giweather joomla module
Martes, 28 Mayo 2013 03:48

Impunidad en color rosa, la Cueva Gay de Fidencio Cuevas en la Zona Romántica

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
  • El ex presidente de la Asociación de Hoteles, ex ministerio público federal y miembro ilustre de la Asociación de Abogados de Puerto Vallarta, construye su segundo hotel con la razón social
    “Condominios Zona Azul” en clara violación al reglamento de construcción y sin importarle dañar la estructura del hotel vecino, “Casa Corazón”. Fue denunciado desde el año pasado y continúa afectando a los vecinos. La Procuraduría de Desarrollo Urbano pide al Ayuntamiento, que previo dictamen, proceda a la demolición de la obra

 

Por Jorge Olmos Contreras

Fidencio Cuevas Anaya es un abogado que siempre ha vivido en un ambiente de influyentismo e impunidad, entre abogados corruptos y otros no tantos; entre policías y agentes del ministerio público; entre políticos y entre empresarios que han visto el desarrollo de Puerto Vallarta hasta lo que es hoy, un pujante destino turístico. Sin embargo, aquí han encontrado el escenario ideal para hacer inversiones y construir hoteles, incluso  a costa de lo que sea,  violando la ley o no respetando los más elementales reglamentos de construcción.

Desde el año pasado, la sociedad Tres Corazones S.A de C.V., que es dueña del condominio “Casa Corazón”, de la zona romántica en la colonia Emiliano Zapata de Puerto Vallarta, denunció los excesos que estaba cometiendo Fidencio Cuevas con la construcción de su segunda cueva rosa, un hotel cuya obra está a medias y que se levanta bajo el auspicio de la firma “Condominios Zona Azul S. de R.L. de S.V., donde aparecen como dueños el propio Fidencio, su esposa María Auxilio O. y su hija Brenda Cuevas Auxilio, los mismos que administran el hotel Blue Chairs, antes “Puerto Vallarta Beach” hasta que se hizo exclusivo para el turismo Gay.

La queja se hizo primero ante el entonces alcalde, Salvador González Reséndiz, pero nunca hubo respuesta,  pese a que la apoderada legal de Tres Corazones, María Herlinda Belén Ruelas Santana, informó con detalles a la autoridad las afectaciones que estaba haciendo Fidencio Cuevas con su obra.

Belén Ruelas pidió a González Reséndiz que se revisara la obra del hotel “Zona Azul” y los permisos necesarios, porque además estaba dañando los cimientos del condominio aledaño y tapando la vista de “Tres Corazones”, pero nunca tuvo respuesta.

Las cartas llegaron a las manos de Salvador González el 17 de julio y el 25 de septiembre del 2012, pero el alcalde priista no contestó a las inquietudes de esta ciudadana. Por el contrario, Fidencio Cuevas se jactaba de ser muy amigo del papá de Chava, Rafael González Pimienta, y que por eso nadie le podía hacer nada, como en efecto sucedió.

Por ello, el 26 de diciembre del 2012, Belén Ruelas presenta formal denuncia ante la Procuraduría de Justicia de Jalisco (hoy Fiscalía) y lo hace saber al entonces procurador, Tomás Coronado Olmos, a quien le relata lo siguiente:

1.- Mi representada es propietaria del lote 02 manzana 509 donde se  encuentra la finca marcada con el número 176 de la calle Malecón, en la Colonia Emiliano Zapata, tal y como lo acredito con la copia certificada de la escritura pública número 2766, de fecha 23 de septiembre del 2011, pasada ante la fe del notario Público titular de la Notaría 7 de Puerto Vallarta, Elías Amezcua González, donde consta la transmisión de la propiedad del citado inmueble que anteriormente era materia de fideicomiso.

2.- Es el caso que desde hace algunos meses se comenzaron a realizar trabajos de construcción en un inmueble contiguo, mismo que está ubicado en la calle Malecón número 8, en la Colonia Emiliano Zapata, mismo que corresponde al Hotel denominado “Blue Chairs”, cuyo propietario o administrador de dicha persona moral lo es el señor FIDENCIO CUEVAS ANAYA. Sin embargo, hace unos días me percaté que al estar realizando trabajos de construcción, al estar realizando excavaciones, dañaron la cimentación del inmueble de mi representada ya antes citado, dejando algunos huecos en la misma, y pese a que les solicitamos a los empleados de dicha construcción que antes de levantar los muros colindantes con la propiedad de mi representada compactaran la cimentación que habían dañado, hicieron caso omiso, y pretendieron ocultar dichos huecos en la cimentación con el muro colindante, tal y como se advierte de las fotografías que adjunto a la presente denuncia adjunto como prueba, de donde se desprende los huecos o daño en la cimentación del inmueble propiedad de mi representada y el levantamiento del muro colindante con el que pretenden ocultar dichos daños.

