giweather joomla module
Martes, 04 Agosto 2020 02:39

Maquinan fraude en Harley Davidson Vallarta vs mujer; le piden $ 136 mil 600 por enganche y no quieren devolver el dinero Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Una mala experiencia es la que está viviendo la señora María del Carmen Guillén, quien se propuso comprar este año una motocicleta Road King de la marca Harley Davidson y para ello se acercó a la agencia que vende este tipo de vehículos ubicada en el boulevard Francisco Medina Ascencio número 5634 A en la delegación de Las Juntas en esta ciudad, donde una vendedora de nombre Karla del Carmen Rábago Díaz se ofreció a tramitarle la apertura del crédito correspondiente. 

Fue el lunes 29 de junio de este año cuando la señora Guillén entabló las primeras negociaciones con Karla del Carmen y a partir de entonces le dieron todas las indicaciones para poder acceder a un financiamiento y adquirir la vistosa Harley Davidson Road King. 

Por estar imposibilitada para ello, el crédito tenía que salir a nombre de Carlos Guillén Hernández, hermano de María del Carmen, y así se hizo. 

Le dijeron que estaba bien, pero que tenía que pagar 136 mil 600 pesos por concepto de enganche del mueble que pretendía comprar, y que todo se haría a través de una financiera de nombre “Cetelem”, que sería la que autorizaría el crédito y pagaría el total del dinero a la empresa con razón social “Estampida Motors SA de CV”, que es la propietaria de la agencia Harley Davidson en Puerto Vallarta. 

LA ENTREGA DEL DINERO 

El mismo 29 de junio a las 17:35 horas, la señora Guillén entregó los primeros 83 mil pesos en efectivo a los encargados de la agencia, y para el 06 de julio a las 14:23 horas dio otra cantidad –también en efectivo—por 53 mil 600 pesos, con lo que se completó la cifra de 136 mil 600 pesos por concepto de enganche. 

Muy sonriente y alegre, la vendedora Karla del Carmen Rábago Díaz --a quien la compradora le pagó cinco mil 400 pesos por la apertura del crédito y ésta solo le entregó una hoja de cuaderno con su puño y letra como recibo—le llamó a la señora Guillén para decirle de viva voz: “Carmelita, ya estamos del otro lado, esto ya está cien por ciento hecho y olvídate… ahorita ya nada más es como ciertamente terminar procesos… pero esto ya está más que hecho, está asegurado… yo te doy mi cien por ciento de seguridad que esto ya está realizado. Hace algunos días hubiera estado diferente, pero no, yo ahorita te digo… tranquila, relájate, es más, tomate una tequilita si quieres, échate un cigarrito si fumas y tranquila, esa moto ya es tuya Carmelita… olvídalo y tranquilízate, entre más presión tú le pongas más nerviosa te vas a sentir, tú tranquila”. 

Para esto, María del Carmen Guillén sí estaba presionada y nerviosa, pues veía que pasaban las horas y los días y nada; quería que le entregaran su motocicleta, ya había cumplido con todos los requisitos, aunque después le dijeron que tenía que pagar el seguro del vehículo, por lo que el 15 de julio hizo otro pago por 14 mil 873 pesos a la aseguradora que trabaja con Harley Davidson Vallarta --que es “Primero Seguros SA de CV”, una compañía que se ubica en Monterrey, Nuevo León-- para que ya no hubiera pretextos y le dieran la Road King. 

SIN RESPUESTA 

Sin embargo, pasaron los días y le comenzaron a hacer largas la entrega de la Harley Davidson, al grado de que ya ni siquiera le contestaron las llamadas, por lo que tuvo que hablar con un gerente de Guadalajara de nombre Pedro, quien tampoco le solucionó la entrega de la motocicleta. 

Lo único que le informaron es que la financiera “Cetelem” no había desembolsado (sic) el dinero y que mientras esa empresa no respaldara el monto total del costo de la Road King, ellos no podían entregar ni liberar el mueble. 

La señora Guillén les dijo que ese no era problema de ella, que la agencia “Estampida Motors SA de CV” trabaja con “Cetelem”, que ellos conocen la forma en que opera, que no era posible que ese fuera el pretexto para no entregarle la motocicleta. 

Así las cosas, los días pasaron sin que la compradora obtuviera una respuesta positiva por parte de la agencia Harley Davidson Vallarta, por lo que se cansó de esperar y desconfió del proceso de apertura del crédito porque no se siguió el proceso correcto, todo lo hicieron al revés, por lo que, desesperada y con toda la razón, solicitó el reembolso de su dinero. 

QUE REGRESEN EL DINERO 

Y así lo hizo, ya que en una carta enviada a “Estampida Motors SA de CV” el 22 de julio, la señora María del Carmen Guillén, solicitó la devolución total del dinero que pagó, tanto por el enganche, como por el seguro y la comisión de apertura del crédito, es decir, 156 mil 873 pesos, sobre todo, dijo, por la negación “Cetelem” a otorgar el financiamiento correspondiente. 

Han pasado 13 días desde que la señora Guillén pidió le sea regresado su dinero, pero nadie la atiende, no la reciben y tampoco le contestan las llamadas. Cuando logra comunicarse con alguien, no hay una respuesta congruente. 

Con la única que pudo hablar fue con la vendedora o comisionista de Harley, Karla del Carmen Rábago, quien le aseguró que ya no trabajaba en la agencia, que la habían corrido, pero que estaba a sus órdenes. 

Y como si se tratara de una burla, la agencia Harley Davidson todavía le envió una carta correo de felicitación a Carmen Guillén, donde la felicita por la compra de la motocicleta y la invitan a que les cuente su experiencia por haber adquirido la Road King. Road King,

Molesta, indignada y frustrada por la falta de seriedad de esta agencia de motocicletas, María del Carmen Guillén informó que presentará una denuncia por estos hechos ante la Fiscalía de Justicia, ya que podría estarse configurando un fraude en su contra, pues no le entregan ni la Harley ni el dinero. 

La afectada tiene copias de los recibos de los pagos que hizo, los más importantes están debidamente sellados por “Estampida Motors SA de CV”, sin embargo, no le dieron copia del contrato que firmó su hermano, por lo que cree que estarían tramando algo para timarla, pero no lo va a permitir.

A estas alturas del caso, ya no quiere la moto ni el financiamiento, quiere su dinero.

 

Visto 3138 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412