giweather joomla module
Domingo, 07 Abril 2019 03:35

Habrían asesinado a Benjamín y a doña Antonia en la colonia Independencia; no se trató de parricidio ni suicidio

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

INVESTIGACIONES ESPECIALES

La Fiscalía Regional de Justicia ya tiene entre sus líneas de investigación una hipótesis de lo que pudo haber ocurrido el sábado seis de abril al interior de una casa de la colonia Independencia, donde fueron hallados los cuerpos sin vida de Benjamín Cuevas García y su madre de nombre Antonia García, toda vez que podría tratarse de un robo con violencia lo que en realidad sucedió y no de un parricidio y suicidio como se manejó en diferentes medios de comunicación.

Ayer se informó –por comentarios que habrían hecho policías municipales que llegaron a la escena del crimen—que presuntamente Benjamín había matado a su mamá al pegarle en la cabeza con un mueble de madera y que después el muchacho se había degollado.

Los policías como primeros respondientes, habrían deslizado esta versión y además habrían externado que como no había violación de chapas de la puerta de entrada, lo más probable era que el joven habría asesinado a su mamá.

Peor aún, también habrían comentado –de forma por demás irresponsable—que doña Antonia, la mamá de Benjamín, había encontrado a su hijo esculcando sus pertenencias y que, al descubrirlo, el joven cogió un banco y con el objeto le asestó un duro golpe a su progenitora.

VERSION INVEROSIMIL

Esta versión es inverosímil, porque nadie pudo haber visto que Benjamín estaba hurgando en las cosas de su madre, salvo la señora, que ahora ya no puede hablar por haber fallecido en el lugar de los hechos.

Posteriormente, los mismos policías habrían comentado que era probable que una tercera persona haya participado en los hechos, toda vez que faltaban algunas cosas en la vivienda y se habían llevado un vehículo propiedad de Benjamín.

Ahora bien, por investigaciones propias de VALLARTA UNO, se supo que Benjamín Cuevas García no tenia problemas de adicciones (como supuestamente comentaron algunos vecinos), sino que era un joven trabajador, empleado de cocina (chef) en el hotel Secret y que se la llevaba muy bien con su mamá y su única hermana.

Ellos vivían en Palo Seco, pero su padre –que también es un chef reconocido y al que se llevaron a trabajar a Chetumal—compró la casa que está en la calle Carlos Bustamante y Valerio Trujano de la colonia Independencia, a donde se fue a vivir la familia; pero recientemente sólo vivían ahí Benjamín y doña Antonia.

Doña Antonia García era una mujer trabajadora, se dedicaba a la repostería y preparaba pasteles en conocida empresa, mientras que su hijo Benjamín le ayudaba en todo. El muchacho compró un carro seminuevo a crédito y apenas la semana pasada lo acababa de pagar, sin saber lo que ocurría días después.

LA HIPOTESIS DEL DOBLE HOMICIDIO

La hipótesis principal ahora es que uno o más sujetos sorprendieron a Benjamín el sábado muy temprano al llegar a su casa, lo habrían amagado y le pidieron que les abriera la puerta (por eso no hay chapas violadas) y todos entraron a la finca. Una vez adentro, comenzaron a buscar objetos de valor, pues todo estaba revuelto, desde el piso de abajo hasta la parte alta de la vivienda.

Se presume que esto sucedió entre las 9:00 y 10:00 de la mañana, y a que a eso de las 15:00 horas llegó a la casa doña Antonia, quien venía de su trabajo, y que al encontrar al o a los delincuentes, la mataron con el mueble de madera, quizás para que no delatara a los rateros o bien porque los conocía y no quisieron que hubiera testigos.

Los peritos de ciencias forenses ya deben tener indicios de cómo fueron encontrados los cadáveres, cuánto tiempo tenían de haber fallecido Benjamín y Antonia y cómo hallaron el desorden en la casa de la colonia Independencia.

En estos momentos, también deben tener la certeza de si primero mataron a Benjamín y después a doña Antonia, o a los dos con minutos de diferencia.

EL COCHE BLANCO

Los sujetos que habrían cometido este doble homicidio tomaron las llaves del carro de Benjamín y huyeron en el coche. Es un automóvil blanco compacto que ya es buscado por la policía.

La hipótesis del robo cobra fuerza, en virtud de que hace unos meses ya le habían quebrado el cristal al carro de Benjamín (como se puede apreciar en una de las fotografías que acompañan este artículo), y también ya se habían metido a robar a dicha casa.

Otro dato que no encaja es el de la perra Rottweiler, que siempre estaba suelta dentro de la casa y en esta ocasión alguien la encerró para que no ladrara o mordiera a los intrusos, por lo que también se presume que algún conocido de la familia pudo haber participado en el crimen.

La versión del parricidio y posterior suicidio de Benjamín se comienza a desvanecer poco a poco con los nuevos datos que van surgiendo sobre este caso, sobre todo porque el joven era una persona sana, con amigos y amigas de su edad que amaba la vida; un muchacho trabajador y alegre que ayudaba a su madre, según sus amigos, consultados por este medio.

Sin embargo, nada se puede descartar en estos lamentables hechos.

Por cierto, en las declaraciones que se hagan ante el Ministerio Público, una de las más importantes va a ser la de la hermana de Benjamín, ya que ella fue la primera que llegó a la casa y encontró muertos a su mamá y a su hermano. Ella habría comentado que por la forma en como estaban sus familiares, ya tenían varias horas de haber fallecido.

En este contexto, la verdad va a surgir al momento en que la fiscalía detenga al o a los autores intelectuales de este atroz delito, quienes aprovecharon la poca vigilancia policiaca que hay en la colonia Independencia, para perpetrar el crimen.

 

 

 

 

Visto 7457 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412