3.- Es por lo anterior que me presento ante usted a denunciar dichos daños ocasionados al inmueble propiedad de mi representada el cual se encuentra habitado, en virtud de que los mismos pueden generar un riesgo en la estabilidad de dicho inmueble generado por el debilitamiento de la cimentación que puede poner en peligro la vida o la integridad de las personas que se encuentren en su interior, razón por la cual en estos momentos me querello en contra de FIDENCIO CUEVAS ANAYA y/o QUIEN O QUIENES RESULTEN RESPONSABLES en la comisión de dicho ilícito, solicitándole
respetuosamente a la Representación Social se sirva practicar a la brevedad posible la Inspección Ministerial de dichos inmuebles y los trabajos de construcción antes de que se concluya con el colado del muro colindante que ocultaría de manera definitiva los daños al inmueble de mi representada”.

Para el 31 de enero del 2013, Belén Ruelas se presentó ante la Agencia del Ministerio Público número tres de la delegación regional de Justica Costa Norte, a ampliar su denuncia de la averiguación previa 5688/2012 y en donde le hace saber al representante social que Fidencio Cuevas continúa haciendo daños a la propiedad “Tres Corazones”.

Le indica al MP que el 22 de enero Fidencio Cuevas continuó la construcción y que con la maquinaria con la que están trabajando, al remover tierra y escombros en la pared limítrofe con la
propiedad de mi representada, precisamente en una superficie aproximada de 10 metros, desde donde termina el muro de concreto que levantó en el límite de dicha propiedad junto con la construcción de dos plantas y hasta donde comienza la calle Malecón, dañó nuevamente parte de la cimentación del inmueble, así como inclusive de la acera de dicha calle, dejando a una zapata que soporta
gran parte del peso del inmueble, sin sostén alguno, ya que en ningún momento tomó las medidas necesarias para rellenar la cimentación dañada ni soportar el peso, pues solo se limitó a ordenar que se levantara una barda de ladrillo de block para tapar la visibilidad de la parte de los cimientos dañada, sin embargo, por algunos huecos en la barda se puede advertir claramente que tras
dicha barda se encuentra hueco por la caída de la cimentación.

Y añade: “Dicha barda que bajo ninguna circunstancia soporta el peso de la zapata que sostiene el inmueble Tres Corazones, sobre la cual existe un gran peso, ya que inclusive en la parte superior cuenta con una alberca, por lo que el daño provocado a la cimentación trae por consiguiente un grave riesgo estructural de deterioro y colapso”.

En esta parte, Belén Ruelas le pidió al MP que fuera al inmueble y diera fe y girara oficio al Director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forense a efecto de que se practicara un dictamen en materia de ingeniería Civil a efecto de determinar los daños causados a la cimentación del inmueble y los riesgos de un posible daño estructural o colapso; lo anterior en virtud de que la continuidad de la construcción haría nugatorio la Inspección y dictamen solicitado ya que se cubrirían las evidencias del daño a la cimentación.

 

CLAUSURAN EL TERCER NIVEL

 

Con la lentitud de la Procuraduría, cuyo personal apenas se iba a presentar a revisar el hotel dañado el siete de mayo, Belén Ruelas pidió la intervención nuevamente del Ayuntamiento, ahora representado por el alcalde del Movimiento Ciudadano, Ramón Guerrero Martínez, a quien el cuatro de octubre del 2012 solicitó lo mismo que a Salvador González, que supervisaran la obra de Fidencio Cuevas y que de no contar con los permisos y licencias de construcción y demolición, se clausurara la misma.

Le recordó al Mochilas que continúan de manera por demás irregular los trabajos de construcción de la finca, sin que el ingeniero Sergio Reyes, en calidad de Jefe del Área de Inspección y
Vigilancia de la Dirección de Planeación Urbana, ni los inspectores a su cargo hayan hecho algo por detener la obra, misma que no ha presentado la documentación que avale los trabajos que está realizando, y si lo ha hecho han pasado por alto tanto el personal de inspección y vigilancia como el mismo jefe de inspectores, esto debido a que no se respetó la restricción posterior de la
construcción y siguen construyendo con el consentimiento del mismo jefe de Inspección.

También le informó al Mochilas que el 04 de octubre, se presentaron dos inspectores, y después que sostuvieron una amena charla con Fidencio Cuevas y sin actuar conforme a derecho y acorde al Reglamento que los rige, se retiraron del lugar, bajo el argumento de que si cuenta con el permiso para hacer los trabajos que se realizan actualmente y que en función de ello no era viable ni procedente que actuaran en consecuencia bajo el auspicio de clausurar los trabajos ejecutados a la fecha, lo que de inicio, me causó  bastante extrañeza.

