Tormentas Eléctricas

26°C

Puerto Vallarta

Tormentas Eléctricas

Humedad: 86%

Viento: 6.44 km/h

  • 22 Ago 2017

    Tormentas Eléctricas 28°C 26°C

  • 23 Ago 2017

    Tormentas Eléctricas 28°C 25°C

Sábado, 27 Mayo 2017 06:14

Salido de "La López" de Puerto Vallarta, dice que dará la sorpresa en Bahía

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Gerardo Sandoval Ortiz

En el convulsionado proceso electoral de Bahía de Banderas, el abanderado del PVEM a la diputación local por el distrito XVII, Luis Alberto Arrizón González atestigua que algunos compañeros de color y más pedacera se alían a los priistas, otros voltean al aliancista Jaime Cuevas Tello, pero él –Arrizón- se vitamina y refuerza sus intenciones de ganar la elección.

Roxana Pérez candidata por el Distrito XVIII, donde se ubican los poblados de mayor vocación urbana de Bahía de Banderas, Mezcales, San Vicente, El Porvenir, San José del Valle, Valle Dorado, renunció apenas se enteró del acuerdo de una fracción de “ecologistas” de apoyar al priista Héctor Santana. Pero Arrizón siguió entercado y dispuesto a salir a la otra orilla y reafirmar su popularidad en los poblados de la costa. Es en esos centros poblacionales donde presume tener el mayor respaldo y en donde le darán el triunfo, dice el vecino de El Guamuchil.

Luis Alberto Arrizón es hermano del ingeniero Víctor Arrizón, los dos conocidos promotores del deporte en ambos lados del río Ameca, uno en el futbol y el ecologista en el Voleibol. Aún conservan la casona de sus padres en la colonia López Mateos donde vivieron en la época negra, cuando “el deivi de la López” dominaba el barrio. Luis Alberto es egresado de la carrera de contaduría pública por la Universidad de Guadalajara, estudios concluidos justo cuando en Puerto Vallarta se abría el CUCosta en Ixtapa.

Pues bien, de los templados climas del cerro de El Guamuchil, Luis Alberto bajó a los pueblos y realiza campaña. Las propuestas del Partido Verde Ecologista le llenaron sus ojos y su amigo el diputado local Álvaro Peña lo animó a meterse a la política. Los vaivenes de sus compañeros lo confunden pero entiende esa forma de hacer política pues a él nadie ni nada lo perturba en su vocación por trabajar para sus vecinos.

Si en Puerto Vallarta el PVEM es para el PRI el aliado incómodo y jamás aceptado por la militancia, en Bahía de Banderas ha sido invitado por Héctor Santana, precisamente por la aportación real de votos que pudieran significar la diferencia entre el triunfo y al derrota en las urnas. Si el abanderado priista imploró y rogó a un grupito morenistas, los amigos del abogado Enrique Téllez, a los ecologistas les hizo fiesta.

Bahía de Banderas fue uno de los seis municipios dejados fuera de la coalición pero a diez días de la jornada electoral, los priistas se acercaron para negociar una alianza de facto. La razón es simple, el PRI desdeñó negociar coalición en Bahía de Banderas pero el encarcelamiento del padrino de Héctor Santana, Edgar Veytia fue de mayúsculas proporciones que uno de cuatro votos “amarrados” los perdieron y se inclinaron a favor del aliancista Jaime Cuevas Tello, el ex alcalde que busca repetir y colocado como la peor amenaza para el tricolor.

Es cierto, el PRI ha tomado pedaceras de otros partidos y el mejor ejemplo lo son el grupito de maestros borregueados por Toño Plácito, la docilidad de una fracción de ecologistas y la entrega de la pandilla del hermano investigador del CUCosta, Jorge Téllez López. Eso sí, el cuñado de Héctor Santana, Gustavo Paredes reafirmó su apoyo al enemigo de Santana, a Jaime Cuevas Tello. Laura Amaral, quien aspiró a la sindicatura, también apoya a Cuevas y se negó respaldar al priista Santana. Gustavo Paredes es uno de los tres “candidatos” apuntados por el PVEM a la alcaldía de la próspera municipalidad y rechazados por la dirigencia estatal y nacional, la elite que dio luz verde a la alianza de facto con el PRI.

