giweather joomla module
Jueves, 29 Agosto 2013 01:38

El Jorobado de Notre Dame, El Mochilas y la función de Cabildo Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Julia Baumgarten

La orden del díaestaba para las 16:00 horas de la tarde, pero como ya es costumbre, el jorobado presidente comenzó su sesión previa dos horas antes de la sesión ordinaria y pública, tratando de ganar votos para el punto 7.6. “Contratar uno o más financiamientos en una o varias operaciones y pagaderos en un plazo de hasta 20 años”. Entre los alumnos de su escuelita, y ya conociéndolos, los cordelea. De uno por uno los llama, les explica lo que según él es lo mejor para Vallarta… la primera convencida es Candelaria Villanueva, ella si entiende al atribulado alcalde que solo quiere “el bien para Vallarta”.

 

--No te preocupes Ramón, cuenta con mi voto-, suelta Candelaria, y entonces automáticamente el cuerpo contrahecho del pobre alcalde se endereza un poquito y le sonríe a una de sus mejores alumnas: --gracias-- murmura y la despacha.

El gesto le cambia cuando llama a Susana Mendoza… “esa vieja que ya lo hartó con su necio comportamiento de  presidentita”. Con ella no halla la manera, no hay manera. El pecho del Mochilas casi pega con su escritorio decorado como oficina de bienes raíces… el peso del asunto lo vence… a pesar del aire acondicionado Ramón Guerrero suda y suelta:

--Mira Susana, ayúdame a conseguir dinero para hacer obra pública, tu sabes cómo es esto, sino conseguimos dinero en la banca, tendremos problemas millonarios que no podremos resolver–

--Convénceme Ramón, Vallarta ya no aguanta más deuda--, segura le responde la regidora del MC.

--Tu dijiste que pondríamos orden y no estás cumpliendo, no estoy convencida de que tu propuesta sea la correcta, hay que hablar con otras Bancos y ver a otros asesores de la  reingeniería financiera y ver eso del interés del 1.6% que, según tú, pagará Vallarta en 20 años—, le remacha Susana Carreño.

La regidora se levanta desesperada para fumarse un cigarro. Abandona el despacho de Ramón con el ceño muy fruncido y la boca apenas dibujada.

Ramón resuella… Pitas Pelayo le sigue y desde la puerta le dice: “Mira vale, conmigo no vas a tener problemas, yo voto lo que tú me digas, pero que sea para el bien de Vallarta…” Ni siquiera se sienta el regidor, no ocupa… ya lo dijo todo.

De cetrino color, prominente pansa y escaso trasero, el alcalde turista se pasea y habla por teléfono… No le salen sus cuentas, necesita todos los votos del MC a su favor, más uno de la oposición para que sea votación de mayoría calificada… y no lo está consiguiendo.

Su cálculo es: todos los votos del MC más uno de la oposición… y según trascendió, sería el del regidor panista Jesús Anaya Vizcaíno, pero para su mala suerte, del Mochilas, el edil Anaya no se presentó… Piensa en Agustín Álvarez Valdivia, del Partido Verde… el misterio crece, pero al final, Ramón Guerrero, el de Ayutla, no consigue sus votos… y luego de tres horas de desgastantes conversaciones con sus regidores, decide retirar el punto de la orden del día… lo dejará enfriar, quedando 7.5 puntos de acuerdo en la orden del día que desahogar, los cuales todos fueron votados a favor en mayoría simple. Los de oposición votaron en contra y se abstuvieron en otros. 

El regidor del PRD, Miguel Ángel Yerena Ruiz no se cansa de ventanear la ignorancia y  la incompetencia de los regidores del MC, incluyendo al alcalde.

