giweather joomla module
Domingo, 05 Enero 2020 08:34

Reabren caso de canadiense desaparecido en el bar “Ándale”; difunden video que incrimina a su ex novia Marcela Acosta

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Desde el 29 de noviembre pasado, importantes medios de comunicación de Toronto, Canadá, como “The Star”, comenzaron a difundir la noticia de un caso que sucedió aquí en Puerto Vallarta en octubre del año 2018, y que no ha sido resuelto por la Fiscalía Regional de Justicia, pese a que ya hubo cambios en diciembre, tanto en la dirección --al llegar al cargo como fiscal Daniel Martínez Terrones—como en la Policía de Investigación, que ahora está dirigida por los comandantes Carlos Galán y Guadalupe Martínez. Se trata de la desaparición del canadiense Malcom Madsen, un joyero de 68 años originario de Sutton, Ontario.

Malcom Madsen era cliente frecuente del bar “Ándale”, un famoso antro propiedad del ex presidente de la Cámara de Restaurantes de Puerto Vallarta, Jorge Zambrano. El establecimiento tiene fama de ser nido de chicas que buscan pareja con fines estrictamente económicos, hombres maduros, viejos a quienes puedan ligar y convertirlos en sus ‘sugar daddy’.

Ahí acudían constantemente Malcom Madsen y su novia mexicana de nombre Marcela Acosta Ramos, una mujer de 43 años, con la que se vio por última vez al canadiense antes de desaparecer misteriosamente en tierras vallartenses.

De acuerdo con versiones que existen en la investigación que lleva a cabo la Fiscalía Regional de Justicia, el ciudadano de Canadá habría puesto casi todo su patrimonio a nombre de Marcela Acosta Ramos, desde una casa con cierto valor, hasta una cabaña que tenía en los alrededores de Puerto Vallarta.

EN EL OJO DEL HURACÁN

Se dice que Malcom consentía en exceso a Marcela, que le compraba cosas, la llenaba de lujos y la paseaba por muchos lugares, restaurantes y antros de Puerto Vallarta.

Sin embargo, ella se habría quejado porque Malcom a veces la trataba mal e incluso que presuntamente llegó a contagiarla de alguna enfermedad.

La cosa es que Marcela Acosta Ramos estuvo en el ojo del huracán en 2018 por ser la principal sospechosa de la desaparición de su amante; pero el caso se habría archivado –pese a que supuestamente se investigó a fondo en la Fiscalía Regional—porque no se encontraron elementos para acusar a la mexicana por la extraña ausencia de su novio.

El Ministerio Público que llevó a cabo la investigación, apoyado por policías judiciales, revisaron una y otra vez los videos de las cámaras de seguridad del “Ándale”, pero no habrían encontrado nada que incriminara a Marcela… o eso dijeron.

UNA HIJA DESESPERADA

No obstante, ahora la hija de Malcom Madsen, Brooke Mullins, desesperada por la falta de resultados en la investigación y a que después de un año no se sepa nada de su padre, decidió acudir a la prensa canadiense para dar a conocer este complicado caso.

Brooke Mullins abrió una página en Facebook para buscar a su papá, mientras que amigos del canadiense dieron de alta la cuenta de Twitter https://twitter.com/justiciamalcom/status/1205952816096972801?s=08 donde piden ayuda para que esto se sepa.

El portal de “The Star” de plano adjuntó un video con el link https://youtu.be/Z9GSQYL12u4 donde se observa a la pareja sentada en el bar tomando unas copas, y en donde de repente Marcela Acosta aprovecha un descuido del canadiense para presuntamente ponerle algo en su bebida. Después los dos se retiran y desde entonces, no se ha sabido nada más de Malcom Madsen.

Por ello, reproducimos dos notas que aparecieron precisamente el 29 de noviembre del 2019 en www.thestar.com sobre este caso en que el consulado del país de la hoja de maple no se ha pronunciado al respecto:

LA VERSIÓN DE UN REPORTERO DE INVESTIGACIÓN

“Este canadiense desapareció de una ciudad turística mexicana. Un sorprendente video muestra la última noche que fue visto en Puerto Vallarta antes de desaparecer”

Por Kenyon Wallace Reportero de investigación 29 de noviembre de 2019

"Es justo después de la medianoche del 28 de octubre de 2018. Malcom Madsen, un pájaro de nieve de 68 años de Sutton, Ontario, y su novia mexicana de 43 años, Marcela Acosta Ramos, están sentados en una mesa dentro del restaurante Andale's y Bar, un popular lugar turístico en Puerto Vallarta.

