giweather joomla module
Lunes, 24 Junio 2019 13:12

En lo oscurito cambian destino de tierras ejidales para urbanizar la montaña de PV con el proyecto “Haciendas Conchas Chinas”

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Con el lema “Honradez, Responsabilidad y Trabajo nos Respaldan”, Samuel Aguilar Fletes pretende ser otra vez presidente del Ejido Puerto Vallarta, núcleo en el que, junto con el cacique Esteban García Aréchiga, han cometido una serie de fechorías en perjuicio de decenas de ejidatarios que han sido desplazado de las asambleas para sacar adelante proyectos tan ambiciosos y voraces como el denominado “Haciendas Conchas Chinas” que se pretende desarrollar en la parte alta del fraccionamiento Conchas Chinas, es decir, en plena zona montañosa, y cuya comercialización les dejaría enormes ganancias económicas.

En lo oscurito, y casi en secreto, el 25 de mayo del año 2014, las autoridades del Ejido Puerto Vallarta, cuyo presidente era precisamente Samuel Aguilar Fletes, convocaron a una asamblea general para, entre otros puntos, someter a aprobación el cambio de destino de tierras de uso común a asentamientos humanos y sus respectivos planos.

Asimismo, se votaría la delimitación, destino y asignación del área de los supuestos asentamientos humanos.

A dicha asamblea asistieron solo 184 de los 244 ejidatarios con derechos vigentes, quienes, sin oponer ninguna resistencia, ni solicitar una explicación u opinión de los alcances de estos puntos de acuerdo, votaron por mayoría lo que previamente se había cocinado tras bambalinas.

ABREN LAS PUERTAS PARA URBANIZAR LA MONTAÑA

De esta manera, y exhibiendo una ignorancia grosera sobre el tema, los 184 asistentes a la asamblea del 25 de mayo del 2014 le abrieron las puertas a un megaproyecto inmobiliario que se pretende construir en la montaña de Puerto Vallarta, en las parcelas conocidas como Conchas Chinas I y Conchas Chinas II.

Pero como Esteban García Aréchiga –quien es el que realmente mueve los hilos del ejido Puerto Vallarta—y su incondicional, Samuel Aguilar Fletes siempre les han mentido a los ejidatarios para salvaguardar sus propios intereses, afirmaron que el cambio de destino de las tierras de uso común –cuya extensión es de más de 43 hectáreas—era porque ya había asentamientos humanos en las dos parcelas que conforman los predios Conchas Chinas I y Conchas Chinas II, lo cual es totalmente falso.

Sin embargo, nadie puso objeción y sacaron adelante este asunto para después preguntarles a los ejidatarios que, si estaban de acuerdo para llevar a cabo la delimitación, destino y asignación de dichas tierras, así como la titulación de derechos sobre solares, a lo que supuestamente todos respondieron afirmativamente.

QUE EL AYUNTAMIENTO OTORGÓ ANUENCIA

La mentira de Samuel Aguilar se fortaleció en esa misma asamblea, al “informarles” a los presentes que el Ayuntamiento ya había otorgado su anuencia municipal “para efecto de regularizar (sic) el desarrollo del asentamiento humano existente en la superficie de terreno conocida e identificada como Conchas Chinas I y II, es decir de las 30.86 hectáreas y 23.48 hectáreas respectivamente, que correspondían a las tierras de uso común del ejido.

Así las cosas, en esa misma asamblea se sometió a consideración la asignación de solares que resultaron del cambio de destino de uso común a área de asentamiento humano, y se mencionaron los nombres de las personas que resultaron beneficiadas con dicha modificación tierras.

Lo increíble de todo esto es que la mayoría de las personas a quienes les asignaron solares que ahora pueden vender en cualquier momento para construir el proyecto “Haciendas Conchas Chinas” en la montaña de Vallarta, no son ejidatarios, sino particulares.

En la lista aparece un extranjero de nombre Michael Ronald Rice McDonald con 10 solares o lotes que miden entre mil 442 metros cuadrados, hasta cinco mil metros cuadrados cada uno.

LOS BENEFICIADOS

Otros beneficiados son Erick Andrés Balboa García, César Armando Sánchez Álvarez, Heydi Yuridia Sauceda Valdez, Luz María de las Mercedes Cordero Gómez del Campo, Anabel González, Manuel Gómez Chavira, Alberto Alejandro Muñoz Plasencia, Adriana Israel Moreno Santiago, María Guadalupe Ortiz García, Teresa de Jesús Grande Santana y hasta Felipe de Jesús Aréchiga García, hermano del abogado Esteban Aréchiga y primos del cacique Esteban García Aréchiga.

Llama la atención que también están en esta lista de adjudicados Max Eduardo Lomelí Andrade con tres lotes de más de 11 mil metros cuadrados cada uno, y su presunta hermana Mariel Alejandra Lomelí Andrade con otros tres solares de entre nueve mil y mil metros cuadrados; así como una tal María Elena Andrade Rodríguez, supuestos hijos y parientes del ex perredista Maximiliano Lomelí Cisneros, quien al parecer es uno de los abogados del ejido Puerto Vallarta.

Del proyecto “Haciendas Conchas Chinas” y sus detalles, hablaremos en otro artículo, por hoy solo les podemos adelantar que se trata, en su primera etapa, de un desarrollo para construir 50 casas para 250 habitantes.

EL NEGOCIO DE SAMUEL AGUILAR

Lo más sorprendente de todo, es que el propietario de la parcela número 112 donde se tiene pensado construir “Haciendas Conchas Chinas” es el mismísimo Samuel Aguilar Fletes, según documentos que obran en poder del reportero.

En otras palabras, Samuel Aguilar Fletes aprovechó su puesto como presidente del Comisariado Ejidal del Ejido Puerto Vallarta en mayo del 2014 para sacar adelante los acuerdos –sospechosamente por mayoría— donde se votó a favor el cambio de destino de tierras de uso común a asentamientos humanos… ¡pero de sus propios terrenos ejidales!, con lo que habría hecho un millonario negocio en la asignación (quizá fueron ventas directas y pago de favores en especie) de solares a personas ajenas al núcleo ejidal.

Cinco años después, Samuel Aguilar regresa para tratar de jugarle otra vez el dedo en la boca a los ejidatarios, pues mañana miércoles habrá elecciones internas en el ejido Puerto Vallarta y él encabeza la planilla roja en donde sin ningún asomo de vergüenza, presume “Honradez y Responsabilidad” y en cuya propaganda promete, entre otra cosas, que se acabarán los castigos (sic) a todo ejidatario con sus derechos debidamente reconocidos; que habrá aire acondicionado en el salón ejidal, que instalará un consultorio médico y que va a dar dinero a los de la tercera edad… Ah, y echar a funcionar el proyecto de la camaronera para sacar recursos y repartir en cada asamblea.

Y bueno, por lo que se observa, Samuel Aguilar quiere regresar a la presidencia del ejido para seguir haciendo negocios millonarios sin informar a los ejidatarios ni repartirles las ganancias que por derecho les corresponden.

Veremos si mañana los ejidatarios votan por más de lo mismo y se hunden en el pantano de la corrupción, o dan un vuelco y le ponen un alto a los saqueadores del ejido Puerto Vallarta.

Visto 2608 veces

Lo último de Súper Administrador

Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412