Imprimir esta página
Lunes, 01 Octubre 2018 09:34

Periodistas, “asesores” y oportunistas zopilotean a nuevos regidores de PV

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

En el primer día de labores edilicias, varios regidores del pleno del Ayuntamiento de Puerto Vallarta se toparon con la nada agradable sorpresa de ser asediados por una pléyade de personajes que buscan engatusar a los nuevos ediles para sacarles dinero o bien, para conseguir una chambita.

Tal es el caso del columnista –y ladrón en sus tiempos libres—Rodrigo Aguilera Morales, quien tuvo que suspender sus vacaciones por Berlín, Alemania, para estar presente en la primera sesión de Cabildo y comenzar a medir las debilidades de cada regidor con el objetivo de echárselos a la bolsa, y quizás para después conseguir apoyos económicos y financieros.

Rodrigo Aguilera tuvo la puntada de comprar llaveros por docenas en Berlín –de los más económicos—para traer un souvenir a los nuevos ediles de Puerto Vallarta, a quienes les obsequió esta baratija para tenerlos contentos y en un futuro inmediato exigirles prebendas y canonjías.

No a todos les dio el llaverito, sólo a algunos que tiene en la mira para sacarles recursos económicos, pero la maniobra fue vista por varios asistentes a la sesión del pleno, aunque él ni se inmutó, él iba a lo que iba.

A algunos les gustó el “detalle” de Rodrigo Aguilera, pero a otros no, ya que la mayoría piensa que el columnista del periódico El Sol Siempre Libres trae algo entre manos, que utiliza el acercamiento para conseguir algo y los más atinados tienen el temor fundado de que les quiera vender alguna idea o algún proyecto para “cuidar su imagen” y no golpearlos en su desacreditada columna.

EL PROYECTO DEL LIBRO QUE NO PROSPERÓ

Por cierto, en el segundo año de la pasada administración, es decir durante el primer gobierno de Arturo Dávalos Peña, Rodrigo Aguilera intentó sacarles mucho dinero a los regidores, con el cuento de que elaboraría un gran libro de los 100 años conmemorativos de Puerto Vallarta, y donde incluiría la fotografía de aquellos personajes que valiera la pena por su destacada participación en la vida política, social, cultural y económica de la ciudad –desde luego, los primeros en aparecer serían los ediles en ese momento--, pero a cada mono le pretendía bajar una jugosa de varios miles de pesos.

El mecanismo para tratar de persuadir a los regidores fue el mismo que siempre utiliza Rodrigo Aguilera, y que consiste en “invitar” a desayunar en un restaurante caro a los ediles (quienes finalmente pagan la cuenta), para ahí convencerlos de la bondad de sus proyectos.

En esa ocasión, Rodrigo les contó a sus “invitados” que su libro sería histórico, muy bonito y que le dedicaría una página a todo color y en papel cuché a cada regidor, pero que necesitaba dinero, que lo apoyaran, que era para bien de Vallarta y que sería histórico, porque no siempre se cumplen 100 años.

Les dijo que de hecho ya no iba a trabajar en ningún otro lado durante seis meses, porque ese tiempo se lo dedicaría por completo a la elaboración del libro; pero que necesitaba que le dieran dinero cada quince días o cada mes, para poder sacar adelante el proyecto.

A FREÍR ESPÁRRAGOS

A quienes “invitó” primero a participar en su brillantísimo plan, fue a los regidores Magaly Fregoso, Gonzalo Guzmán y Juan Solís, pero como todos lo mandaron a freír espárragos y no aceptaron entregarle ni un peso, desistió en convertirse en el Gabriel García Márquez de los vallartenses.

Rodrigo Aguilera acababa de perder todo en Bahía de Banderas, trabajó como “estratega electoral” de Moisés Guerra, y José Gómez ya no podía mantenerlo, por lo que pretendía que los regidores de Puerto Vallarta lo mantuvieran durante seis meses, pero todos, absolutamente todos, lo mandaron por un tubo.

Hoy está sumamente nervioso porque el gobierno del Estado, vía Salvador González Reséndiz (a) Chavita, ya no podrá otorgarle cheques de varias cifras, ni mucho menos el Seapal, cuya administración cambia en unos meses; mientras que el Ayuntamiento de Vallarta lo tiene prácticamente vetado.

Por ello, fue a gastarse los pocos pesos que tenía en Alemania, y ahora pretende recuperarse con los nuevos regidores, a quienes sin duda va a pretender extorsionar.

EL SEGUNDO ZOPILOTE

Otro personaje que anduvo “zopiloteando” a los novatos ediles fue Gerardo García Fuentes, aquel individuo que fungió como asistente del entonces regidor –en la primera administración del Movimiento Ciudadano—Otoniel Barragán Espinoza, y que se involucró en un escándalo de corrupción al pedirles 15 mil pesos a los ladrilleros de la ciudad para gestionar recursos a través del Partido del Trabajo (PT) y fueran reubicados y modernizados sus negocios, lo cual nunca sucedió.

Fue la Cooperativa de Ladrilleros Unidos de Mojoneras la afectada por el proceder de Gerardo García Fuentes, quien nunca regresó el dinero y que, pese a una amenaza de denuncia por fraude, siguió muy campante, aunque finalmente Otoniel lo dio de baja como su asistente.

Hoy, Gerardo García regresa con nuevos bríos y ya se presentó con los regidores para ponerse a sus órdenes como asesor o asistente, que él sabe cómo hacerle y que es una lumbrera en su trabajo… Veremos quién cae.

Uno más que se acercó a los ediles, sobre todo a los que son regidores por primera vez, fue el ex asesor de la regidora Edelmira Orizaga, Vicente Pahua Villa, quien sólo se ha presentado como un promotor de la figura “Promociones y Representaciones Artísticas” quizá para lo que se ofrezca.

INFORMACIÓN CLASIFICADA

ANTE LA REBATINGA QUE SE DIO ENTRE REGIDORES EN SU PRIMER DÍA DE TRABAJO… Destaca el pleito de comadres que se suscitó entre algunos de MORENA y el MC por tratar de conseguir la oficina más bonita y con vistas al mar. Unos querían más espacio, mejor cubil y otros lo que fuera, por lo que decidieron echar a la suerte el reparto de despachos.

Así como lo lee usted, literalmente se rifaron los cubiles y aquellos lángaros que buscaban oficina que tuviera vista al malecón y a la Bahía de Banderas, terminaron con un huevito, mientras que los que no peleaban nada, les tocó de las mejores y más espaciosas.

Ver para creer.

 

 

 

Visto 2370 veces

Lo último de Jorge Olmos

Inicia sesión para enviar comentarios