giweather joomla module
Jueves, 23 Julio 2020 02:23

Sin rastro de Neto y Martín, jóvenes de PV desaparecidos; pero ubican pozo en granja de Coyuca de Benítez Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(7 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Las autoridades ministeriales del estado de Guerrero no han trabajado bien en la búsqueda de los jóvenes de Puerto Vallarta, Ernesto Quinard Valdez y Martín Hernández Valdez de 30 y 32 años, desaparecidos en el municipio de Coyuca de Benítez, a donde fueron citados –el pasado 17 de mayo--, por Reyna Mejía García una presunta trabajadora sexual que se hizo novia de “Neto” y a quien le informó que estaba embarazada.

Hasta el momento, cuando han pasado 68 días, no existe rastro sobre el paradero de los dos muchachos vallartenses que, al parecer fueron citados con engaños por Reyna Mejía García y allá los desaparecieron, ya que el auto en que viajaron apareció quemado días después, pero sin ningún ocupante.

En investigaciones que ha seguido este medio de comunicación, se ha podido establecer que la última ubicación que se tiene del teléfono celular de “Neto” es una granja donde vivían los padres de Reyna Mejía García y en ese lugar había un chiquero con un pozo profundo en donde arrojaban las heces de los puercos, pero el agujero fue tapado recientemente con tierra y cemento.

Si alguna autoridad ministerial o policías investigadores acudieron a la granja de los papás de Reyna, quizás no se percataron de este detalle. Sin embargo, un informante nos dijo que la policía tiene que abrir ese pozo para ver qué hay adentro, ya que resulta bastante sospechoso que lo hayan cubierto.

EL POZO

Nuestro informante nos envió incluso fotografías donde presuntamente se ubicaba el pozo que era usado para arrojar los desperdicios fecales de los puercos y cree que algo esconde la familia de Reyna Mejía.

Por esta fuente, se supo también que las hermanas Reyna y Bibiana les habían ocasionado muchos problemas a los padres, que incluso Reyna le robó un dinero a su mamá o que le dejó una deuda, que por ello la madre ya no quería saber de ella.

Que la mamá sabía que Reyna se prostituía y manejan la hipótesis de que la misma Reyna le dijo a alguien mentiras, como que los muchachos de Puerto Vallarta la obligaban a prostituirse y que tenían un negocio de trata de blancas, y que quizás por eso les hicieron algo, en venganza.

También hay informaciones que indican que una de estas mujeres era un activista social en la comunidad, que era muy conocida en Coyuca de Benítez y que tenía buenas relaciones con autoridades y hasta con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

LOS HERMANOS

Se comenta que un policía de Coyuca vive actualmente en una casa que está calle arriba de la Granja de los padres de Reyna, a un lado de la capilla del lugar y que es amigo de la familia de Reyna, que por ello sus conocidos (entre ellos alguna autoridades) le habrían recomendado que se fuera de Coyuca, esto después de que los jóvenes vallartenses desaparecieron.

Otro hermano de Reyna, Brian que es el más joven de cuatro hombres, dice vivir en Guanajuato desde hace años, que casi no sabe nada de su familia, pero que forma parte de la Guardia Nacional y que es un buen muchacho, el más centrado de todos; mientras que otro, que se lllama José Pablo pertenece al ejército. El tercero es Santiago, él ha vivido alejado de su casa y su familia;  y uno más es Nicanor Mejía (a) Niko, presunto adicto y con antecedentes menores en Estados Unidos, él tenía más contacto con las dos hermanas, quienes se presume viajaron a Penjamo, donde al parecer el mismo Niko es encargado de una tienda de conveniencia, un Oxxo, y de ahí las muchachas se fueron a Tijuana a esconderse

El padre de Reyna y Bibiana es un hombre de condición humilde y trabaja en el cementerio local, y la mamá es ubicada en una casa modesta en Querétaro.

Nuestro informante dice que en la granja hay un rifle, que la policía debe revisar bien, pero recomienda a la familia de Neto y Martín que no confíen en la policía de Coyuca ni en las locales, que pidan ayuda a las autoridades federales para que cateen la finca.

LA PRIMA

Por otra parte, nos contactó vía telefónica una mujer que dijo llamarse Ángela Celene Méndez; se presentó como prima de Reyna Mejía y de buenas a primeras dijo que Reyna estaba desaparecida, que no sabían nada de ella, pero minutos después, en mensajes hechos desde el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. el martes 21 de julio, dio a entender que Reyna ya estaba muerta, que habían ido al Servicio Médico Forense (Semefo) y que hasta la habían exhumado (desenterrado), pero no aportó ninguna evidencia.

