Miércoles, 16 Diciembre 2020 02:07

IEPC da libertad para postulación de candidaturas a munícipes; no es necesaria la imposición hombre o mujer en orden de listas Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

El Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) publicó en días pasados un Acuerdo donde deja a los partidos políticos postular libremente sus candidaturas a munícipes, sin que sea una obligación seguir un orden prestablecido (hombre-mujer) en el caso de los 10 municipios con mayor población, donde Puerto Vallarta aparece en sexto lugar, solo exige que se respete la paridad de género.

El artículo 11 de dicho Acuerdo dice claramente que en el primer bloque se enlistarán los 10 municipios más poblados del Estado, debiendo ser: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá, Puerto Vallarta, El Salto, Lagos de Moreno, Tepatitlán de Morelos y Zapotlán el Grande mejor conocido como Ciudad Guzmán, “debiendo postular libremente las candidaturas dentro de este bloque, garantizando la integración paritaria”.

Bajo este escenario e interpretando lo señalado en el Acuerdo, los partidos pueden postular libremente las candidaturas y no necesariamente seguir un orden descendente de hombre-mujer-hombre-mujer, toda vez que la paridad de género puede seguir otro criterio en la lista de estos 10 municipios. Por ejemplo, dos hombres (Guadalajara y Zapopan), dos mujeres (Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga), dos hombres (Tonalá y Puerto Vallarta), dos mujeres (El Salto y Lagos de Moreno), un hombre (Tepatitlán de Morelos) y una mujer (Zapotlán El Grande).

También podría aplicarse el criterio de darle máxima prioridad al género femenino para que ocupe la primera posición (Guadalajara) y de ahí se siga la alternancia entre hombres y mujeres e incluso podrían postularse cinco mujeres y cinco hombres, o viceversa, ya que, insistimos, en ningún punto de la resolución se indica que debe seguirse un orden prestablecido, sino que da libertad a los partidos para que estos establezcan el método de distribución para la postulación de candidaturas bajo el principio de paridad de género.

EL ACUERDO

Fue el 10 de diciembre cuando se publicó en el periódico oficial de Jalisco el Acuerdo del IEPC donde se modificaron los lineamientos para garantizar el principio de paridad de género, así como la implementación de acciones afirmativas para la inclusión de personas indígenas y jóvenes en la postulación de candidaturas a munícipes en el proceso electoral 2020-2021.

Lo anterior, acatando lo ordenado por el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco que el pasado 04 de diciembre resolvió un juicio “Para la Protección de los Derechos Político-electorales del Ciudadano”, en el cual revocó parcialmente el Acuerdo IEPC-ACG-061/2020 del pasado 14 de noviembre, donde se habían aprobado los primeros lineamientos para garantizar el principio de paridad de género y donde Puerto Vallarta aparecía en el tercer lugar de la lista del primer bloque, solo por debajo de Zapopan y Tlajomulco de Zúñiga y por encima de El Salto, Lagos de Moreno y Zapotlanejo.

Sin embargo, figuras femeninas de la sociedad civil y representantes populares como legisladoras de diferentes partidos, impugnaron este acuerdo y el Tribunal lo revocó parcialmente y lo modificó, al poner a Puerto Vallarta en el sitio número seis de la lista de los primeros 10.

VENDETTAS POLÍTICAS

Bajo esta tesitura, hay quienes insisten en utilizar esta modificación al acuerdo original como una especie de vendetta política, al seleccionar a su antojo la paridad de género para cobrar facturas, perjudicando a unos y beneficiando a otros según sea el caso, como lo señalamos en otro artículo.

Es decir, si quienes manejan los hilos de la política en el estado no están satisfechos con algún proyecto, simple y sencillamente toman una “decisión salomónica” disfrazada de vendetta para aplastar la empresa política de quien sea, así se trate de perjudicar a miembros de su propio partido que a los de otros.

Los rencores políticos a veces son tan fuertes, que no importa perder un municipio con tal de consumar venganzas inexistentes.

DESCARRILAR UN PROYECTO, EL OBJETIVO

En el tema de Puerto Vallarta es claro que alguien está metiendo las manos para tratar de descarrilar el proyecto político del alcalde Arturo Dávalos, quien tiene todo preparado y la estructura del MC bien aceitada para que su propuesta de candidatura masculina, en este caso Diego Franco Jiménez, sea exitosa.

De hecho, se sabe que un dirigente estatal del MC se reunió con Dávalos la semana pasada para proponerle que ponga como candidata a una mujer, pero el alcalde vallartense le habría dicho a ese personero que en esta ocasión se había trabajado en otro tipo de proyecto y que, además, la lista del primer bloque de 10 se podría mover en muchos sentidos.

Tan se puede mover el orden de los factores de la paridad de género sin que se viole el principio del 50 por ciento para hombres y 50 por ciento para mujeres, que todos los partidos políticos que competirán en las próximas elecciones tienen a los mismos 10 municipios más poblados en el primer bloque (donde PV está en el lugar seis) y no por eso van a postular forzosamente a una figura femenina; pues de lo contrario, todas las candidaturas de todos los partidos correspondientes a Puerto Vallarta serían para mujeres.

No obstante, hasta ahorita no ha habido un acuerdo en concreto, pero en el municipio se habla que la posible postulación de Diego Franco Jiménez sigue firme. Y será esta semana cuando se dé a conocer el resultado de las pláticas que sostendrán los dirigentes naranjas con el presidente municipal de Puerto Vallarta.

De este diálogo sólo pueden salir tres cosas obvias… que conoceremos más adelante… Usted ya se imaginará… pero mientras les dejamos los puntos suspensivos como reflexión para que piense y saque sus propias conclusiones.

Visto 454 veces
Inicia sesión para enviar comentarios