giweather joomla module
Lunes, 25 Octubre 2021 01:24

La historia del Charro que tomó “prestadas” unas maderas del piso de la UMA Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre… con este famoso dicho podríamos resumir lo que presuntamente sucedió la tarde noche del sábado en las instalaciones de la Unidad Administrativa Municipal, la famosa UMA, donde la policía montó un “espectacular” operativo porque alguien les dio el pitazo de que un ex funcionario –del gobierno anterior por supuesto—se había metido a robar… información dijeron; y que ya se estaba investigando para interponer la denuncia correspondiente.

Un medio digital, de esos que acostumbran a lanzar borregazos a diestra y siniestra, es decir, noticias no corroboradas, manejó una notita, apenas unos renglones del supuesto robo en la UMA.

Lo delicado es que ese medio afirmó que el ex titular de Aseo Público robó documentación perteneciente al municipio, que el sujeto había llegado a las oficinas de Aseo Público y que se había agenciado, hurtado, sustraído, volado, apropiado etc., información del Ayuntamiento.

La información fue muy ambigua desde el principio y quizás por eso el área de comunicación social del Ayuntamiento difundió este domingo un boletín en donde se dice que se investiga posible, noten la frase, posible robo de información en la UMA, es decir, nada tangible.

Ni tardo ni perezoso, el presunto ladrón de información apareció de inmediato este mismo domingo para aclarar que todo era mentira, que él si fue a la UMA, pero que solo acudió al cajero automático a retirar dinero y que los guardias, queremos creer que se refería a los policías que cuidan el edificio, lo vieron salir sin objeto alguno.

El presunto es ni nada más ni nada menos que Armando Ibarría, el ex director de servicios públicos municipales, mejor conocido como El Charro Ibarría…

Vaya, vaya, al Charro Ibarría se le olvidó que, a aclaración no pedida, la acusación es manifiesta, pues en su muro de Facebook reconoció que tomó unas maderas que estaban en el piso y salió con esas tablas, pero que pidió autorización –sin decir a quien pidió permiso para levantar basura, escombros o desperdicios de la UMA-- para llevárselas.

Total, que la novela todavía no termina, porque el Departamento Jurídico del Ayuntamiento anunció que ya interpuso una denuncia para que se investigue si hubo o no robo en la UMA, mientras que el aludido, Armando Ibarría advirtió que esperaría para tomar las decisiones legales correspondientes.

Huy, huy, huy, el miedo no anda en burro dijeran algunos.

En nuestra muy humilde opinión, las dos partes se vieron y se están viendo mal, unos, porque pareciera que están quemando la pólvora en infiernitos, con llamaradas de pétate dijeran en mi pueblo, y el otro porque solo evidencia una conducta anómala al acudir a la UMA a sacar dinero de un cajero automático, habiendo decenas de cajeros en todo Puerto Vallarta, y de paso llevarse, dijo él, unas maderas que estaban en el piso… Uno se pregunta… ¿de cuándo acá cualquier hijo de vecino se puede llevar madera que está en el piso del estacionamiento de la UMA?

Pero bueno, la moraleja es… no hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcan buenas.

 

Visto 1080 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412