales alcaldías. Bahía de Banderas es una de ellas. El priista Héctor Santana perdió y eso lo convirtió en el principal damnificado del arresto de su padrino político, el fiscal sicario” Edgar Veytia.

En uno de los municipios más olvidados de Nayarit, en Rosamorada, ocurrió una singular campaña y sus habitantes eligieron a un personaje, de apodo “el compa Goyo”, para que los gobierne los siguientes cuatro años. Otro individuo, con el popular mote de “el federal de caminos” se apuntó, primero por el PRI, luego por el Panal y le puso pimienta a la campaña.

La participación de semejantes personajes en la disputa por la alcaldía de Rosamorada nos llamó la atención. En los últimos meses hicimos al menos cuatro viajes al norte de Nayarit y fue obligatorio cruzar dicho territorio y echarle un vistazo. En la entrada al poblado se podía ver el monumental trailer con el rotulado institucional de la campaña de Hilario Ramírez “el Layín” de Huaristemba. Se notaba que los candidatos hacían gala en el gasto.

Juan Gregorio Ramírez Ruiz es el nombre correcto de “el compa Goyo”. Nació en el poblado Llano del Tigre, a orillas de las marismas de la laguna Agua Brava. Con un poco de esfuerzos, algunos amigos vallartenses podrán hacer memoria y recordar al “compa Goyo”. Allá por 1995 se registró una breve estadía y hasta fue miembro del staff de animadores guiados por Sergio “el gallo” Meza. Los viejos meseros de la zona de Marina Vallarta se acuerdan de sus “actuaciones” en un restaurante debajo de El Faro del desarrollo Royal Pacífico. La familia Vázquez de Guadalajara lo empleó. Cantaba y bailaba  animando a extranjeros entrar al restaurante a la cena. También nayarita, “el gallo” de San Pedro Lagunillas y actual animador en El Tecualeño; dicho grupo de animadores se dio a conocer en Vidafel, Marriot, Regina, Meliá y luego los contrató Aquiles Domínguez, Sergio Legarreta y Juan Aponte, socios de El Mariachi Loco y por unos años arrendadores del hotel Mesa del Mar. La hermandad de los animadores Coras se acabó cuando “el gallo” se fue al JC Rock y los otros recorrieron media ciudad. Uno de ellos, también oriundo de Rosamorada, registró estancia en el restaurante Los Arbolitos de don Eulalio Araiza, a orillas del río Cuale, allá por la zona de El Caloso.

Al extinguirse el grupo de animadores, “el compa Goyo” se despidió de sus amigos y se fue “pal norte”. Allá chambeó de tocho morocho, según constaba a sus amigos. Gregorio Ramírez regresó a su rancho hará cosa de unos 8 años y se dedicó a ayudar a su prójimo. No podía ocultar que “el compa Goyo” venía “cargadito” de “verdes”. Quien sea su amigo sabe a qué se dedicó en la ciudad de Palito Alto California; “tiraba y la hizo de malandrín. Sí, anduvo tirando en USA nos confió un paisano suyo”. Le bastaron esos años para hacerse de una imagen de líder social en toda la región camaronera pues a nadie negaba su ayuda. No le fue difícil ganar una elección en su ejido y se convirtió en “el sheriff” del comisariado de El Tigre.

Cuando se llegó la época de elecciones recibió todo tipo de invitaciones de partidos políticos. Ya hombre adinerado, siempre había mostrado interés por la política. Se le acercó al “Layín”. Después hizo contactos con el PRD y presumía ser perredista. Al último coqueteó con el PAN y la pegó convenciendo al Partido del Trabajo registrarlo como candidato por la alianza PAN-PRD-PT-PRS a la alcaldía. Le tumbó la candidatura a un conocido veterinario de Chilapa. El manoseo en el PRI de los Piedra Rocha le benefició pues al dividirse los priistas le abrieron las puertas del triunfo. A Jorge Martínez Campos, alias “el federal”,  le dieron el portazo en el PRI y se postuló por el PANAL. “El Compa Goyo” ganó con una diferencia de apenas unos 60 votos.

En Rosamorada y todo el norte de Nayarit sabían y saben de la fama de “el federal” y del “Compa Goyo”. Lo curioso es que en campaña nadie se refirió a ellos por sus actividades del pasado reciente. “Está perro el compa Goyo” nos dijo un amigo del alcalde electo. Hay otra razón, a los dos personajes los apadrinó y refaccionó otro personaje no menos oscuro, uno del clan de la banda Los Galván de Rosamorada y Los Zermeño de Chilapa. Uno de este linaje, Rito Galván aspiró a abanderar al PRI y ser alcalde pero lo batearon y a manera de despecho financió a candidatos adversarios del PRI con posibilidades de ganar.

