Miércoles, 30 Diciembre 2020 23:31

Se le hace bolas el engrudo al MC con la paridad de género; en PV hay incertidumbre sobre quién será el candidato a la alcaldía Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

En menudo lío se ha metido la dirigencia del Partido del Movimiento Ciudadano (MC) con respecto a la paridad de género, toda vez que con las modificaciones a los lineamientos ordenados por el Tribunal al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, ya no saben qué hacer para redistribuir a sus candidatos en los 10 municipios más poblados y ahora más competitivos de la entidad en función hombre-mujer-hombre o mujer-hombre-mujer, pues en varios escenarios tendrían que sacrificar a sus abanderados masculinos al menos en Guadalajara, Zapopan y Puerto Vallarta, pero también confirmarlos y ratificarlos.

Y es que ahora Puerto Vallarta quedó en el segundo lugar del bloque de los 10 municipios más poblados y competitivos –electoralmente hablando--, solo por debajo de Tlajomulco de Zúñiga y por arriba de Lagos de Moreno, Zapopan, El Salto, Guadalajara, Zapotlán el Grande, Tepatitlán de Morelos, Tonalá y San Pedro Tlaquepaque, donde todos los partidos están obligados a postular cinco hombres y cinco mujeres como candidatos.

De esta manera y si nos apegamos a una distribución de hombre-mujer-hombre, la postulación tendría que ser de la siguiente manera:

Tlajomulco de Zúñiga, hombre.

Puerto Vallarta, mujer.

Lagos de Moreno, hombre.

Zapopan, mujer.

El Salto, hombre.

Guadalajara, mujer.

Zapotlán el Grande, hombre.

Tepatitlán de Morelos, mujer.

Tonalá, hombre.

San Pedro Tlaquepaque, mujer.

Este primer escenario es el más complicado –por no decir catastrófico—para la dirigencia del MC, ya que no estarían dispuestos a sacrificar a los municipios más importantes de la zona metropolitana de Guadalajara, donde ya tienen aspirantes bien definidos a las alcaldías.

Sin embargo, si invertimos la mecánica con la fórmula mujer-hombre-mujer, las postulaciones quedarían de la siguiente manera:

Tlajomulco de Zúñiga, mujer.

Puerto Vallarta, hombre.

Lagos de Moreno, mujer.

Zapopan, hombre.

El Salto, mujer.

Guadalajara, hombre.

Zapotlán el Grande, mujer.

Tepatitlán de Morelos, hombre.

Tonalá, mujer.

San Pedro Tlaquepaque, hombre.

Este segundo escenario se le acomoda más al MC, pero tendrían que aceptar postular hombres en aquellos municipios que pretendían cambiarles la jugada, es decir la estrategia político-electoral, como es el caso de Puerto Vallarta.

De hecho, es muy probable que este segundo escenario sea aplicado por el MC para cumplir con la paridad de género en las candidaturas a munícipes, pues de otra manera no se entendería cómo es que de última hora (este miércoles 30 de diciembre) le habrían dado luz verde al diputado local, Luis Ernesto Munguía González (hombre) para que presuntamente se registrara como precandidato a la presidencia municipal de Puerto Vallarta, no obstante a que en la víspera se había registrado al interior de su partido como precandidato a la diputación federal.

Si los registros del MC se entregaron al Instituto Nacional Electoral (INE) para el caso de los precandidatos a la diputación federal, estaríamos ante un error, ya que no se puede ser precandidato a diferentes puestos de elección popular al mismo tiempo.

Pero si no hubo tal registro ante el INE, entonces el MC tendría ya tres precandidatos registrados a la presidencia municipal de Puerto Vallarta. A saber, Lupita Guerrero, Diego Franco y Luis Munguía, quienes tendrían que hacer pre-campaña comenzando el nuevo año (en los primeros días de enero) para ver a quién elige la militancia naranja.

Ahora bien, no hay que perder de vista que los escenarios pueden moverse en cuestión de horas, por lo que no descarte usted un acuerdo cupular en el MC para que en Puerto Vallarta se respete al equipo de Arturo Dávalos, designen a Diego Franco en aras de no sacrificar Guadalajara ni Zapopan, o que les den carta abierta a todos para que compitan en una campaña (pre-campaña) interna.

Además, todavía falta ver qué dicen los otros municipios en los que la candidata tendrá que ser mujer en cualquiera de los dos escenarios planteados sobre la distribución para cumplir con la equidad de género, en virtud de que algunos que ya tenían proyectos políticos masculinos difícilmente darán su brazo a torcer para modificarlos por femeninos y viceversa.

Por eso decimos que a los del MC ya se les hizo bolas el engrudo con la paridad de género, sobre todo porque si aplicaran el supuesto de postular cinco hombres primero y cinco mujeres después o cinco mujeres primero y cinco hombres después, tendrían que sacrificar al menos un importante proyecto político masculino, el de Zapopan o el de Guadalajara, y esto no lo quiere nadie al interior del partido del Movimiento Ciudadano, ya que los consideran sus bastiones donde podrían conseguir el mayor número de votos.

Y lo mismo sería en el caso de que la equidad de género la acomodaran en pares, dos hombre-dos mujeres-dos hombre-dos mujeres o al revés, dos mujeres-dos hombres-dos mujeres-dos hombres.

¡Ahora vamos a ver cómo salen del embrollo!

 

 

Visto 826 veces
Inicia sesión para enviar comentarios