Cuando mencionamos la vacilada de Téllez omitimos deliberadamente a Darío González pues es sabido este personaje es un priista incondicional de Santana “el honesto” que cumplió a cabalidad la función de esquirol al infiltrarse en Morena para dividirlos y atraerlos al PRI. Esa tarea hizo y exhibió a Téllez como un aprendiz de la política.

Entonces, si Roxana Pérez reaccionó renunciando a la candidatura verde a modo de repudió a Santana, Arrizón lo tomó de mejor manera, no se distrajo en naderías y continuó su recorrido por los poblados de la costa, Valle de  Banderas, la franjita de fraccionamientos de San José del Vale, San Juan de Abajo, El Colomo, El Coatante, Los Sauces, La Fortuna y la puntilla del municipio, Aguamilpa y El Ahuejote.

Nadie sabe a ciencia cierta a donde apuntan los momios pues nadie ha ordenado levantar una encuesta seria, científica y metodológica donde se indiquen los índices de preferencia real. El contador Arrizón tiene confianza de salir bien  librado y que los ciudadanos votarán por él. A la aliancista Yusara Ramírez Salazar y a la naranja Claudia Díaz de Sandi, les dará una sorpresa. Dice no tomar en cuenta a la abanderada priista, que ni de su nombre se acuerda, tampoco el autor porque esa dama no pinta pero nada. De Yusara, es la sobrina mimada del contador Héctor Paniagua y de la guapa Claudia Díaz de Sandi atina a repetir el chisme más sabido de la comarca de haber sido en su momento una dama más del sultanato del gobernador Roberto Sandoval.

Los cierres de campaña ya están encima este mismo fin de semana. Mientras todos hacen gala de música, mimos y payasos, el despilfarro a todo lo que da, los candidatos austeros prefieren la visita casa por casa. Arrizon prefiere esta estrategia a gastar lo que no tiene, dinero ajeno, y convencer a pie a los ciudadanos de ser el mejor candidato. En su díptico alude a esa fortaleza. “Soy una persona convencida de que con esfuerzo y dedicación se pueden lograr muchas cosas en beneficio de la sociedad, se lee en el papel verde. Se define como un luchador social y dispuesto a construir más logros con el voto ciudadano. Ofrece gestionar instalaciones deportivas, incentivos para competencias y más desarrollo integral para los deportistas de alto rendimiento, becas para estudiantes y apoyo para su transporte para que no abandonen sus estudios. No ofrece poner más sal en las heridas y evade incorporarse a las escaramuzas de los demás candidatos.

A esos escenarios rehúye, ser partícipe del lodazal y cochinero de priistas y aliancistas, que salpica y ensucia a candidatos y a sus seguidores de vergonzosa forma que denigra el quehacer político del municipio. El compromiso de Arrizon es ir de frente y hablar cara a cara con los ciudadanos de la importancia de hallar soluciones a los problemas y ofrecer un mejor índice de calidad de vida. En la franja turística y en los poblados de la sierra. Sin engaños ni simulaciones, hablar con la verdad por delante.

