giweather joomla module
Lunes, 24 Octubre 2022 16:49

Una chica pre-pago y la mochila perdida de Salvador Llamas... en la escena del crimen Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

POR LA REDACCIÓN

Las investigaciones en torno a la ejecución del director del Seapal, Salvador Llamas Urbina, continúan por parte de la fiscalía de Jalisco, cuyo titular, Luis Joaquín Méndez Ruiz ofreció una conferencia de prensa el domingo, donde informó que por lo menos ocho personas participaron en el asesinato del también jefe de gabinete del Ayuntamiento de Puerto Vallarta.

Un dato esencial destacó en la rueda de prensa de ayer, y éste es el que no aparece la mochila que llevaba Salvador Llamas al ingresar al restaurante “Sonora Grill” de la colonia providencia de Guadalajara el viernes pasado.

Y es que en los videos que ya tiene en su poder la fiscalía, se puede apreciar el momento exacto en que Salvador Llamas arriba al establecimiento de comida, que son las 17:32 horas, y en su hombro derecho llevaba una mochila, artículo que se perdió después de que un sujeto le disparó a quemarropa.

La mochila no ha sido localizada y podría ser relevante en las investigaciones, subrayó el fiscal.

EL TERCER IMPLICADO

Según lo dicho por el fiscal, dos hombres llegaron cinco minutos después al restaurante y se sentaron con Salvador Llamas, pero un tercero entra de la mano de una mujer y éste habría sido el que dispara directamente contra el ex funcionario, ya que uno de los dos primeros salió del “Sonora Grill” y el que iba con la chica –de playera o suéter blanco-- es el que detona un arma de fuego contra Llamas.

De hecho, en los videos las autoridades observaron que esta persona, un hombre joven, después de la agresión, se agacha tras una especie de kiosco que hay dentro del lugar y se cambia la camisa para ponerse una roja y después escapa del sitio.

El segundo comensal, el que estaba en la mesa con Salvador Llamas, también huye, pero se topa con el jefe de escoltas del funcionario, con el ex comisario Luis Fernando Muñoz, a quien mata ahí mismo. Además, le quita el arma larga que traía el ex policía y con ella sale apuntando a los escoltas que esperaban afuera, quienes a su vez disparan contra el presunto delincuente y lo abaten a tiros.

En dicha rueda de prensa, una reportera le preguntó al fiscal si estaba detenida la mujer que aparece en el video junto con el presunto agresor, pero dijo que no.

Sin embargo, por trascendidos que se han generado en círculos policiacos y forenses, se dice que a ese establecimiento arribó una chica que dijo ser  pre-pago, dizque porque la habían citado ahí para un servicio y que ella –de nombre Kimberly N—llegó poco después de las 17:30 horas y buscó a dos hombres con los que iba, que pidieron de tomar algo y después vio que alguien comenzó a dispararle a un sujeto de complexión robusta, por lo que corrió, se tiró al piso y se escondió debajo de unas mesas.

HABLAN LOS EMPLEADOS

También se comenta que, al ser interrogados por la policía, algunos empleados comentaron lo sucedido.

Javier N (se cambia el nombre por razones obvias) un mesero del “Sonora Grill” habría dicho que aproximadamente a las 17:30 horas llegó un hombre de unos 60 años, robusto, alto y que 15 minutos después arribaron otros dos y después una femenina y que comenzaron a pedir de comer, y que al ir a atender más mesas escuchó detonaciones y se aventó al piso para cubrirse, sin apreciar características de los atacantes.

Otro trabajador –que tiene apenas ocho meses de laborar en el Sonora-- coincidió con su compañero en el sentido de que a las 17:30 llegó un sujeto de complexión obesa, que se sentó solo y que posteriormente llegaron dos masculinos más y enseguida se comenzaron a escuchar disparos, por lo que se resguardó en la cocina.

LA VERSIÓN DE LOS ESCOLTAS

En este contexto, en medios y grupos policiacos ha comenzado a circular información sobre lo que habrían dicho los escoltas lesionados que fueron trasladados el día de los hechos al hospital San Javier.

Por ejemplo, Rusbel N, policía de línea y comisionado como escolta del jefe Luis Fernando Muñoz, habría declarado a policías ministeriales que el 21 de octubre salieron temprano de Puerto Vallarta rumbo a Guadalajara, que iba en compañía de sus compañeros Mateo N, José N, Eduardo N, Eleuterio N y su capitán de escolta, Fernando Muñoz; y que una vez en la Perla Tapatía, se dirigieron al aeropuerto para recoger al funcionario que protegían, a Salvador Llamas Urbina, y que de ahí se trasladaron al domicilio del director del Seapal por la avenida Patria, en Zapopan.

Asimismo, que en la casa de Llamas lo esperaron una hora y media y que después salió el ex funcionario para ordenarles que fueran al restaurante “Sonora Grill”, a donde llegaron aproximadamente a las 17:40 horas, pero que después de unos 15 minutos, escucharon detonaciones de arma de fuego y otros compañeros les dijeron por radio que “habían tumbado al patrón”.

Los otros escoltas coincidieron en lo supuestamente dicho por su compañero; con la salvedad de que uno de ellos comentó que el jefe de escoltas, Luis Fernando Muñoz, les ordenó que nadie se bajara de los vehículos, que sólo permanecieran a la expectativa, mientras Salvador Llamas y Muñoz ingresaban al restaurante. Por igual, habría manifestado que poco después escuchan disparos y que afuera fueron agredidos por otros sujetos.

Las investigaciones continúan, asegura el fiscal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visto 1204 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412