El lugar está saltando. Los clientes en camisetas sin mangas y pantalones cortos beben cervezas, tragos y se balancean con la música debajo de una bola de discoteca. Una cámara de seguridad, montada en el techo, graba las festividades, incluido lo que sucede en la mesa de Madsen.

Madsen se va para ir al baño. Cuando está fuera de la vista, Ramos saca lo que parece ser una píldora o polvo blanco de su bolso y lo acuna en su mano izquierda. Escanea la barra y luego apoya su mano debajo de la mesa, fuera de la vista, justo antes de que Madsen regrese.

Madsen se acerca para hablarle al oído a Ramos, y su línea de visión de su bebida se corta momentáneamente. Ramos levanta su mano izquierda de debajo de la mesa y parece rociar el polvo en la bebida de Madsen. Entonces ella lo revuelve.

Unos 20 minutos más tarde, cuando su vaso está medio vacío, Madsen hace varios intentos de tomar más sorbos, pero Ramos lo detiene. Pone las bebidas en tazas para llevar y la pareja abandona el bar.

Desde entonces no se ha tenido noticias de Madsen”.

QUE HAY TRES SOSPECHOSOS

“Las imágenes de seguridad del bar de Ándale en Puerto Vallarta muestran a Malcom Madsen sentado con Marcela Ramos antes de su desaparición".

Hija de desaparecido canadiense presuntamente asesinado en México está frustrada por la falta de arrestos

La desconsolada hija de un hombre desaparecido de Ontario que cree que fue asesinado en México está frustrada por la falta de progreso en la investigación policial.

Brooke Mullins acudió a Facebook esta semana para pedirles a las personas que compartan su publicación sobre su padre Malcom Madsen, quien fue visto por última vez en las primeras horas del 28 de octubre de 2018, en Puerto Vallarta.

Ella afirma que su padre fue drogado por alguien en quien confiaba en un popular bar turístico.

Mullins, de 41 años, de Port Hope, Ontario, dice que el incidente fue capturado en la cámara de vigilancia del bar.

"No puedo imaginar cómo sería ser asesinado por alguien que amas", dijo a CTVNews.ca en una entrevista telefónica.

Las autoridades mexicanas tienen tres sospechosos principales. Afirman que necesitan asegurarse de que cada "i" esté punteada y cada "t" esté cruzada. Necesito más ayuda de Canadá.

Madsen había comenzado a dividir su tiempo entre Canadá y México en los últimos siete u ocho años, dijo su hija.

El joyero retirado, tenía 68 años cuando desapareció, y fue visto por última vez con una camisa gris de manga corta y pantalones negros. Estaba acompañado por una mujer de piel oscura, de complexión mediana, con largo cabello negro en una cola de caballo con un vestido rosa, según su póster de persona desaparecida.

Mullins ha utilizado varios investigadores para tratar de localizar a su padre y ha volado a México en varias ocasiones.

Las autoridades mexicanas aún no han arrestado a la persona responsable, casi un año después", escribió Mullins en Facebook”.

“Llamó y me dejó un mensaje el día antes de su desaparición, diciéndome que estaba emocionado de ir a su casa en el árbol en los próximos días”.

“Sabíamos que Malcom había desaparecido y estaba angustiado en cinco días. Los amigos cercanos de mi padre me alertaron de que no podían localizarlo y que se esperaba que se conectara con uno de ellos en México ".

Mullins dudó en hacer pública la historia de su padre hasta que su cumpleaños, el 12 de septiembre, la impulsó a establecer el grupo de Facebook "Justicia para Malcom", que ha atraído a más de 500 miembros".

Sobre Marcela Acosta Ramos, se ignora su paradero, pues al parecer ya no vive en Puerto Vallarta.

Tratamos de buscarla para que nos diera su versión sobre este tema, pero nos ha sido imposible encontrarla.

 

 

 

Visto 5199 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412