Fue de esta manera que el 08 de octubre tuviera una respuesta de la autoridad municipal, en un oficio que le envió el llamado Director General de Ecología y Ordenamiento Territorial, Francisco Javier Altamirano González, quien le informó a Belén Ruelas que el tres de octubre se presentaron en dicho lugar y que observaron que se realizan trabajos de demolición de casa habitación, de lo cual se solicitó Licencia y al no presentarla se procedió a dejar aviso preventivo número 17663.

En relación a la excavación mencionada, se verificó que ya ha sido rellenado debido a que el propietario argumenta que fue para sondeo, incluyéndole también en el aviso preventivo que deberán de implementar las medidas de seguridad en personal que labora en la demolición.

Dando seguimiento al procedimiento iniciado se realizó nuevamente visita de inspección el 04 de octubre observando trabajos de demolición de lo cual presentaron Licencia No. 3981/12, con el
concepto de Demolición en casa habitación con un total de 260.00 m2; también se observó que cuentan con las medidas de seguridad básicas para realizar dichos trabajos.

Procediendo a revisar la construcción posterior, se encontró inactiva, solicitando los planos, presentaron licencia de construcción No. 2145/12, detectando en ese momento que existe excedencia y construcción en restricción, por tal motivo se procedió a dejar acta número 00002 y orden de visita 00002 con apercibimiento de clausura para que realice el trámite correspondiente al cambio de proyecto, si se detecta que la obra reinicia los trabajos de construcción en esa área, se procederá a la clausura de la misma.

Posteriormente, el Ayuntamiento clausuró del tercer piso hacía arriba del nuevo hotel de Fidencio Cuevas, pero éste, en un claro desafío a la autoridad, echó otra loza de concreto, continúa con trabajo a altas horas de la noche y no ha reparado los daños a la cimentación del condómino “Tres Corazones”.

 

PROCEDE LA DEMOLICION

 

De última hora, en un oficio que le envía el Procurador de Desarrollo Urbano de Jalisco, Gabriel Ibarra Félix a Catalina Belén Ruelas Santana el pasado 17 de abril, le comunica que pidió al Ayuntamiento de Puerto Vallarta que si procede la demolición de lo que Fidencio Cuevas ha construido ilegalmente, que se haga.

El oficio dice:

“Se le comunica que recibimos su escrito en el que solicita la intervención de la Procuraduría de Desarrollo Urbano en un acto que considera fuera de le la norma urbana y es en relación a la propiedad ubicada en Malecón número 8, asentada en el lote número 7 de la manzana 509, actualmente identificado con el número 176, en la colonia Emiliano Zapata.

Menciona que en dicho predio se están realizando trabajos de nueva construcción que desde luego afectan la vista, la estructura, excediéndose en niveles, extralimitándose con lo permitido en el Dictamen de Trazos Usos y Destinos Específicos con número de expediente 0031/12, 0031/12, asunto 067/001AU-RN47/RG·0013112 de fecha enero del 2012, dictamen definitivo favorable asunto 067/00/AU·RN47/RG-0013/12; expediente 2145/12 y la licencia 2145/12, con número de oficio 3037/12 de fecha 12 de Junio del 2012, ya que están construyendo más niveles de los permitidos.

En virtud de que existe violación por parte del constructor, a lo aprobado por esta Dirección de Planeación Urbana del H. Ayuntamiento de Puerto Vallarta, Jalisco, en los documentos que se describieron en el párrafo anterior, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 17, 369 y 370 del Código Urbano para el Estado de Jalisco se le informa que se solicitó a la Dirección de Planeación Urbana lo siguiente:

1.- Se realice visita de Inspección a la finca para corroborar el dicho de la promovente Catalina Ruelas Santana

2.- En caso de ser necesario se determine y ejecute las medidas de seguridad, clausurando temporal o definitiva, total o parcial la obra o construcción, con el propósito de evitar daños mayores en los predios y fincas, ocasionando un deterioro en la calidad de vida del asentamiento humano, así como el desarrollo ya que está contraviniendo lo aprobado en las autorizaciones emitidas por Usted y que
aporta la c. Catalina Ruelas como prueba en éste Procedimiento Administrativo No Jurisdiccional.

3.- Por último y de ser necesario, inicie el PROCEDIMIENTO DE DEMOLICION previo dictamen técnico, ya que la obra en proceso de ejecución o ejecutadas, lo está realizando en contravención de especificaciones y ordenanzas estipuladas en las autorizaciones, demolición que será a costa del infractor y sin derecho a Indemnización”.

Visto 3748 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412