giweather joomla module
Domingo, 16 Junio 2019 11:08

Un culebrón llamado Salvador Macías… Y el ridículo del fiscal de Nayarit, Petronilo Díaz

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Los defensores del ex regidor de Bahía de Banderas, Salvador Macías Valdés, localizado ayer en el estado de Guanajuato, trataron de victimizarlo en redes sociales y el tiro les salió por la culata, toda vez que en su prisa porque el ex edil apareciera precisamente el día del padre, descuidaron detalles sumamente importantes que ahora son cuestionados por miles de personas que acostumbran a navegar en la carretera de la información.

En otras palabras, exhibieron a Salvador Macías y lo expusieron en la arena pública del Internet como un personaje que se habría prestado a la fabricación de su secuestro al contar una historia completamente inverosímil de su “desaparición” durante casi un año, desde el día que dejó la cárcel municipal de Bahía de Banderas, hasta el domingo en que fue “entregado” en la Fiscalía de Guanajuato.

Y también en las ansias por ganar una exclusiva, un medio de comunicación –que siempre aseguró que a Salvador Macías lo habían desaparecido funcionarios del Ayuntamiento de Bahía de Banderas y en donde se atrevían incluso a afirmar que el ex regidor podría ya estar muerto—publicó fotografías únicas en donde, salvo unos rasguños visibles y recientes y un poco más delgado, aparece Macías Valdés en perfectas condiciones.

Fueron estas fotografías las que provocaron la reacción de todo tipo en las redes sociales, al grado de que más del 90 por ciento de los comentarios ponen en duda que el señor Salvador Macías haya estado secuestrado durante casi un año.

EN TELA DE DUDA

Incluso hay profesionistas del derecho y que han trabajado en procuradurías, fiscalías y hasta en servicios periciales, que ponen en tela de duda lo que se ha manifestado hasta el momento, en el sentido de que Salvador Macías estuvo en cautiverio más de 300 días y que de pronto lo fueron a tirar en algún lugar de Guanajuato.

Y es que Salvador Macías luce pulcro, con la supuesta misma ropa con la que se fue de la cárcel, con la diferencia de que la playera y el pantalón lucen limpísimos, mientras que la barba y el bigote no están tan cuidados ni crecidos para alguien que estuvo encerrado casi un año; el bigote hasta se ve delineado, ya no se diga las uñas de los dedos, muy bien cortaditas.

En este sentido, cualquier psicólogo podría hacer un análisis de la cara de Salvador Macías en la fotografía que acompaña este artículo y que fue tomada de un video del Internet y cuya autoría es de Patricia Aguilar Romano que trabaja para el medio digital noticiaspv, toda vez que atrás de esa mirada podría esconderse algo, una gran simulación, una enorme mentira y la probable fabricación de hechos donde podría haber no solo uno, sino varios cómplices.

De comprobarse, quienes hayan orquestado este culebrón llamado Salvador Macías tendrán que rendir cuentas ante la justicia, y aquí no debe escapar nadie, así se trate de altos mandos de la Fiscalía de Nayarit.

EL RIDÍCULO DE PETRONILO

Es por ello, que el gobernador Antonio Echavarría debería llamar a cuentas a su fiscal general, Petronilo Díaz Ponce Medrano, para que explique cómo es que un caso en el que trabajó con mucha prisa –inédito en un fiscal nayarita—se le fue de las manos de un día para otro.

Hay que recordar que la Fiscalía de Nayarit jugó un papel determinante en la supuesta investigación de la presunta desaparición forzada de Salvador Macías, y que fue esta misma dependencia la que reunió supuestas pruebas para mandar al juzgado (y de ahí a la cárcel) a varios funcionarios del Ayuntamiento de Bahía de Banderas, entre otros el ex director de seguridad pública.

Sin pruebas contundentes de la participación de dichos funcionarios en la supuesta fuga de Salvador Macías Valdés, la Fiscalía de Petronilo envió a prisión a varias personas, y hoy que aparece de repente el ex regidor –a quien también conocen como Chavita—el caso se derrumba como castillo de naipes.

Dice un adagio que piensa mal y acertarás, y en este escenario es muy probable que también esté involucrado el mismísimo Fiscal de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce Medrano, quien quizá se habría prestado a montar este teatro para no hacer el ridículo con su investigación.

…Y LOS SECUESTRADORES APÁ?

En Bahía de Banderas el caso de “Chavita” se maneja ya en todos lados, y se comenta que Salvador Macías ya no quería estar escondido, que ya no aguantaba el encierro y que por eso decidió hacer pública su aparición.

Pero bueno, la historia de “Chavita” es tan dudosa, que nadie sabe quién lo “secuestró” de la cárcel municipal, quién lo tuvo en supuesto cautiverio y quién o quiénes lo cuidaron todo este tiempo.

Todavía más raro es que sus captores hayan decidido liberarlo y soltarlo en una carretera de Guanajuato, así sin ninguna explicación, ya que si estaba secuestrado como afirman, tuvo que haber habido una petición de dinero u otra cosa para liberarlo, eso es lo que dice la lógica.

Ahora bien, si altos funcionarios del Ayuntamiento de Bahía de Banderas están implicados en este caso –como quieren hacernos creer los defensores de Chavita--, ¿cómo es que de un día para otro deciden dejarlo en el estado de Guanajuato, a sabiendas de que los podría delatar?

Al culebrón melodramático todavía le faltan algunos capítulos, porque habrá que ver si el juez que lleva el caso ahora sí toma en serio la declaración, grabada en audio, del padre de Salvador Macías, en el sentido de que su hijo ya se había comunicado con él y que estaba bien, además de revelar que lo habían ayudado a salir de la cárcel.

EL AUDIO QUE DESESTIMÓ EL JUEZ

El padre de Chavita declaró muchas cosas a un reportero, pero después reculó y dijo que no estaba en sus cabales (palabras más, palabras menos) cuando concedió la entrevista. El audio, como ya se sabe, fue desestimado por el juez de control, quien citó al periodista de Bahía de Banderas que entrevistó al progenitor del ex regidor, sólo para preguntarle si había pedido autorización al entrevistado para hacer público su audio, pero hasta ahí, no le dio la menor importancia.

Este juez tendrá que citar a declarar a varias personas, pero sobre todo a quienes han mentido en estos hechos para llegar a la verdad absoluta del caso, pues podrían estar en prisión personas que nada tuvieron que ver con la supuesta desaparición forzada del ex regidor.

Estamos por ver el desenlace de la telenovela, pero debemos estar muy atentos, usted, yo y todos, para que no se engañe a la opinión pública con nuevas mentiras y o montajes de hechos que realmente podrían haber sucedido de otra manera.

De entrada, hay que tener mucho cuidado con las declaraciones que haga Salvador Macías sobre la historia de sus días en supuesto cautiverio.

Y es que como están las cosas, no debemos victimizar a nadie, porque luego resulta que a quienes consideramos santos no lo son, y que de víctimas pasan a ser victimarios.

Tampoco debemos descartar nada, porque el tema político en este caso también tiene sus matices y vendettas para tratar de inculpar a ciertos gobernantes.

 

 

Visto 3311 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412