giweather joomla module
Jueves, 28 Febrero 2019 05:25

Menores ‘secuestradas’ habrían sido enganchadas por presunto vendedor de drogas; el caso de Jazmín y otras

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

El caso de las menores que han sido reportadas como desaparecidas y secuestradas en la colonia Cinco de Diciembre de Puerto Vallarta, habrían sido enganchadas por un presunto vendedor de drogas de nombre Hugo, ya que las adolescentes tenían días o quizás meses con la amistad de este hombre, y era frecuente verlas con el sujeto en varias calles de la zona.

Son niñas que rondan los 14, 15 y 16 años las que hacían ronda con el tal Hugo y quizás sus padres no sabían o no estaban enterados del tipo de amistades que tenían sus hijas; pero los vecinos y comerciantes de la colonia las veían muy seguido compartiendo y divirtiéndose con esta persona, sobre todo por la calle Guatemala y San Salvador, Niños Héroes y Emiliano Zapata.

No fue hasta que desapareció Jazmín la semana pasada, en que el Colectivo de Mujeres de Puerto Vallarta comenzó a buscarla, tanto a ella como a otras jóvenes que no se han encontrado o no han llegado a sus casas.

De esta manera, el Colectivo de Mujeres comenzó a repartir folletos en la colonia Cinco de Diciembre –donde fue vista por última vez Jazmín—con el rostro de la adolescente y al pasar por la calle Emiliano Zapata en su cruce con Niños Héroes, a unos pasos de la Escuela Técnica Industrial (ETI) 3, una femenina reconoció a la menor, dijo que ya la había visto y que sabía en donde estaba.

EL "RESCATE"

Fue así como el Colectivo de Mujeres localizó y encontró a Jazmín en una vivienda de la calle Emiliano Zapata –ya en la colonia Valentín Gómez Farías-- que fue reventada por policías investigadores, quienes detuvieron a ocho personas, entre hombres y mujeres y ‘rescataron’ a la menor que estaba desaparecida desde hace varios días.

Al parecer se trata de un grupito de sujetos que engancha a adolescentes. Primero se las hacen amigas, las invitan a fiestas, a beber y quizá hasta drogarse, para después retenerlas contra su voluntad u obligarlas a hacer cosas indebidas y finalmente privarlas de su libertad, aunque no siempre es así, pues muchas de las veces las muchachas van por voluntad propia.

Vecinos de las calles aledañas a la ETI comentaron que el fin de semana pasado y otros días, durante la noche se escuchaban gritos desesperados de mujeres o niñas a las que se pensaba les estaban haciendo algo, pero luego todo se quedaba en silencio y no le daban mucha importancia.

LOS GRITOS DE DOLOR Y DESPUÉS EL MISTERIO

Hace un mes aproximadamente, vecinos de una finca de la calle Hidalgo en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la iglesia de Guadalupe, reportaron a la policía los gritos de llanto y dolor de una mujer a la que le estaban haciendo algo en un cuarto, incluso tomaron un video donde se escucha a una dama quejándose en forma alarmante, como si la estuvieran ultrajando, pero cuando llegaron los policías municipales, no encontraron nada.

Ese día no se pidió apoyo a la fiscalía y el domicilio de donde provenían los gritos nunca fue supervisado, pues nadie abrió la puerta y nunca se supo qué fue lo que sucedió ahí adentro.

En el caso de Jazmín, los policías investigadores van a indagar todo, incluso las amistades de la muchacha, como el tal Hugo, al que dibujan como un “chapulín” en la venta de drogas al menudeo.

De hecho, se presume que este personaje ya había tenido problemas con otros sujetos y que supuestamente lo amenazaron por andar vendiendo drogas.

Se dice incluso que alguna vez apedrearon la casa de este tal Hugo y hasta le tiraron unos balazos.

Vecinos de una calle que cruza con la Guatemala seguido veían al tal Hugo meter muchachitas a su casa, y después se iban juntos a los cuartos donde hoy encontraron a Jazmín.

Se cree que, a raíz de los problemas de este sujeto, varias chicas desaparecieron, pero no se sabe si las levantaron sus enemigos, las asesinaron o las tienen en algún otro lugar, como una morenita que tampoco aparece y ya es buscada en redes sociales.

EL PICADERO DE LA CALLE EMILIANO ZAPATA

Por cierto, el señor que renta los cuartos donde encontraron hoy a Jazmín, ya estaba harto de sus inquilinos, toda vez que hicieron del lugar un auténtico picadero, y se conoce que ahí también iban las menores, por voluntad propia o contra su voluntad, como esta vez que Jazmín duró muchos días sin llegar a su casa y ya estaba en calidad de desaparecida.

Los padres de familia deben tomar muy en serio esta problemática y checar todos los días con quién se juntas sus hijos e hijas, pues está el antecedente de otra muchachita que era novia del hijo de la dueña de la cantina “Maracaibo” (un muchacho muy agresivo y problemático) y que se suicidó estando embarazada, al saber que a su pareja lo habían desaparecido.

El caso de Jazmín va a dar mucho de qué hablar, pues también ha trascendido que sus padres la golpeaban y que ella ya se había escapado en más de una ocasión de su casa, por lo que la versión del “secuestro” se comienza a desvanecer.

Podría tratarse de menores con problemas familiares, que en la calle encuentran salidas fáciles, como lo fue juntarse con el tal Hugo y sumarse a su flotilla de chiquillas que, a esa edad tan corta, no saben lo que hacen.

El DIF Municipal va a tener mucho trabajo estos días, ya que no se entiende cómo es que tantas adolescentes andan en presuntos malos pasos y los programas familiares no las rescatan de las garras de la calle.

 

 

 

 

Visto 11905 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412