Miércoles, 21 Octubre 2020 01:06

Denuncian abusos vs empleados de “La Madalena”, donde subchef Carmen presume que el negocio es de “los malosos” Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Una serie de abusos en contra de los trabajadores del restaurante bar “La Madalena” son los que se cometen todos los días sin que inspectores de la Secretaría del Trabajo detengan este tipo de explotación laboral que raya en lo ilegal y que es permitido por cámaras empresariales, sindicatos y autoridades de los tres niveles de gobierno.

Es tan humillante el trato que le dan a los empleados, a quienes tratan con la punta del pie, que les descuentan de su nómina todas las mermas que se originan en el restaurante, aunque no sea responsabilidad de los trabajadores.

La villana es una tal Carmen Aguilera, quien se autonombra sub-chef de “La Madalena”, toda vez que es esta mujer quien comete toda clase de abusos en contra de los trabajadores, sobre todo los de primer ingreso (algunos al parecer son menores de edad o con los 18 años recién cumplidos), a quienes hacen trabajar más de 12 horas sin retribuirles su salario completo o íntegro, pues siempre les descuenta uno o dos días y utiliza el dinero que se junta de la propina para pagar las “mermas” o “faltantes” que, a su juicio, es por culpa de los empleados.

Es tan abusiva la tal Carmen Aguilera, que se jacta de trabajar en uno de los restaurantes más influyentes de Puerto Vallarta, donde nadie les hace nada porque sus patrones “pertenecen a los malos”, les advierte a algunos de los pobres trabajadores que laboran en condiciones de amenazas e intimidación.

LA PETULANCIA DE CARMEN AGUILERA

En otras palabras, esta petulante mujer, Carmen Aguilera, amenaza a los empleados para que no digan nada de la explotación laboral que se comete al interior de “La Madalena” porque, según dice ella,  los dueños del establecimiento pertenecen al crimen organizado; aunque en Puerto Vallarta todos sabemos que el propietario de este establecimiento comercial es el empresario originario de Tepic, Juan Altamirano y su hijo del mismo nombre, a través de la razón social Strana SA de CV y o Grupo Alme; dueño también de Six, Code y Pulse.

Trabajadores y ex empleados de “La Madalena” cuentan que esta sub-chef Carmen Aguilera los culpa de todo para descontarles sus salarios. Por ejemplo, es ella quien se encarga de pasar listas de lo que, según hace falta para rebajarles el sueldo, como la proteína o verdura que les exigen tener de reserva por si se ocupa, pero si se echa a perder, se las descuentan.

Es tal el abuso, que si los trabajadores se esmeran y cuidan que dicha proteína y verdura no se eche a perder, de todos modos, se las descuentan, con el argumento de que “se echó a perder”.

Pero no solo eso, sino que también les descuentan platillos completos “por no tener listos los ingredientes”. De esta manera, si un cliente llega y ordena camarones que lleven un ingrediente especial y en ese momento el empleado no lo tiene a la mano, les rebajan el platillo completo que a veces cuesta entre 300 y 600 pesos.

ELIANETH Y SU PAGADORA

La proteína –explican los afectados-- es el camarón, salmón, pescado o carne, el cual se cobra a precio de platillo si llegara a echarse a perder… o si se “pierde” “como ocurre (a juicio de la sub-chef Carmen, quien culpa de todo a los trabajadores) comúnmente”.

Así las cosas, si un camarón, pescado o carne se echa a perder por descuido de la empresa, es al trabajador a quien le descuentan a precio de platillo de su salario.

La cómplice de Carmen Aguilera es una tal Elianeth de León, administradora de “La Madalena”, quien es la que lleva inventarios y la que deposita a una empresa Pagadora (de outsourcing) el sueldo de los empleados, pero ya sumamente reducidos por los descuentos ilegales.

Desde luego, la tal Elianeth de León se hace la occisa y simplemente se lava las manos cuando los trabajadores le preguntan el por qué les llegó tan reducido su sueldo. Ella le echa la bolita a la Pagadora, pero en realidad ella es la que los manda incompletos, con descuentos absurdos como 50 pesos por cada minuto tarde que supuestamente llegue el trabajador; o por cada minuto tarde lo penalizan con una hora más de trabajo.

Bajo este esquema abusivo, “La Madalena” condiciona a los empleados cosas como que, si en la semana un trabajador acumuló 20 minutos por llegar tarde, le proponen que si le descuentan los mil pesos de su sueldo o prefiere realizar 20 horas de trabajo gratis la próxima semana.

SE ROBAN LAS PROPINAS

El abuso es tan humillante y denigrante para los trabajadores como decíamos líneas arriba, que todo lo que se descompone de herramientas y aparatos como licuadoras u otros implementos de trabajo, el costo de la reparación se les descuenta a los empleados… ¡pero de las propinas!

Así, si un trabajador iba a recibir mil pesos de propina, al final solo recibe 200 o 300 pesos.

Y siempre hay pretextos para que la empresa se robe las propinas de los empleados, pues el dinero, se los quitan, hasta por los alimentos que el trabajador consume (cuando por ley y contrato colectivo sindical la empresa está obligada a proporcionar alimentos); también si se pierde un cubierto o si se quiebra un plato o un vaso, el perjudicado es el laborista.

Lo más aberrante de todo --y esto es para que intervengan de inmediato las autoridades de la Secretaría del Trabajo, la de Turismo y los sindicatos correspondientes—es que este negocio de Juan Altamirano les descuenta días trabajados a los empleados con el pretexto mentiroso de que “no checaron salida”, cosa que sí hacen quienes laboran ahí, ya que cuidan mucho este aspecto, el de checar entrada y salida, pero cuando reclaman les dicen que “quizás está fallando el checador”, pero el dinero nunca lo regresan, ni lo reponen.

¿Qué dice la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) sobre esta explotación laboral, sobre tener modernos esclavos que sostienen la industria turística de Puerto Vallarta?

¿Usted estimado lector, qué opinión le merece el trato que se le da a los trabajadores en lugares tan socorridos por el turismo como “La Madalena”?

Visto 4295 veces
Inicia sesión para enviar comentarios