giweather joomla module
Lunes, 29 Agosto 2022 01:53

El triunvirato en juzgados municipales; favoritismo, incompetencia y corrupción, dirigido por Benito Gutiérrez Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Pues nada, que en los juzgados municipales está por estallar otro escándalo de favoritismos, negligencia, incapacidad y corrupción que apunta al coordinador juez Benito Gutiérrez González, quien, en complicidad con otras dos de sus compañeras, Roberta Chaussadis Ceceña y Yareli Guadalupe Gómez Delgado, tienen tomados los juzgados y ahí nada se hace si no pasa por las manos de este trío que mucho dañan la imagen del profesor Luis Alberto Michel Rodríguez, por incompetentes.

Resulta que Benito Gutiérrez se ha convertido en el todo poderoso señor de los juzgados municipales al lado de sus no menos ‘poderosas’ damas (El triunvirato), que tienen sumida la dependencia en un caos de atrasos, folios mal elaborados y cobros excesivos de horas extras quincenales, gracias a que su esposa es ni más ni menos que Diana Rodríguez Palomera, la actual jefa de recursos humanos que sustituyó a otra que fue vinculada por el homicidio de su pareja sentimental.

No solo eso, sino que, de acuerdo con fuentes bien informadas, Benito Gutiérrez ha caído en la tentación del dinero fácil para allegarse recursos de manera ilegal, al presuntamente solicitar dinero a empresarios que se ven involucrados en multas excesivas, las cuales se arreglan debajo de la mesa con Benito y sus secuaces.

Y usted preguntará, quién es Benito Gutiérrez, pues bien, este personaje es un empleado reinstalado, que, además de cobrar su quincena puntualmente –más las horas extras que le dispensa su esposa desde la jefatura de recursos humanos—también cobra un dinero mensual, producto de un laudo, una demanda laboral, que interpuso contra el Ayuntamiento.

Imagine usted que sinvergüenzada, demanda al municipio, gana el juicio, le pagan con dinero público y encima le dan su quincena íntegra, más las “horas extras” que se roba en sus ratos libres.

EL PROTEGIDO

Benito presume ser protegido de la familia del alcalde Luis Michel, y que por eso nadie lo puede quitar del cargo como coordinador de jueces municipales. De hecho, le da por pregonar que incluso ya negoció su jubilación con alguien “poderoso” (al término de esta administración cumple poco más de 19 años en el Ayuntamiento).

Pero mareado en sus influencias, ha cometido excesos, como acosar a una trabajadora y por la cual hubo una queja en la contraloría municipal, reclamo que no caminó porque el actual contralor intervino y para ayudar a su amigo Benito, presionó para que la empleada acosada y el juez llegaran a un acuerdo en el que intervinieron autoridades.

Sin embargo, y pese a que fue favorecido con el puesto de juez municipal y ahora coordinador, Benito Gutiérrez, no ha aprendido ni siquiera a sancionar actas de inspección de ninguna materia, mucho menos resolver asuntos de los particulares, a quienes casi siempre les pide que regresen en un par de días… simple y sencillamente porque no sabe hacer su trabajo.

Por si esto fuera poco, el señor Gutiérrez ha formado su grupo predilecto para favorecerlos y permitirles todo, pues nos dicen que los integrantes de su equipo, el secretario Guillermo Abraham Abundis, la juez Yareli Gómez y la secretario del juzgado, Roberta Ceceña, ni siquiera checan entrada laboral en el aparato biométrico instalado en los juzgados.

Por ello es común ver a ciudadanos esperando ser atendidos, mientras Benito se da unos encerrones de más de cuatro horas con sus amigas jueces, por lo que, ante tanta desatención, es recurrente que se pierdan actas, resoluciones o cualquier otro documento, según cuentan al interior del Ayuntamiento.

CIUDADANOS, INDEFENSOS

Hay que recordar que los recursos de revisión son el medio de defensa para impugnar cualquier acto administrativo emanado por el Ayuntamiento y este recurso se presenta en el juzgado municipal, pero a la fecha, no se ha resuelto ninguno, y aunque ya le han llamado la atención a Benito Gutiérrez desde el Departamento Jurídico, porque los ciudadanos se están inconformado ante el Tribunal Administrativo del Estado (TAE) por no obtener respuesta --incluso el TAE ya le ha impuesto multas --, el señor coordinador no hace nada, porque, insistimos, no sabe.

