giweather joomla module
Jueves, 31 Marzo 2022 00:38

Proyecto Natura, el desarrollo turístico habitacional que pone en riesgo la tranquilidad y ecosistemas del estero El Salado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Tres meses antes de que concluyera la anterior administración municipal, que comenzó Arturo Dávalos Peña y terminó Jorge Quintero del Partido del Movimiento Ciudadano (MC), la subdirección de Medio Ambiente,  a cargo en ese entonces del doctor Helios Hernández Hurtado, evaluó y resolvió a favor una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), condicionada, para que un particular comenzara a construir un desarrollo turístico habitacional en los linderos del estero El Salado; fuera del Área Natural Protegida (ANP), pero que en menos de nueve meses ha socavado la tranquilidad de toda la zona y talado árboles a su antojo.

Se trata del “Proyecto de Urbanización Distrito Natura”, cuyo promovente, Alejandro Cadena Gallardo, aprovechó el cambio de administración municipal para comenzar a desmontar un área de terreno de 136 mil 796 metros cuadrados que se ubica sobre la avenida Politécnico Nacional y que colinda con la colonia Educación y con el ANP del Estero.

Y si bien es cierto que se trata de una propiedad privada, el desarrollador ha incumplido con varias de las condicionantes que le impuso la subdirección de Medio Ambiente del Ayuntamiento, como la tala de árboles, el escurrimiento de aguas, el no arrojar basura y no dejar partes de maquinaria sobre el predio; no poner casetas sanitarias ubicadas en lugares inapropiados, etc.

EL AMBICIOSO PROYECTO

El proyecto de urbanización, que ya está en marcha, contempla la preparación del sitio para la introducción de calles y servicios y se estima que el desarrollo se construirá en un lapso de 12 meses, es decir, comenzó en diciembre pasado y a fines de este 2022 ya estaría listo para iniciar su urbanización.

Así las cosas, el 48 por ciento de la superficie total del desarrollo se destinará a área habitacional; el 17 por ciento a comercial; el 17 por ciento a área de cesión barrial; el 7.6 por ciento a vialidades y la afectación alcanzará el 8.6 por ciento del predio; dejando solo el 0.8 por ciento para área verde, según se desprende del oficio número DDUYMA/SMA/0615/2021 de la subdirección de Medio Ambiente, cuya copia simple está en poder de este medio de comunicación.

El documento, indica que “se estima que haya un proceso de consolidación y proceso de comercialización y adecuación de los cuatro locales comerciales y las dos subtiendas ancla”.

No solo eso, sino que además ya cuentan con dictámenes de trazos, usos y destinos específicos (expediente 04542/16 del 07 de octubre del 2016, expedido por la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Ayuntamiento), favorable para uso habitacional densidad alta, mixto distrital de densidad alta (edificios); espacios verdes y recreativos e infraestructura urbana.

En este sentido, el desarrollador va a comercializar lotes para que se construyan casas y departamentos que, sin duda van a afectar la tranquilidad del estero.

ESCONDEN LAS OBRAS

Ahora bien, este reportero acudió ayer al sitio en construcción para tratar de entrevistar al promovente del proyecto, al señor Alejandro Cadena Gallardo o en su caso a la bióloga responsable o algún vocero de la empresa, pero nos topamos con un sujeto nada amable que dijo que no nos daría nada de información por ser algo privado y que si quisiéramos, que pidiéramos la información por ley de transparencia.

La bióloga, más amable, estuvo a punto de decirnos dónde estaban las oficinas del “proyecto natura” para ir a entrevistar a Alejandro Cadena, pero el tipo mal encarado se interpuso y dijo que no nos darían nada de información; por lo que tuvimos que regresar por donde entramos, es decir, por un acceso que da a la avenida Politécnico Nacional.

LAS OMISIONES

Por ello, nos fue imposible conocer información detallada que viene en la resolución de la Subdirección de Medio Ambiente; como la que el desarrollador debió implementar un plan de manejo de arbolado al realizar el despalme, desmonte y limpieza del terreno.

Por el contrario, pudimos observar que, en la operación de desmonte, no se han respetado algunos lineamientos de la resolución y lo peor, es que el actual subdirector de medio ambiente, Ricardo Cerezo Ortiz, no pudo atendernos para saber si el desarrollador acató el dictamen, basado en el estudio respectivo, del desmonte del predio.

Lo anterior, no obstante, a que en el lote existe vegetación nativa y árboles principalmente de guamuchilillo, guamúchil, parotas, guácimas, sauces, higueras, palma de corozo, concha, zalate, rosa morada, etc.

ECOSISTEMA ALTERADO

Ahora bien, en cuanto a la fauna, el desarrollador justificó los trabajos de construcción a que el sitio del proyecto es considerado un “ecosistema alterado”, “ya que se encuentra conurbado a la ciudad de Puerto Vallarta”.

Por ello, no les importó afectar a especies protegidas por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, particularmente algunos reptiles como iguanas y lagartijas “identificadas como especies críticas en la estructura actual del sistema ambiental, cuyas poblaciones están siendo desplazadas”.

En cuanto a la generación de residuos líquidos, no se vio por ningún lado un sistema de drenaje y alcantarillado para enviar las aguas residuales de la etapa de operación a la planta de tratamiento del Seapal, como se indica en las condicionantes; tampoco mostraron los derechos de incorporación a la red municipal.

Asimismo, pudimos observar que no existe una vigilancia continua en las áreas cercanas al proyecto para evitar la captura, cacería y destrucción de nidos y crías por parte de los trabajadores de la obra, como se especifica en la resolución del Ayuntamiento, pues sólo hay un guardia de una empresa de seguridad privada para todo el desarrollo.

Y como si fuera una burla, adolecen de un programa específico de reforestación con especies nativas para el proyecto, ya que lo único que tienen son pequeñas plantas de vivero arrumbadas en un punto del predio.

Es claro que al desarrollador no le ha importado socializar el proyecto, por el contrario, huyen de los medios de comunicación, se esconden, realizan los trabajos atrás de una malla sombra verde para que los vallartenses no vean lo que se construye adentro y quizás para que nadie sepa que están incumpliendo las principales condicionantes que les dictó la autoridad municipal.

Por esto, en el siguiente artículo vamos a señalar las violaciones a dichas condicionantes que está realizando el desarrollo que, en poco tiempo va a afectar, de una manera u otra, todo el Estero de El Salado.

 

 

 

 

Visto 1133 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412