REVOLCADERO

A una semana de la elección en Nayarit, todos los indicativos apuntan a que el candidato aliancista Antonio Echevarría García se fue solo y se colocó a una distancia inalcanzable para los demás competidores. Ya este fin de semana regresaremos a dar un recorrido por el norte de Nayarit, pero a distancia nos confirman que nomás no despuntaron los demás candidatos. Al principio ni los seguidores del cachorro del ex gobernador Antonio Echevarría Domínguez creyeron que a estas alturas iban a tener el triunfo ya amarrado. El fenómeno del independiente Hilario “el layín” Ramírez Villanueva se cayó. El pulcro caballero y fino candidato del Movimiento Ciudadano, Raúl Mejía González, si acaso fue una promesa pero nunca amenazó a los punteros. Y el priista Manuel Humberto Cota Jiménez se derrumbó estrepitosamente probablemente jalado por la desgracias del fiscal zeta, Edgar Veytia, el protegido del gobernador Roberto Sandoval Castañeda. Este señor, es el único responsable de la tragedia del priismo Cora.***** Por cierto, digno es dedicar líneas aparte a los vaivenes trianuales y sexenales de la corriente magisterial comandada en la zona de Bahía de Banderas por el mentor José Antonio Plácito. A la víspera del arranque de las campañas se sentó a negociar con José Gómez Pérez pero sino es por un llamado superior acaban por postularlo candidato a la alcaldía por el PANAL. Antes habían apoyado a una alianza opositora al PRI pero más reciente habían regresado al redil del PRI. Ya antes también habían apoyado, la corriente magisterial del profe Toño Plácito, al Partido Acción Nacional. En fin. Y, aun así, las decisiones de esos maestros siguen ocasionando resquemores. ****** Desde el primer día de esta semana por terminar, Víctor Manuel Aréchiga, “el cachis” se puso a trabajar de tiempo completo en el proyecto de Ramón Guerrero Martínez. Habló por teléfono con un amigo del autor, un profesionista. Se le confesó. Le pidió unirse al proyecto. Le pidió una lista de nombres, con domicilios y números telefónicos. Son mil 500 nombres, identificados como “líderes y operadores” de colonias. “Ya me había traicionado una vez. Supe que traicionó a (Arturo) Dávalos y quien traiciona una vez traiciona dos veces” nos contó nuestro contacto en la mesa del café. Apenas días atrás, “el cachis” negaba a todos, que él no tenía pacto con “el  mochilas”. Repetía una y otra vez que renunció porque lo acusaron injustamente. Descansó una semana y ya no se oculta para decir lo que negaba. De veras que el muchacho piensa que todos son tontos. La apuesta del día, hoy es doble contra sencillo, que en el muy remoto caso que “el mochilas” sea candidato de MC, “el cachis” no será candidato a regidor. A él, como al diputado federal, Luis Munguía, Ramón Guerrero los ve y los trata como papel desechable.***** Supimos por un boletín de prensa de Jaime Cuevas del apoyo dado por Rogelio Medina y otro líder sindical. De inmediato vinieron las descalificaciones a los dos sindicalistas. “Son y viven en Puerto Vallarta” dijeron. “Pero tienen contratos en Nayarit” revisaron en defensa de Rogelio Medina y sus organizaciones “Plutarco Elías Calles”. A nosotros nos hizo acordar que Jesús Castro Vargas es ahora mismo regidor por el PRI. Ganó una de las demarcaciones más difíciles, en donde se localiza el populoso fraccionamiento Valle Dorado, dormitorio de un alto porcentaje de empleados sindicalizados. Chuy Castro es nuestro amigo como lo es toda su familia. Es uno de los hijos de Obdulio Castro Mondragón, amo y señor de la sección 126 del sindicato de trabajadores de la industria gastro-hotelera. La casa de la familia ahí está, donde nace la calle Puerto Tampico colinas arriba, en plena colonia Primero de Mayo. En el edificio de la CTM están la oficina de “Yuyo” Castro. Pero sus hijos, Chuy a la cabeza cruzaron el río y empezaron a trabajar para los trabajadores. En Mezcales tienen edificio propio. A los Castro no les afecta la fama negativa a líderes y sindicatos. Rafa, el menor fue regidor en el trienio 2007-2009 en Puerto Vallarta. Chuy ganó la elección en su demarcación en Bahía de Banderas. Es una breve explicación de la esterilidad de esa polémica.

 

 

 

Visto 510 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 1972734

Positive SSL