 Lejos de hacer su trabajo, Benito prefiere la salida fácil, por lo que es común escuchar por los pasillos de la UMA que pide dinero a algunos ciudadanos que acuden al juzgado municipal con alguna acta de reglamentos o de construcción. Y quién cree que lo apoya en los presuntos cochupos, pues el secretario Guillermo Abraham Abundis, quien es el primero en dialogar con los infractores, a quienes les hace saber las sanciones mayores que les van a imponer, y después, los pasa a la oficina de Benito para negociar un “arreglo”.

Así las cosas, le ha ido tan bien al juez Benito y se siente tan influyente, que ahora mismo está realizando una construcción entre La Desembocada y la colonia Aguacate en la zona rural, con la protección de la Dirección de Desarrollo Urbano, ya que no cuenta con la licencia respectiva.

LA BONANZA DE LAS “HORAS EXTRAS”

Y cómo no le va a ir bien a Benito Gutiérrez y a la juez y secretario  Yareli y Roberta, pues está documentado que todas las quincenas solicitan les paguen horas extras, dizque porque van a trabajar al operativo alcoholímetro, lo cual es mentira, no todos los fines de semana van. Sin embargo, les han pagado desde 21, 16 y 12 horas extras a cada uno, y se embolsan cantidades nada despreciables, cuyas pruebas están documentadas.

Son tan descarados y descaradas, que a veces se dan una vuelta de unos minutos al operativo para exigir que les paguen otras cuatro o seis horas extras más.

Con tanta irresponsabilidad, favoritismo y corrupción, la gente que acude a los juzgados y también numerosos empleados, se han dado cuenta de cosas que no deberían de pasar en un gobierno emanado de Morena, toda vez que se ha visto que Roberta Ceceña, por ejemplo, es faltista, llega tarde a trabajar y es común que se ausente hasta por tres horas; pero se dice que está protegida por uno de los “pesados” del Ayuntamiento, aunque no sepa resolver ni los folios de tránsito.

A su vez, Yareli Guadalupe funge como juez municipal sin haber entregado copia de su cédula profesional que la acredite como abogada ante la Secretaría General, según se observa en documentos oficiales del Ayuntamiento, por lo cual no debería estar en ese puesto.

No obstante, se dice que la tienen ahí por favores, ya que no sabe sancionar actas, solo folios de tránsito y a veces contesta oficios, mal hechos, de temas de transparencia.

Pero como ella llegó de la mano del ex director de la fiscalía regional, Marco Roberto Juárez, Yareli se dio el lujo incluso de meter como inspector de reglamentos a su hermano.

MIGUEL OCTAVIO, EL QUEBRA VIDRIOS

Y si eso es con las mujeres, con los hombres está peor, pues el caso más polémico y escandaloso lo representa el juez municipal adjunto a la comisaría de seguridad ciudadana, Miguel Octavio Nungaray Talavera, quien, tal vez, “cruzado de cables”, ha hecho cada desfiguro en las instalaciones policiacas, donde reportan que hasta quebró unos vidrios de lo mal que se pone. Ya en una ocasión, el anterior coordinador de jueces municipales, Bogar Zamudio Pérez, lo quiso dar de baja, pero el mismo “pesado” que protege a Benito Gutiérrez, intervino para que no lo despidieran.

Las cosas están tan mal en este juzgado adjunto a la policía municipal, que ninguna guardia que labora ahí, lleva a cabo el Sistema del Registro Nacional de Detenidos, algo obligatorio desde el 01 de abril del 2021 para las detenciones relacionadas con infracciones administrativas, lo que se conoce como justicia cívica.

No solo es grave, es gravísimo que esto esté pasando, por eso volvemos a insistir en que alguien debe ayudar, pero bien, al profesor Luis Alberto Michel Rodríguez para quitarse a los malos funcionarios de encima, sin importar que sean amigos, novios, novias, compadres o recomendados de quien sea… Se trata de limpiar las dependencias donde la podredumbre comienza a carcomer parte del gobierno municipal.

 

 

 

 

Visto 604 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412