giweather joomla module
Viernes, 29 Marzo 2024 19:53

Por votación histórica y una marca bien posicionada, Chuyita López podría ser la primera presidente mujer en PV, pero… Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Mucho se ha comentado sobre una eventual derrota del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Puerto Vallarta para la elección de munícipes. Algunos apuntan a un desgaste natural y excesivo del partido en el poder, aunado a señalamientos que vienen de grupos ciudadanos y también políticos en el sentido de que “Vallarta está abandonado” o de que los hijos del profesor Luis Alberto Michel Rodríguez “le han dado al traste” a la imagen de Morena en esta ciudad.

Sin embargo, una cosa es lo que se dice y debate en las redes sociales, y otra muy distinta es lo que piensa la gente común en las colonias, pues son finalmente los ciudadanos que con su voto castigan a un gobierno o lo refrendan.

Por la experiencia que hemos visto y vivido en anteriores administraciones, hasta ahora ningún partido político ha perdido una elección inmediata. No, al menos en los últimos 29 años, ya que en 1995 por primera vez el PRI perdió los comicios con su abanderado Sergio Arat Sánchez Cervantes y ganó el PAN con el empresario Fernando González Corona como candidato.

EL CICLO CABALÍSTICO

A partir de ese año, tres partidos políticos han ganado los comicios tres veces consecutivas y estado en el poder nueve años: Primero fue el PAN con González Corona de 1995 a 1997 (Humberto Muñoz Vargas fue el interino en 1997); David Cuevas García que presidió el Ayuntamiento de 1998 al año 2000; y Pedro Ruiz Higuera del 2001 al 2003, aunque en el último año nombraron como interino a Ignacio Guzmán García.

Cabe recordar que Pedro Ruiz Higuera fue postulado de manera emergente por el PAN porque falleció el primer candidato, Rodolfo Domínguez Valle.

En seguida volvieron los tricolores, cuando el priista Gustavo González Villaseñor, con una espectacular campaña, le ganó a la panista Eva Contreras Sandoval. Gustavo comandó la administración del 2004 al 2006 y el siguiente candidato del PRI fue Javier Bravo Carvajal que fue alcalde del 2007 al 2009. Le siguió Salvador González Reséndiz, el nada bien recordado “Chavita”, que gobernó la ciudad del año 2010 al 2012.

Por cierto, Gustavo no pudo dejar a su incondicional Juan Carlos Castro Almaguer y el “bueno” fue Javier Bravo en 2007.

Tanto el PAN como el “nuevo” PRI estuvieron en el poder nueve años cada uno; pero después llegó una máquina de hacer votos, El Mochilas, y derrotó con creces al priista Andrés González Palomera (hoy coordinador de campaña del Partido Verde). Ramón Guerrero dirigió los destinos de la ciudad del año 2012 al 2015.

Un dato curioso es que, en esta elección, el MC iba en alianza con el PT por la alcaldía de Vallarta, por lo que el abanderado del PT en ese entonces, Javier Pelayo Méndez, mejor conocido como “El Pitas Pelayo” fue regidor, bastante polémico en el pleno del Ayuntamiento y de no muy gratos recuerdos.

EL GRUPO VALLARTA Y LOS CONVERSOS

Así las cosas, Ramón Guerrero no pudo colocar a uno de sus incondicionales (Antonio Pinto) como candidato a la alcaldía por el partido naranja porque se le atravesó el famoso “grupo Vallarta” liderado por Arturo Dávalos Peña (presidente municipal del año 2015 al 2018), quien se convirtió en candidato y obtuvo una victoria significativa, muy por encima del priista Adrián Méndez González, mejor conocido como “El Archi”.

Dávalos Peña solicitó licencia y dejó por unos meses en la silla presidencial al hijo del panista Rodolfo Domínguez Valle (murió en el 2001), a Rodolfo Domínguez Monroy, que ya era converso azul al naranja.

Otro dato que no hay que dejar de lado y que no es un tema menor, sino que es importante para que los ciudadanos y, sobre todo, las nuevas generaciones o personas avecindadas en Puerto Vallarta lo sepan y estén informados, es que todos, o casi todos los políticos del MC surgieron del PAN; solo que después se convirtieron en naranjas, esto, cuando Acción Nacional le negó la candidatura al Mochilas para dársela a un tristemente célebre Humberto Muñoz Vargas, quien perdió la elección de manera vergonzosa en el año 2012 y, precisamente contra quien se convirtió en su acérrimo enemigo (“adversarios” les dicen), Ramón Demetrio Guerrero Martínez.

Pero bueno, estábamos con Arturo Dávalos. El ingeniero Dávalos contó con tanta buena suerte, que para los comicios del 2018 ya se había reformado la ley electoral y por primera vez se podía reelegir a los presidentes municipales, por lo que compitió otra vez y ganó la elección, no sin apuros y dificultades –al derrotar a la morenista Laurel Carrillo—para gobernar del año 2018 al 2021, aunque al final pidió licencia para contender por la diputación local, en donde perdió de forma sorpresiva con la novata Yussara Canales, la entonces candidata de Morena.

LA LLEGADA DEL PROFE… ¿DEBUT Y DESPEDIDA?

Lo que siguió ya lo conocemos ampliamente, en virtud de que, para los comicios del 2021, el triunfo fue para el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez, quien hace poco dejó como interino a Pepe Martínez para dedicarse de lleno a la campaña de su esposa, María de Jesús López Delgado –mejor conocida por el vulgo como “Chuyita” -- quien, como señalamos antes, podría convertirse en la próxima alcaldesa de este sufrido, pero famoso Puerto Vallarta.

Bajo este escenario y si seguimos la lógica del comportamiento del electorado vallartense en las elecciones pasadas, entonces es muy probable que Morena gobierne la ciudad otros seis años para completar el ciclo de los nueve.

Sin embargo, no todo está dicho, la moneda está en el aire, porque si analizamos el número de votos emitidos en los comicios anteriores, vemos que Morena con el profe Michel obtuvo 30 mil 689, seguido del Movimiento Ciudadano con Lupita Guerrero que sacó 27 mil 302 sufragios, una diferencia de tan solo tres mil 387 votos.

En la tercera posición quedó el Partido Verde con Luis Munguía como candidato, con 24 mil 609, lo que significa una diferencia muy corta de dos mil 693 votos entre el segundo y el tercer sitio; y de seis mil 080 entre el primero y el tercero.

Así las cosas, algunos observadores sostienen que en esta elección ya no va a contar tanto el efecto AMLO, pero otros dicen que la marca Morena está muy bien posicionada; mientras que otro grupo de opinadores comenta que por la tendencia de los períodos de nueve años que ha gobernado cada partido, la lógica es que Morena repita en Puerto Vallarta.

Solo algo extraordinario –como que dicha tendencia cambie—y errores garrafales en la operación política, pero sobre todo en la movilización de masas el próximo domingo 02 de junio, haría que Morena se derrumbara en Puerto Vallarta.

¿Usted qué opina estimado lector?... ¿Habrá debut y despedida… o continuidad de los morenos?

 

 

 

Visto 239 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412