Según justificó: “No es que quieran votar en contra de todo, lo que pasa es que los asuntos llegan muy mal trabajados, muy mal presentados y muy mal investigados…”

O sea que muchos de los problemas de Vallarta son por la falta de profesionalismo, de conocimientos y de malicia política; todos los documentos llegan con faltas de ortografía, redacción y de cuerpo, el Ayuntamiento adolece pues de buenas secretarias ejecutivas, de buenos asesores, adolece de estilo, ya que todo en la vida es cuestión de estilos, el que nos gobierna ahora tiene muy mal estilo…

Los ciudadanos que asistieron a la sesión supieron de la falta de respeto del alcalde para el pueblo, al citar a una hora y comenzar cinco después. Los ciudadanos conocieron cómo son los encuentros entre partidos e intereses; los ciudadanos asistentes supieron qué es y a qué sabe ser gobierno.

Los ciudadanos supieron que no es fácil gobernar a un pueblo sin un plan A, B, y C…  ¿sería mucho pedir que el alcalde fuera más profesional y convocara a las sesiones previas con tiempo, con la información adecuada, con los elementos necesarios para contestar todas las preguntas de los regidores?

Estamos convencidos que el tiempo es oro, entonces, porque este señor lo desperdicia empantanándonos a todos en un mal estilo de hacer gobierno y un pésimo sistema de administrar.

Ramón Guerrero  es el patriarca de una tribu de incultos y muy ignorantes actores temporales de la administración pública… que pena.

CAMPAMENTO DE HUNGAROS  

En política nada está demás, así que al saber que los ciudadanos asistirían a la sesión ordinaria, El Mochilas le encargó a su dizque regidora de choque, Doris Ponce, que se organizara con la gente de su papá para que arrimara un grupo de apoyo a la sesión… y así fue como un grupo de hombres obreros que aguantaron parados toda la sesión, que citaron a las 16:00 y comenzó a las 21:00 horas --sin tratar el punto 7.6, el más importante para El Mochilas-- apoyó con aplausos todas las votaciones a favor.

Entonces la sesión ordinaria del martes 28 de agosto que llegó con 7.6 asuntos que tratar, comenzó cinco horas después, sin el último punto, el 7.6, que se trataba de estirar la deuda que heredamos de Javier Bravo y conseguir con ello unos millones para que esta administración pueda hacer obrita.

El Mochilas no consiguió los votos necesarios, o mejor dicho, ya perdió tres votos de sus alumnos, de la escuelita del MC, el de Susanita, el de Betito G --que Susanita lo orienta y hace lo que ella decide-- y el del sombrero, Otoniel Barragán, quien por cierto ya desarrolló un tic nervioso, seguro por tanta tensión política.

EL PAYASO DEL CIRCO

Sin duda es Humberto Gómez Arévalo, un tipo al que no le da pena jotear en pleno salón de Ayuntamiento y hacerse el simpático con los de oposición, mientras ofende a las mujeres que le asisten en su mini cubículo. Este tipo que por desgracia es el regidor de cultura para vergüenza de la comunidad, es tan ignorante que grita a los cuatro vientos que él es regidor de cultura porque estudió “cultura de belleza”, que solo ha leído un libro que lo emocionó de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, que no sabe la diferencia entre arqueología y ecología… ya que sin empacho alguno y queriendo quedar bien con el Dr. Camacho, presidente del CECA, dijo que un domingo limpiando su corral, se halló unos monos y unos metates “ecológicos”.

Y que lo que más le interesa organizar en cultura, es el carnaval del año que entra; que tiene un “amigo que hace manualidades”; que trabaja tan bonito que hizo una réplica de la campana de dolores tan bien hecha que es igualita, y que se la pedirá prestada para ponerla el 15 de septiembre para el grito, para que luzca al alcalde pero… es de Unicel… --no importa, aclaró el regidor-- porque ya se puso de acuerdo con el cura de la Iglesia de Guadalupe para que se repiquen las campanas…  y la de Unicel solo sean un adorno muy bonito…

¡!!Que tul tan azul…!!¡

 

Visto 2233 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412