giweather joomla module
Domingo, 29 Agosto 2021 23:58

El Atlas de Riesgos de Puerto Vallarta, ignorado y pisoteado Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Noooo bueno, cuando no nos llueve, nos llovizna, dice el dicho y en Puerto Vallarta apenas nos estábamos recuperando de la impresión del talud ocurrido en la zona de Amapas, cuando nos llega el huracán Nora, que no solo ha dejado daños materiales --hasta ahora incuantificables—sino también la pérdida de vidas humanas, como la del pequeño Curro, el niño de apenas 13 años que cayó junto con una parte del edificio donde antes estaba “la surtidora del puente” y que ha conmovido a toda la sociedad vallartense; o como el caso de Luz, la mujer que fue arrastrada por la corriente junto con su camioneta y que hasta anoche no había sido encontrada, solo han ubicado el automotor que ella conducía.

Lo que sucedió la noche del sábado ha dejado una gran lección a Puerto Vallarta, porque es indudable que algo falló, algo salió mal; nos confiamos ciudadanos y autoridades, y las consecuencias han sido desastrosas en diferentes puntos de la ciudad.

Sin embargo, deberíamos preguntarnos el por qué, si Puerto Vallarta cuenta con un Atlas de Riesgos, ocurrieron desgracias como la del pequeño Curro y la de la joven Luz; además de afectaciones tan graves como el colapso del puente, justo en la Isla del río Cuale; el desplome de varios departamentos de un inmueble y la caída completa de una vivienda, esta en la colonia San Esteban, donde corre otro río, el río Pitillal.

SOLO UN DOCUMENTO MÁS

Y es que, en los primeros meses del gobierno de Arturo Dávalos Peña, la Universidad de Guadalajara entregó al Ayuntamiento de Puerto Vallarta el Atlas de Riesgos por amenazas naturales, que identifica los distintos puntos de la ciudad susceptibles a inundaciones, deslaves y hundimientos, o a los efectos de tsunamis y sismos.

El Atlas utiliza tecnología de punta en sistemas de información geográfica, imágenes satelitales, manejo de instrumentación sísmica y sistemas de posicionamiento global, que permiten ver las características del municipio a detalle; incluso, hasta a nivel de cada manzana, con la finalidad de que los datos sirvan para la toma de decisiones a mediano y largo plazos, según explicaba en el año 2014, el maestro Carlos Suárez, jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la propia universidad.

El estudio consta de 311 mapas que identifican características físicas, naturales, sociales y proyecciones del número de habitantes que tendrá el municipio y las zonas restringidas al crecimiento habitacional.

DÓNDE SÍ Y DÓNDE NO SE PUEDE FRACCIONAR

“El municipio tendrá medio millón de habitantes en 2030 y este documento permite planificar dónde van a vivir estas personas, cómo tendrán acceso a los servicios básicos y dónde irán a divertirse. Las decisiones que se tomen tienen que ser cuidadosas y consultar este estudio, para saber qué lugares se pueden fraccionar y con cuáles características”, recalcó el académico.

Explicó asimismo que en la mayoría de las cuatro mil 514 hectáreas de área urbana en Puerto Vallarta y otras tres localidades, hay desarrollos turísticos, comerciales y habitacionales que están presionando la zona natural en los alrededores.

A su vez, el alcalde en ese entonces, Arturo Dávalos, aceptó que el municipio estaba en una zona de inundación por diversos ríos o cuerpos de agua, por lo que este instrumento ayudaría a la toma de decisiones en diferentes áreas, “además de ser una herramienta obligada de consulta”.

SIN RESPETO POR EL ATLAS

Pues bien, por lo sucedido con el huracán Nora, todo parece indicar que el Atlas de Riesgo se lo han pasado por el arco del triunfo, que lo han ignorado pues.

Tan solo les vamos a proporcionar un dato, para que vea usted hasta dónde hay responsabilidades de lo ocurrido el sábado en el edificio que está entre las calles Insurgentes y 5 de febrero, propiedad por cierto de la familia Meza, los dueños de la tienda departamental Lans.

Resulta que un agente inmobiliario, de nombre Kevin Hurtado con pasado pedófilo, junto con su socio, Ryan Donner, consiguieron un permiso del Ayuntamiento para remodelar y ampliar el segundo piso de dicho edificio, donde se construyó un hotel boutique, exclusivo para adultos y turismo alternativo, denominado Joint Coworking Hotel.

Los trabajos de construcción incluyeron habitaciones con jacuzzis prácticamente en los balcones de los departamentos, con capacidad para ocho personas, eso sí, con una impresionante vista al río Cuale.

No sabemos hasta dónde esta ampliación, remodelación y construcción de habitaciones con jacuzzis pudo haber afectado la estructura del edificio, pero es necesario y urgente que se revisen los permisos y los trabajos hechos para deslindar responsabilidades.

No todo es culpa de la naturaleza por supuesto, el desplome de una parte de este inmueble también pudo haberse debido a errores humanos y en el peor de los escenarios, a casos de corrupción.

Pero bueno, vamos a ver hasta dónde llegan las autoridades para revisar caso por caso en todas las antiguas, pero también nuevas construcciones, que están pegadas a ríos y arroyos… para que no vuelvan a ocurrir más desgracias ni tragedias cuando se nos acerque un huracán como lo hizo el sábado Nora.

 

Visto 1237 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412