Imprimir esta página
Lunes, 13 Julio 2020 01:54

Robo atípico en Galerías Vallarta; por teléfono obligan a empleado a sacar costoso equipo Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Un negocio de chamoyadas y bebidas refrescantes preparadas a base de frutas naturales mejor conocidos como smothies y que se denomina “Livz, tapioca y burbujas de sabor”, sufrió un robo atípico en el centro comercial Galerías Vallarta, toda vez que presuntos ladrones llamaron a uno de los empleados por teléfono para amenazarlo y obligarlo a que les entregara costosos equipos con los que preparan los productos alimenticios.

Los hechos se registraron la semana pasada, hace siete días en el establecimiento ubicado en un kiosco o isla dentro de Galerías Vallarta, justo frente a un restaurante de Sushi en el lado norte de la plaza, donde supuestamente un joven que es empleado de “Livz” recibió una llamada amenazante de un sujeto que le exigía que sacara las máquinas para preparar bebidas y otros aparatos, uno por uno, y que los llevara a las afueras del centro comercial.

El muchacho dio por lo menos 10 vueltas cargando dichos aparatos, algunos son muy pesados, pero ningún guardia de seguridad de Galerías Vallarta llamó su atención, pese a que no se puede sacar nada en estos momentos sin dar aviso, debido a la contingencia sanitaria.

Lo más raro de todo, es que el acceso a la plaza está restringido, solo pueden pasar algunas personas y ni así los guardias de seguridad se percataron del robo.

El trabajador, un estudiante él, comenzó a sacar los equipos alrededor de las 16:00 horas del pasado lunes, pero nadie se dio cuenta de que presuntamente lo estaban obligando a que los entregara a unos desconocidos en la calle.

Galerías Vallarta es un centro comercial que tiene múltiples cámaras dentro y fuera de su perímetro, así como en interiores, pero hasta ahorita no han informado sobre los movimientos del empleado y a quién o a quiénes les entregó las máquinas.

Se sabe que el dueño del establecimiento afectado se llama Israel Contreras, pero se desconoce si interpuso alguna denuncia en la Fiscalía Regional de Justicia para investigar el presunto robo.

También se sabe --por voz de muchachos que ya han trabajado en "Livz"--que Israel Contreras sólo contrata jóvenes, incluso menores de edad, casi siempre estudiantes; que paga mil 300 pesos a la quincena a quienes emplea, que supuestamente no les da seguro social y a veces los hace trabajar más de ocho horas; incluso que no les da un día de descanso.

El empleado que habría sido víctima de los rateros tampoco ha dicho nada sobre el hurto y o quién o quiénes lo obligaron a sacar los costosos aparatos como son: dos máquinas selladoras para vasos, un regulador de endulzar, una licuadora vitamix, una tableta iPad, una registradora square, impresoras de tiques, maquinarias exclusivas para bubble tea, etc.

Algunas personas que conocen el negocio comentaron a este medio que quizás alguien quiso hacerle un mal al propietario Israel Contreras, o que podría tratarse de un auto robo (cosa que ya está descartada), ya que ni el dueño afectado, ni el trabajador implicado, han dicho algo sobre el supuesto ilícito.

La gerencia de la plaza también ha guardado silencio, tal vez porque falló la seguridad privada, que debería estar reforzada en estos momentos en que el centro comercial está semi vacío.

Una cosa es segura, este tipo de aparatos no son de los que fácilmente venden de forma clandestina en un tianguis o que se puedan empeñar sin papeles.

 

Visto 2471 veces

Lo último de La Redacción

Inicia sesión para enviar comentarios