giweather joomla module
Lunes, 08 Agosto 2022 02:27

Pseudo reporteros denuncian a Salvador Llamas, pero no aportan pruebas Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Los problemas se le acumulan al director del Seapal y coordinador del gabinete del Ayuntamiento, Salvador Llamas Urbina, ya que el pasado miércoles 03 de agosto fue denunciado ante la Fiscalía Regional por tres personas que dijeron ser reporteros de un portal de Internet por el delito de amenazas. Junto con Llamas Urbina, también fueron denunciados otros tres políticos que tienen algo que ver, directa o indirectamente, con el actual gobierno municipal que encabeza el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez.

Se trata de Rafael Benavente Rodríguez, Mario Guadalupe Marcial López y Luis Alonso Osorio Peña, los tres presuntos periodistas que fueron al Ministerio Público de Atención Temprana para realizar formal querella contra Salvador Llamas Urbina.

De acuerdo con fuentes bien informadas, estos dizque reporteros han recibido amenazas vía telefónica de números desconocidos, pero nunca señalan en sus denuncias que haya sido Salvador Llamas Urbina la persona que los amenazó, solo cuentan que una voz, a veces distorsionada, les dice que “ya sabemos lo que están haciendo en contra de nosotros”; “ya sabes quién habla, lo único que queremos es que dejes de estar chingando”; “sigue subiendo tus videos y vamos a ir contra ti y contra tu familia”, entre otras supuestas advertencias.

Estas personas, las denunciantes, dicen pertenecer a una empresa llamada “Osen Medios Radio en Línea”, y el de nombre Rafael Benavente afirma ser el director y también reportero, mientras que Mario Marcial y Luis Alonso Osorio aseguran ser periodistas.

“REPORTAJES” LES ACARREAN PROBLEMAS

También, de acuerdo con nuestras fuentes, los tres supuestos periodistas aseguran que realizan diversos reportajes, tanto de temas políticos, policiacos como deportivos y, que desde que entró al poder el actual gobierno municipal han hecho varios “reportajes” sobre el mal funcionamiento y actos de corrupción del Ayuntamiento, lo cual, indican, les ha acarreado muchos problemas, por lo que desde el 14 de julio han recibido amenazas, por lo que, --ellos deducen, presuponen o creen-- que el autor de dichas amenazas es el señor Salvador Llamas Urbina.

La denuncia, que más bien parece un chisme o una broma de mal gusto, está sostenida con alfileres, no hay ninguna evidencia –no, al menos en la querella, nos aseguran nuestras fuentes—de que sea Salvador Llamas el autor material y o intelectual de las llamadas que dicen, estos falsos reporteros, han recibido en sus teléfonos celulares.

Nadie en su sano juicio puede entrar en un escenario de miedos y paranoia solo por pensar, presumir, sentir, o por una corazonada o porque una vidente les dijo, que Salvador Llamas es el tipo malo de la película y aseguren, sin pruebas, que él es quien los amenaza con sendas llamadas a sus teléfonos celulares.

Ahora bien, dicen estos tres seudo reporteros, que ven sujetos extraños estacionados afuera de sus casas, que les han robado pertenencias, carteras, cámaras y que alguien se ha metido a sus domicilios, pero que no denunciaron los hechos, ni ante la policía municipal, ni ante el Ministerio Público, por temor y miedo.

 

LA VENGANZA DE OSORIO

 

 

Este cuento más bien parece una treta, un garlito, un engaño y una estrategia para favorecer a ciertos intereses políticos, ya que uno de los denunciantes, Luis Alonso Osorio, es un personaje que hizo amistad con diputados y senadores de Morena y pensó que él sería el candidato a presidente municipal de Puerto Vallarta en la elección pasada.

Pero como no ni él, ni los otros, lograron entrar a la presidencia ni al gobierno municipal, se unieron con ciertas corrientes inconformes de Morena en el actual Ayuntamiento, para denostar, un día sí, y al otro también, a todo lo que huela al profesor Luis Alberto Michel Rodríguez y a Salvador Llamas Urbina; a quienes no pretendo defenderlos, que quede claro.

Y como nadie les ha hecho caso, aprovecharon la coyuntura que se vive al interior del gobierno municipal --con el tema de escándalo de Salvador Llamas Urbina por ostentarse como ingeniero sin serlo-- para echarle un poquito más de gasolina al fuego.

Pero bueno, cada quien es libre de hacer lo que sea mientras sea lícito, incluso convertirse en reportero de la noche a la mañana, como estos tres personajes de “Osen Medios Radio en Línea”, quienes todo parece indicar, crearon dicha “empresa” exprofeso para vengarse de aquellos que no les dieron entrada en el Ayuntamiento. Y desde luego, utilizan el golpeteo en las redes sociales y ahora hasta se atreven a presentar denuncias penales por supuestas amenazas, ostentándose como reporteros.

 

Hay que recordar que el Agente del Ministerio Público le advierte a toda persona que va a presentar una denuncia, que debe protestar conducirse con la verdad, ya que declarar con falsedad ante una autoridad constituye un delito, precisamente el de falsedad en declaraciones.

FALSOS PERIODISTAS

En este sentido, me voy a regresar un poco en el tema para explicar por qué digo que estos tres personajes son seudo reporteros y que no se pueden presentar ante una autoridad como tales, pues en el gremio periodístico de Puerto Vallarta nadie los conoce o los reconoce como periodistas.

Ellos son, como muchas personas lo hacen ahora en las redes sociales, opinadores; pero no pueden asegurar que “realizan reportajes” porque quizás ni los géneros periodísticos conozcan; de ahí que no se vale que involucren a la prensa de Vallarta, ni que se digan parte de esta porque no lo son; y mucho menos, se deben atrever a pedir –como ya lo hicieron-- medidas de protección para ellos y sus familias a nombre de los medios de comunicación.

Está bien, que denuncien, pero como ciudadanos, que no se escuden en la prensa de Puerto Vallarta. Y vaya que con esto ya sabemos que nos van a agredir, a denostar, a ofender, etc., pues lo primero que saben hacer ante la falta de argumentos, es descalificar a quien se atreve a desnudarlos; de inmediato recurren a la palabra chayote, al adjetivo calificativo chayoteros, etc., para curarse en salud; pero en este espacio todos los comentarios son bienvenidos.

Para concluir, permítanme decirles que quizás en estos momentos Salvador Llamas Urbina se esté riendo, pero a carcajadas, de este tipo de denuncias.

Sin embargo, donde a Llamas se le va a borrar la sonrisa, es en otra denuncia, esta sí muy seria, que interpuso un abogado de apellido Santana contra el todavía director del Seapal por abuso de autoridad, de lo cual abundaremos en otro artículo, porque… qué creen, le llamamos al señor Llamas para que nos diera su versión de estas y otras denuncias y pues nada, como siempre, no nos contestó el teléfono.

Ah, y también hay otro caso en que van a involucrar a Llamas Urbina y tiene que ver con una ex funcionaria que está en la cárcel y un abogado de apellido Gaytán, donde una de las víctimas está siendo bien defendida y asesorada por la abogada Sandra N, del Colectivo de Mujeres de Puerto Vallarta.

Visto 623 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412