giweather joomla module
Lunes, 13 Diciembre 2021 00:54

Detectan otra construcción ilegal en Marina Vallarta… con la ayuda del magistrado Alberto Barba Gómez Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

A la serie de irregularidades que se han detectado en varios puntos de la ciudad con la construcción de edificios que no tienen sus papeles en reglas, carecen de permisos o licencias, se suma uno más en el fraccionamiento Marina Vallarta, donde un particular de nombre Javier Arturo Bravo Rodríguez levanta un edificio de departamentos en un terreno que es área verde y que se conoce como “Ventana al Campo de Golf 01”.

La Asociación de Vecinos de Marina Vallarta denunciaron esta irregularidad desde agosto del año pasado ante la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, sobre todo porque el predio en comento es un área verde en la que no se debe construir, es decir, su vocación es esa, área verde; pero los trabajos de construcción continuaron sin que nadie detuviera esta agresión al entorno urbano de dicho fraccionamiento.

LA BURLA

Por el contrario, el presunto infractor Javier Arturo Bravo Rodríguez se burló de las autoridades y sin contar con licencia de construcción, prosiguió con los trabajos, quizás solo porque en un aparente acto de corrupción, la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente emitió un dictamen de Trazos, Usos y Destinos Específicos con número de expediente 3807/2020 el 18 de septiembre del año 2020 y del alineamiento correspondiente el 18 de enero del 2021.

El anterior dictamen no le concedía, ni le concede, ningún permiso al desarrollador, ni se trata de una licencia de construcción favorable para Javier Arturo Bravo Gómez, como se puede analizar en términos jurídicos.

Sin embargo, y sin que hubiera una negativa por escrito de parte del Ayuntamiento, el propietario del lote “Ventana al Campo de Golf 01”, tramitó un juicio administrativo con número de expediente 1866/2021 ante la Sexta Sala Unitaria del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, en el que solicitó una “suspensión” para que las autoridades demandas –en este caso incluyó al presidente municipal, la Dirección de Inspección y Reglamentos y a la Dirección de Protección Civil—se abstuvieran de imponer clausuras o suspensiones de obra de construcción en el predio.

LA MANO NEGRA DEL MAGISTRADO BARBA

Colocamos comillas a la palabra suspensión, porque, aunque parezca increíble, el 14 de julio de este año, el magistrado Alberto Barba Gómez (señalado en otros casos por presuntos actos de corrupción), presidente de dicha sala, concedió la suspensión de un hecho que no se ha negado oficialmente, es decir, el dueño del lote se está espinando antes de coger el nopal, pero con un fin avieso, y éste es el de seguir agrediendo el entorno urbano de Puerto Vallarta.

Y es que, si analizamos la situación desde otro ángulo, es como si cualquier particular empezara a construir en lugares que no está permitido, ya sea porque se trata de áreas verdes, municipales o públicas, y que, alegando que se violentan sus derechos porque el Ayuntamiento no le concede una licencia, recurra al magistrado Barba Gómez para que le conceda una suspensión y poder seguir violando leyes y reglamentos municipales.

El magistrado Barba señala en su resolución que de los “actos impugnados se advierte la ejecución de éstos, ya que se trata de una orden de clausura respecto a las actividades de construcción”.

También indica el magistrado que el demandante, en este caso Javier Arturo Bravo Rodríguez, acreditó contar con la documentación necesaria para el otorgamiento de la licencia correspondiente, pero nunca se demuestra en el juicio que haya o hubiera la expedición de una licencia de construcción por parte del Ayuntamiento de Puerto Vallarta.

Luego entonces, si no hay una negativa de licencia de construcción, ¿cómo es que el magistrado Barba Gómez resuelve una suspensión de algo que no existe oficialmente?

AUTORIDADES… OMISAS

Ahora bien, aunque en la administración pasada la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente emitió el dictamen de Trazos, Usos y Destinos Específicos y el respectivo alineamiento del proyecto de un condominio en el punto, el actual Ayuntamiento ha sido omiso y hasta el momento, no ha combatido esta que a todas luces es una irregularidad, solapada por algunas autoridades y con el manto corrupto y protector del magistrado Alberto Gómez Barba.

Esta historia va a dar más de qué hablar porque en el proyecto infractor hay más personajes involucrados, de esos que gustan violentar las leyes de desarrollo urbano con la edificación de grandes condominios.

Esperemos que lo anunciado por el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez –en su junta con vecinos de la zona romántica la semana pasada--, en el sentido de que su gobierno trabajará en materia de ordenamiento y la debida aplicación de la ley en temas como la autorización de permisos otorgados de manera ilegal en los últimos meses.

Y es que según el alcalde morenista, “ya se actúa al haberse interpuesto los recursos legales y administrativos correspondientes, y la suspensión de aquellas obras que no cuentan con autorizaciones”

No obstante, las obras en el lote “Ventana al Campo de Golf 01” contradicen lo dicho por el presidente municipal, sobre todo porque al interior del Ayuntamiento, los de Desarrollo Urbano se echan la bolita con los de la Dirección Jurídica y viceversa.

 

 

 

Visto 772 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412