giweather joomla module
Domingo, 22 Septiembre 2019 10:39

Exhiben discrepancias entre firmas de pagaré con el que abogado Mauricio Cortés pretende estafar a anciano con 200 mil pesos

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Con documentos probatorios, nuevos abogados del señor Pablo Cerna Díaz contestaron una ilícita demanda que formuló en su contra el litigante Mauricio Eduardo Cortés Rangel –quien además se desempeña como jefe de Responsabilidades de la Contraloría Municipal de Ayuntamiento de Puerto Vallarta--, donde aseguran que el funcionario público sí falsificó la firma de Cerna Díaz para endilgarle una deuda inexistente con un pagaré por la cantidad de 200 mil pesos, cosa que van a demostrar mediante la intervención de peritos en la materia.

En una copia de la contestación de demanda que obra en poder del reportero, se puede apreciar la parte en que los abogados de Pablo Cerna hacen la comparación de la firma estampada en el pagaré y la que está al calce en la credencial de elector del señor Cerna, y las dos son completamente distintas a simple vista.

De hecho, la firma falsa es burda, se habría hecho con titubeos y se pueden ver errores gráficos en letras que se repiten dos veces como la P.

En el expediente 621/2019 que se ventila en el Juzgado Quinto de Justicia Integral para Adolescentes y Civil de Puerto Vallarta, Pablo Cerna afirma que el pagaré no fue suscrito por él, esto es, que la firma que calza el mismo no corresponde por sus rasgos gráficos a la que utiliza don Pablo, por lo que considera que fue falsificada en perjuicio de sus intereses, por lo que anunció desde ese momento y día –la respuesta se hizo el viernes 20 de septiembre—la prueba pericial grafoscópica y documentoscópica para probar su afirmación.

LAS DISCREPANCIAS

En su testimonio, por conducto de sus abogados, Pablo Cerna señala que “en efecto, basta con comparar la firma que calza el documento y la de su credencial de elector, para advertir las notorias discrepancias entre una y otra”.

Y es que “de la comparación de una y otra firma existen rasgos que por su naturaleza evidencian que ambas firmas no forman parte de un mismo origen gráfico, es decir, no fueron puestas por la misma persona, pues en la que calza el pagaré se advierten ciertos titubeos en su estampado, lo que no se nota en la que obra en la credencial de elector; además, la inclinación de una y otra son distintas, pues mientras la del pagaré es con una inclinación ascendente, la de la credencial es horizontal”.

También se indica que el inicio de la letra P en la credencial de elector es con un gancho, pero en la del pagaré no existe tal rasgo. Asimismo, en la credencial ambas letras P son muy parecidas, cosa que no ocurre en las del pagaré.

Por igual, señalan que, en la credencial de elector, entre las letras P existen dos líneas horizontales, que ambas inician de izquierda a derecha con un gancho; mientras en la del pagaré no obran tales líneas, sino la letra C.

PAGARÉ, OBJETADO DE FALSO

Por estas y otras discrepancias, don Pablo pide al juez le tenga como objetado de falso dicho pagaré, mismo que será acreditado con la prueba pericial respectiva.

Como se recordará, en este mismo espacio manejamos que el jefe de responsabilidades de la Contraloría Municipal, Mauricio Eduardo Cortez Rangel, fue señalado por un ciudadano vallartense como el abogado que ha estado abusando de él al pedirle varias cantidades de dinero que suman la cifra de 244 mil pesos por llevar a cabo un juicio de carácter civil, y quien, además lo demandó por un pagaré de 200 mil pesos que el cliente no firmó, pero que pretenden hacerlo valido en el Juzgado Quinto de lo Civil de esta ciudad.

Señalamos que don Pablo Cerna –un anciano enfermo que padece diabetes—contrató el año pasado a Mauricio Cortez para que le ayudara con un juicio sobre una propiedad que heredó de un tercero. Acordaron que el señor Cerna le pagaría 50 mil pesos a Cortez Rangel por sus servicios como abogado, pero nada más.

Y que para que no hubiera contratiempos, don Pablo le adelantó 25 mil pesos al licenciado en derecho, y posteriormente le completó el 50 por ciento restante, es decir, otros 25 mil pesos.

CON EL AGUA AL CUELLO

Sin embargo, el sedicente abogado comenzó a darle largas al asunto, y para pronto pidió más dinero a don Pablo Cerna, con el pretexto de que tenía que viajar a Guadalajara a realizar algunas diligencias, revisar expedientes y hablar con jueces etc.

Así las cosas, primero le exigió al cliente otros 100 mil pesos, después 74 mil, luego cinco mil y por último 15 mil pesos, siempre alegando que se requería el dinero para poder ganar el juicio, y para sus viáticos a Guadalajara.

Y como de pronto don Pablo ya no quiso soltar más dinero --pues comenzó a sospechar que este abogado solo se estaba aprovechando de su condición vulnerable y enfermiza—Mauricio Eduardo Cortez Rangel tuvo la osadía de inventar que el señor Cerna le firmó un pagaré por la cantidad de 200 mil pesos, y sin avisarle a su cliente, lo demandó por la vía mercantil en el Juzgado Quinto, donde el titular del mismo, pretende hacer valido el documento para cobrarle a don Pablo dicha cantidad o en caso de negarse, embargarle bienes que cubran la misma.

Sin embargo, como ya vimos, los nuevos abogados de don Pablo aseguran que la firma estampada en el famoso pagaré sí fue falsificada, y que esto se probará con las pruebas periciales, por lo que el abogado y funcionario público tendrá que explicar estos abusos o enfrentar alguna otra denuncia, pues el agua ya le llegó al cuello con sus mentiras y atropellos.

 

 

 

Visto 2787 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412