giweather joomla module
Miércoles, 06 Marzo 2024 01:38

El ridículo del gobernador de Nayarit y su fiscalía que tomó por asalto el Ayuntamiento de Bahía de Banderas Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

No solo hizo el ridículo, sino que el gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, quebrantó el orden constitucional al pasar por encima el pacto federal y pisotear el artículo 115 de nuestra Carta Magna, al ordenar que un numeroso grupo de agentes ministeriales de la Fiscalía de esa entidad, tomaran por asalto las oficinas del XI Ayuntamiento de Bahía de Banderas.

A sabiendas de que con esto violaba a todas luces el marco legal, Navarro Quintero decidió emprender una persecución de carácter político y “judicial” en contra de la alcaldesa con licencia de Bahía de Banderas, Mirtha Villalvazo. Todo, con el deleznable objetivo de truncar su carrera política e impedir que Morena la seleccionara como su candidata por segunda ocasión a la presidencia municipal.

En su ímpetu vengativo por destruir a Mirtha Villalvazo, Miguel Ángel Navarro Quintero ignora que sus acciones persecutorias encuadran en los supuestos del delito de violencia política de género, en agravio desde luego, de la presidente municipal con licencia.

Tan solo hay que recordar que, en el 2019, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó que la violencia política en razón de género fuera delito electoral, para imponer multas de 100 a 400 días y prisión de uno a tres años, a quien menoscabe o anule el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos político-electorales de una o varias mujeres.

Es claro que Navarro Quintero cometió este delito electoral, esto, desde el momento en que ideó la manera de impedir que Mirtha Villalvazo ejerciera sus derechos político-electorales, de utilizar las redes sociales y medios de comunicación para afirmar (antes de judicializar cualquier Carpeta de Investigación) –a través de su fiscal Petronilo Díaz Ponce— que la alcaldesa había cometido delitos con el otorgamiento de licencias de construcción y que se había beneficiado con este tipo de permisos para obtener un bien inmueble.

Al no tener pruebas contundentes de la supuesta corrupción cometida por Mirtha Villalvazo, el gobernador decidió litigar en las redes sociales y filtrar información inexacta a medios, incluso nacionales, dando por un hecho que había “elementos de prueba” en contra de la presidente de BB. Es decir, se convirtió en juez y parte y sin importar el daño moral y político que con ello le hacía a la señora Villalvazo, la condenó públicamente.

EL NUMERITO

Antes, desde Tepic se habría armado todo un numerito para involucrar a la pareja de Mirtha Villalvazo, César Augusto Aguirre Sánchez, en una supuesta violación, donde la mujer que acusó al señor Aguirre, no pudo sostener su versión, ya que cayó en contradicciones y mentiras durante el juicio, caso que vamos a desmenuzar por separado.

Para ocultar el origen de la estrategia judicial en contra de César Augusto y no se descubriera que la fiscalía Nayarit podría tener responsabilidad, la presunta “víctima” interpuso su denuncia en Puerto Vallarta, con el argumento de que “la violación” fue dentro de la bahía, “pero del lado de Jalisco”, hace precisamente un año.

Así las cosas, desde que inició la administración de Mirtha Villalvazo, el gobernador ha tratado de fincarle responsabilidades que no existen; y el caso más claro es que la quisieron dañar por medio de su pareja, al fabricarle esa supuesta violación.

Al tratar de buscar delitos inexistentes, Miguel Ángel Navarro no solo cae en actos ilegales, sino que atenta contra la dignidad de las mujeres y de la población de Bahía de Banderas que, en gran número ha demostrado su apoyo a Mirtha.

Pero como se trata de ponerle zancadillas a Mirtha Villalvazo y evitar que su carrera política despegue, Navarro Quintero ha hecho hasta lo imposible para descarrilar a la nueva candidata de Morena a la alcaldía.

Por ejemplo, envió un grupo de ministeriales a hurgar en las oficinas del Ayuntamiento, quienes sin ninguna orden de cateo comenzaron a manosear expedientes.

Los ministeriales cuentan con la complicidad de la presidente municipal interina, Lía Castro Díaz de León, quien se ha prestado a todo tipo de triquiñuelas con tal de ver en la lona a su otrora querida comadre, Mirtha Villalvazo (esperemos que Lía no lleve en el pecado la penitencia, todo es cuestión de tiempo).

Pero bueno, los agentes de la fiscalía han sido tan atrevidos, que han cometido violaciones, como “reventar” una bodega externa donde supuestamente Mirtha guardaba “expedientes secretos”.

No solo eso, también fueron al departamento de Mirtha para hostigarla judicialmente.

Sin embargo, Morena finalmente la puso en las listas nominales y es ella, Mirtha Villalvazo, la candidata del partido que fundó López Obrador para contender por segunda vez por la presidencia municipal de BB, pese al pataleo de Lía y su Gober.

Derrotado políticamente, Navarro Quintero no ceja en sus intentos banales e ilegales para tratar de aplastar a Mirtha Villalvazo, ya que ayer habría deslizado la versión de que no le importaba que Morena la hubiera seleccionado para BB, “porque seguramente tendrán una candidata en la cárcel”.

En la ciudad de México el grupo parlamentario de Morena sigue de cerca los pasos del gobernador nayarita, ya que están seguros de la persecución que trae contra una mujer –en este caso contra Mirtha Villalvazo-- y no descartan llamarlo a cuentas, incluso para someterlo a juicio político, en caso de que no entienda que lo suyo, lo suyo, es un berrinche que viola la legislación local y federal vigente en varios aspectos.

 

 

 

 

Visto 711 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412