giweather joomla module
Lunes, 13 Junio 2022 01:03

Mantamar, de escándalo en escándalo y el papel alarmante de los medios ante la viruela del mono Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Los escándalos que se han suscitado en el exclusivo hotel Mantamar Beach Club –propiedad de los empresarios vallartenses de apellido Meza—han tenido una característica muy especial, y esta es que siempre, o casi siempre, terminan por afectar la imagen de Puerto Vallarta como destino turístico, sobre todo porque las noticias relacionadas con los desafortunados eventos que ahí han ocurrido, se convierten en tendencia nacional y hasta internacional.

Primero, hay que recordar, fue un video que fue tomado por amantes de las redes sociales y difundido masivamente hace ya varios meses. En las imágenes se puede observar con claridad cómo algunos hombres sostienen relaciones sexuales entre ellos en una piscina de cristal que se puede ver desde la playa, donde transitan familias, niños, señoras, mujeres y todo tipo de personas.

Quienes subieron ese video a sus portales tuvieron cientos de miles de visitas a sus sitios web, pero algunos fueron penalizados por no respetar las normas comunitarias de Facebook o de YouTube y tuvieron que bajar lo que ya habían subido.

Hace unos días, fue tomado otro video en la misma alberca de cristal del hotel Mantamar Beach, donde tres hombres copulan entre ellos. Sin embargo, esta vez los portales de noticias que subieron las imágenes de inmediato las quitaron, ignoramos si a petición del hotel o por temor a que Facebook les tumbara sus páginas.

LA GOTA QUE DERRAMÓ EL VASO

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue el turista que acudió a la fiesta masiva de la comunidad lésbico gay denominada Puerto Vallarta pride week del 27 de mayo al 04 de junio; un hombre de unos 45 años –así lo describe la secretaría de salud Jalisco—que ya venía contagiado de la llamada viruela del mono, que estuvo en Alemania y después en Texas, en Estados Unidos y de ahí viajó a Puerto Vallarta junto con su pareja.

Aquí debemos detenernos un poco y reflexionar el por qué se ha hecho tanto escándalo sobre este tema… ¿acaso por ignorancia, por falta de información o por simple amarillismo de algunos medios, sobre todo de los digitales?

Es penoso leer todavía en medios informativos de carácter nacional e internacional –de los locales mejor ni hablamos—cómo manejaron el caso de la viruela del mono en Puerto Vallarta que, insistimos, fue tendencia internacional, toda vez que algunos estigmatizaron al turista de la comunidad lésbico-gay, al grado de darle un tratamiento de fugitivo.

Para empezar, el señor nunca estuvo en condición de detenido, por lo tanto, no se puede decir que se dio a la fuga, como la mayoría de los medios dijeron. No señores, el turista llamó a su médico a Texas, este le recomendó que acudiera a un hospital de Vallarta, ahí el viajero se sintió incómodo y mejor se fue, no es que se haya dado a la fuga, pues si fuera un fugitivo, lo hubieran detenido en el aeropuerto.

PREOCUPACIÓN

Decimos lo anterior, porque incluso la página de noticias de Organización de las Naciones Unidas (ONU) https://news.un.org/es/story/2022/05/1509252  acaba de manejar un boletín donde expresa su preocupación por mensajes en las redes donde se está estigmatizando a la comunidad lésbico-gay con la viruela del mono.

Dice lo siguiente:

“Hemos visto mensajes que estigmatizan a ciertos grupos de personas en torno a este brote. Queremos dejar muy claro que esto es inaceptable.

En primer lugar, cualquier persona que tenga contacto físico cercano de cualquier tipo con alguien con viruela del mono está en riesgo, independientemente de quiénes sean, qué hagan, con quién elijan tener relaciones sexuales o cualquier otro factor.

En segundo lugar, es inadmisible estigmatizar a las personas por una enfermedad. Es probable que el estigma solo empeore las cosas y nos impida terminar con este brote lo más rápido posible. Necesitamos mantenernos unidos para apoyar a cualquiera que se haya infectada o que esté ayudando a cuidar a las personas que no se encuentran bien. Sabemos cómo detener la propagación y cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a los demás. El estigma y la discriminación nunca son aceptables.

NO ALARMARSE

Ahora bien, la misma página de News de la ONU señala claramente que la viruela del mono no es de alto riesgo para el público general, pero que conviene saber cómo es para poder hacerle frente

Los síntomas –puntualiza dicha página-- generalmente incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, dolor de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y erupciones o lesiones en la piel.

Los síntomas –añade-- suelen durar entre dos y cuatro semanas y desaparecen por sí solos sin tratamiento. En algunas personas (los síntomas) pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. Los recién nacidos, los niños y las personas con inmunodeficiencias pueden correr el riesgo de sufrir síntomas más graves y morir por la enfermedad.

¿CÓMO SE PROPAGA DE PERSONA A PERSONA?

Se puede contraer esta afección a través del contacto físico con alguien que tiene síntomas. Las erupciones, los fluidos corporales (como fluidos, pus o sangre de lesiones en la piel) y las costras son particularmente infecciosos. El contacto con objetos que han estado en contacto con la persona infectada como la ropa, ropa de cama, toallas u objetos como utensilios para comer también pueden representar un foco de infección.

La afección se puede propagar de una persona a otra a través del contacto físico cercano, incluido el contacto sexual. Sin embargo, actualmente se desconoce si se puede propagar por vías de transmisión sexual (por ejemplo, a través del semen o los fluidos vaginales). Sin embargo, el contacto directo de piel con piel con lesiones durante las actividades sexuales puede propagar el virus.

El riesgo de infectarse no se limita a las personas sexualmente activas o a los hombres que tienen sexo con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano puede contagiarse”.

DOS CASOS MÁS EN JALISCO

Y bueno, de hecho, este sábado la Secretaría de Salud detectó dos casos sospechosos de Viruela del Mono en Jalisco, según información del Laboratorio Regional de Salud Pública con sede en Puerto Vallarta,

El director de la Octava Región Sanitaria, Jaime Álvarez Zayas, explicó que se trata de un hombre de 40 años de edad, originario de Toronto, Canadá, y residente en Puerto Vallarta, quien comenzó con los síntomas el pasado 7 de junio.

El otro caso corresponde a una mujer de 23 años, residente de Zapopan, quién estuvo en contacto con personas extranjeras

Como pueden ver, el riesgo de esta enfermedad es bajo para el público, por lo que no debemos ser alarmistas ni estar pensando que Puerto Vallarta podría ser epicentro de una pandemia de viruela, para nada, es una enfermedad controlable que, sin embargo, no se debe descuidar.

Ahora bien, los dueños del Mantamar que organizaron el Vallarta pride week no tienen ninguna culpa de que uno de los asistentes llegara infectado a la pachanga, no, tampoco. Sin embargo, Mantamar y un sector de la comunidad lésbico-gay sí están incurriendo en irresponsabilidades sanitarias y cada vez con mayor facilidad les da por violar leyes y reglamentos, como exhibir obscenidades en su desfile a ojos de niños y mujeres; cerrar calles de la zona romántica donde hacen sus fiestas y cobran una cuota por entrar, entre otros muchos puntos.

Pero lo que es peor, es que de algún tiempo a la fecha se han vuelto extremadamente intolerantes y la primera de cambios tachan de homofóbico a todo aquél que los critique por no respetar las normas sociales.

Recuerden, todos tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, y donde empiezan los derechos de otros, terminan los nuestros.

Todos podemos convivir en paz si nos respetamos mutuamente… Así que cuídese y no relaje las medidas sanitarias.

 

 

 

Visto 1177 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412