Al contestarle por la misma vía que había muchas inconsistencias en lo que decía, la tal Ángela Celene se molestó y respondió: “Y tú quién eres cielo, ¿sabes que con tu publicación es difamación? Y si te puedes dirigir a la fiscalía de Puerto Vallarta y ahí tu averiguas, ¿o quieres ir conmigo…? ¿usted es detective?”

“Todo es algo muy delicado sabes, a Reyna ya le dimos sepultura, pero mandamos hacer análisis para saber si era ella”, manifestó.

 

También reveló en los correos que “los padres de Reyna son unos campesinos que viven de sembrar, personas humildes, ¿sabes que les pasó hace una semana atrás?, los golpearon y los dejaron tirados, el señor es discapacitado no tiene un ojo, ¿crees que está bien, que solo por tener contacto con quién sabe quién puedan hacer este tipo de cosas?”.

LA DESAPARICIÓN DE REYNA

“Nuestro caso está nacional y también lo lleva la CNDH, tenemos una abogada que está llevando el caso, y en Puerto Vallarta la que llevaba el caso era la abogada Alejandra Covarrubias Tovar”

“Tenemos acceso también a lo que fue su cuenta de Google, es por eso que sabemos algo de lo que posiblemente pasó”, relató en sus correos enviados al reportero la que dijo ser prima de Reyna Mejía.

En este sentido, la supuesta prima también envió documentos que parecen oficiales, donde denuncian la desaparición de Reyna Mejía, pero la denuncia la hicieron el 17 de junio de este 2020 en la Unidad Estatal de Búsqueda de Personas no Localizadas, en la Fiscalía de Baja California.

La que reporta la supuesta desaparición de Reyna es Bibiana, su hermana. En el documento declaró que “el 25 de mayo del 2020 recibió una llamada de su hermana Reyna Mejía García de 29 años, quien vive en Puerto Vallarta y quien se encontraba embarazada, misma que le dijo que se iba a ir a Acapulco, Guerrero a aliviarse, ya que le faltaba una semana, y desde esa fecha desconoce el paradero de su hermana”.

LAS CONTRADICCIONES

Lo anterior no coincide con los hechos, ya que fue la propia Reyna Mejía la que le llamó a Ernesto para que fuera a visitarla a Coyuca de Benítez, lo que hizo junto con su amigo Martín el 17 de mayo, por lo que es casi imposible que ella, Reyna, estuviera en Puerto Vallarta el 25 de mayo”.

Por otra parte, la denuncia de la desaparición de Reyna Mejía se hizo 24 días después –el 17 de junio-- de que ella le llamó a su hermana Bibiana… ¿por qué tardó tanto tiempo en acudir a las autoridades?

El 24 de junio, el portal www.agenciairza.com, manejó una nota sobre la presunta desaparición de Reyna. Lo más interesante, es que en el escrito la señora Rosalba García pidió la ayuda de las autoridades y de la población para localizar a su hija Reyna Mejía “pues desde finales de mayo no saben nada de su paradero”.

“Dijo que son originarias de Coyuca de Benítez, y que con su hermana la joven Reyna Mejía se fue a Tijuana, Baja California, a trabajar en una fabrica de ropa y que su otra hija (Bibiana) le habló por teléfono para informarle que no sabía nada de Reyna desde el 27 de mayo”.

DESDE GUANAJUATO PARA LA CNDH

Ahora bien, el 28 de octubre del 2019, Reyna Mejía supuestamente interpuso una denuncia –desde Irapuato, Guanajuato—en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (el documento no tiene sello de recibido) donde hace graves señalamientos contra la familia de su novio Ernesto y en donde afirma que no la dejaban salir del lugar donde se prostituía… pero sí tuvo tiempo para ir a Guanajuato… ¿entonces, la dejaban salir o no?

El 31 de octubre del 2019 –tres días después—Reyna Mejía acudió a la Agencia del Ministerio Público adscrito al Centro de Justicia para las Mujeres en Puerto Vallarta, donde pidió protección porque, aseguraba, estaba recibiendo agresión psicológica, física y sexual de parte de la familia de su novio Ernesto.

Lo anterior no se ha podido comprobar y se cree que Reyna Mejía hizo estas acusaciones para afectar a la familia de Ernesto porque se oponían a su noviazgo, pero el Ministerio Público es quien lleva las indagatorias.

Así las cosas, hoy tenemos a tres desaparecidos (y la hermana Bibiana que no se sabe dónde está) en una historia que puede estar escondiendo muchas cosas y que pueden ser reveladas y o descubiertas en cualquier momento, sobre todo si las autoridades ministeriales hacen bien su trabajo y revisan con lupa la granja de los padres de Reyna, que ahora está abandonada con un pozo cubierto con cemento.

 

 

Visto 5111 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412