giweather joomla module
Jueves, 02 Septiembre 2021 01:31

La prepotencia de David Cuevas, obstruye camino a Boca de Tomates; palaperos temen inundaciones Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Con la prepotencia de saberse ex presidente municipal y hoy director de CPS Noticias –el corporativo de medios de comunicación de otro depredador del medio ambiente, Fernando González Corona—, el ex alcalde David Cuevas García ahora atenta contra los intereses de los ciudadanos de Puerto Vallarta, al obstruir parte del camino que conduce a Boca de Tomates, utilizado por cientos de vallartenses.

Desde la mañana del martes y ayer miércoles, David Cuevas García habría enviado a trabajadores con maquinaria pesada para levantar una barrera de matacán y otros materiales pétreos, con el objetivo de “proteger” la parte trasera de sus locales comerciales que están justo en la parte anterior del Banco Santander. Ejidatarios de Las Juntas aseguran que esos inmuebles son del ex presidente municipal.

Asimismo, manifiestan que Cuevas García afectó la vialidad –que es pública—y, que además ha corrido de forma grosera a trabajadores del Ayuntamiento que acuden a raspar el camino para que esté transitable.

Con sus egoístas acciones -- denuncian los afectados-- David Cuevas lo único que está haciendo es provocar inundaciones futuras, ya que al tapar la salida del agua hacía los costados –sobre todo cuando llueve de manera copiosa como el sábado pasado por las precipitaciones del huracán Nora—hará que esta siga su camino por la brecha y ocasione grandes encharcamientos en perjuicio de quienes usan la ruta.

Palaperos de Boca de Tomates alertan que si las autoridades permiten que el ex alcalde panista continué arrojando material al costado del camino, podría provocarse una desgracia en caso de que vuelvan a caer lluvias como las del fin de semana, pues anegaría la brecha y esto impediría entrar o salir de la misma.

La noche del sábado y la mañana del domingo, el estero Boca Negra comenzó a inundarse de agua que provenía del río Ameca y posteriormente el afluente desbordó y ocasionó una gran inundación en la zona de palapas de Boca de Tomates y un largo tramo de la carretera de terracería, al grado de que personas que estaban en el lugar tuvieron que ser evacuadas en lanchas.

En la playa, de pronto aparecieron varios cocodrilos que la corriente sacó del estero Boca Negra y que representaban peligro para los propietarios de los restaurantes que habían acudido a rescatar sus pertenencias.

Hasta ahorita, ninguna autoridad ha acudido a Boca de Tomates para evaluar los daños que la inundación provocó, ya que se perdieron enseres domésticos, mercancía que los palaperos tenían en refrigeradores y otras afectaciones en plantas de energía eléctrica, baños etc.

Ahora que ha pasado lo peor, los palaperos se han dado a la tarea de limpiar sus establecimientos para dejarlos en buenas condiciones y volver a vender sus productos alimenticios, tradicionales de Puerto Vallarta, como el pescado zarandeado.

Entre todos se cooperan para comprar material, rentar alguna máquina y dejar transitable el camino, pero ayer se toparon con la prepotencia de David Cuevas García, quien sin importar afectar una vía de comunicación y con ello a cientos de vallartenses que todos los fines de semana acuden a Boca de Tomates a comer y divertirse, el ex alcalde continuó arrojando matacán para tapar la salida del agua pluvial, por lo que, si no lo detienen, va a provocar inundaciones, denuncian.

Los dueños de las palapas solicitan la intervención del presidente municipal, Jorge Quintero, para que David Cuevas García no tape las salidas del agua con el pretexto de “proteger” sus locales comerciales.

Y es que, comentan, el ex presidente municipal panista sólo vela por sus intereses, pero en perjuicio de cientos de ciudadanos, con el agregado que afecta un camino que es público.

 

 

 

 

 

Visto 639 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412