Jorge Martínez “el federal” y Gregorio Ramírez, “el compa Goyo”, son dos ejemplos base capaz de profetizar que la narcopolítica en Nayarit se mantendrá viva. El encarcelamiento de “El diablo”, “el fiscal zeta”, como se le apoda a Edgar Veytia fue un leve manotazo, pero las estructuras que ligan a la clase política con el hampa no ha sido amenazada. Y conste, no es solo en Nayarit sino en todo el país. Está el caso de Ramón “el  mochilas” Guerrero terco en apadrinar al comisariado de Las Palmas, el de apodo “el canitas” que en su estadía en Estados Unidos también dejó rastro de felonía y, como “el compa Goyo”, regresó con dinero y fue “sheriff” del Comisariado y regidor, y otra vez “el mochilas” le prometió convertirlo en regidor.

No exageró la viuda del periodista Javier Valdez, asesinado en Culiacán hace un mes cuando clamó: el narcogobierno tiene de rodillas al país. Pero bueno, de menos en Puerto Vallarta estamos a tiempo de poner un alto.

REVOLCADERO

En Acaponeta se confirmó el triunfo de José Humberto Arellano Núñez. Le apodan “el beyto” y es hermano del diputado federal por el PRI, Efraín “el gallo” Arellano Núñez. Iba por el PRI pero le dijeron que no, pues la candidatura estaba reservada para Carlos Rubén López Dado el de Casas Coloradas, que como los Arellano de San José de Gracia, tienen negra fama. “El gallo” puso de rodillas a su partido, les dijo “voto por Morena para alcalde y por el PRI por Cota, los Arellano hicieron gala de dinero. El legislador federal priista es el padre de aquel junior que hace un año arrolló y mató a una persona de la tercera edad en Zapopan. Los Arellano, el del PRI y el de Morena también despiden un olor parecido al de Edgar Veytia en el norte de Nayarit. Con ese poder aplastaron al PRI de los López Dado, desplazaron al ex alcalde y ex diputado Saul Lora, pasaron por encima de Beatriz Mitre Ayala, que por ser secretaria general del PRD en el estado, tomó la candidatura de la alianza, era la favorita, pero la derrotaron. ******David de la Rosa Flores se hizo cago de la presidencia del Consejo Municipal para la Discapacidad. Eso sin soltar la dirección del DIF. Ese nombramiento le ganó algunas envidias en su natal Ixtapa pues de todos es sabido sus diferencias con el apodado “cachis”, quien renunció a la delegación municipal para demostrarle lealtad al diputado Ramón Guerrero Martínez. Alonso Bravo Amaral, despedido del Consejo para la Discapacidad, es otro que abrazó la causa mochilista.******La reciente visita del diputado federal, Carlos Lomelí avivó a las tribus del Movimiento de Regeneración Nacional, la Morena en Puerto Vallarta. Platicamos con tres protagonistas y de esas charlas nuestra conclusión apunta a un escenario en donde todos, unos a otros, están dispuesto a devorarse. A eso, a las aspiraciones de Lomelí de ser candidato gobernador por Morena súmele la incorporación del empresario dulcero, Enrique Michel. Al duelo de los Dulces La Rosa también la prometieron la gubernatura. Y ahí viene Chava Cosío que también tiene seguidores en el puerto.******* Por cierto, en donde la repartición también está a la orden del día es en el cuartel del diputado del MC, Ramón Guerrero Martínez. Por la zona rural ya les prometieron a tres personajes la regiduría, al “cachis”, a “la nena” de Las Juntas y a Oscar Avalos Bernal, el presidente del ejido. Pero como que Ariadna “la nena” Luquín ya se las está oliendo de que algo anda mal. Ya desde años le prometió “el mochilas” la regiduría y ahora se entera que esa misma posición en la planilla le ofrecieron hasta a sus vecinos Los Arreola. Es la misma regiduría, dizque “por la zona rural”, prometida a “el cachis”, a Oscar Avalos, a Paco y a Toño Arreola y hasta a don Carmelo. A “la Nena” ya la están casando las mentiras, pero también tanta gorreada en cada evento, fiesta o reunión que organizan en el rancho del Toño Arreola o en la finca de don Carmelo. “El Rulas” ya les cerró el crédito de las cervezas pero la dueña del “abarrotes Juan Carlos” todavía no se anima. “Ya no halla la puerta, cada evento le cuesta a ella, pero les va a decir que ella no es barril sin fondo” nos contó un vecino de Las Juntas.

Visto 569 veces
Inicia sesión para enviar comentarios