giweather joomla module
Lunes, 10 Enero 2022 00:24

Esta semana rodarán las primeras cabezas del gobierno de Luis Michel; subdirector de tránsito, en la mira… Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Esta semana será crucial en el esquema de gobierno del alcalde Luis Alberto Michel Rodríguez, toda vez que, aunque se suspendió su informe de los primeros 100 días, ha trascendido en los círculos políticos que antes del próximo domingo rodarán las primeras cabezas de aquellos funcionarios que no entendieron la filosofía del nuevo servidor público

Pues bien, resulta que uno de los funcionarios del primer equipo que está en la cuerda floja es el subdirector de tránsito municipal, Jorge Alberto Castillo Núñez, ya que se acercan los exámenes de control y confianza y es muy, pero muy probable que este señor, que es contador de profesión, no pase la prueba.

Y es que Jorge Alberto Castillo llegó a la subdirección municipal por invitación, no por su experiencia, pues de leyes y vialidad sabe lo que usted y yo de astronauta, es decir, prácticamente nada.

EL BACKGROUND DE CASTILLO

Y decimos que el actual subdirector de tránsito no pasaría los exámenes de control y confianza, porque sus antecedentes no le ayudan, ya que ha estado involucrado en escándalos de corrupción, alguno de ellos muy graves, como cuando fue gerente de la sucursal Plaza Genovesa del banco Santander, donde fue despedido por señalamientos que lo implicaban en fraudes que terceros cometían contra extranjeros en la venta de tiempos compartidos.

De hecho, en el año 2013, Jorge Alberto Castillo Núñez fue ligado a un grupo que cometía este tipo de fraudes, liderado por un tal Johnny Montalbo, donde también participaba un sujeto de nombre Roberto Salas Muñoz, un ex funcionario de la entonces Secretaría de Finanzas del Estado, entre múltiples cómplices.

Sin embargo, de pronto apareció como subdirector de tránsito municipal; y en menos de tres meses, ya trae una serie de señalamientos que hacen más larga su cola. Entre otros, anote usted los siguientes:

1.- Además de no atender la dependencia a su cargo, el señor se la pasa tomando los fines de semana y trae tres patrullas de tránsito con sus elementos en calidad de escoltas; en otras palabras, lo cuidan a donde quiera que va, claro, con recursos públicos.

2.- No solo eso, sino que también abusa de varios oficiales de tránsito municipal, a quienes “comisiona” para que le hagan favores en Guadalajara, es decir, los manda fuera de Vallarta para atender sus negocios privados, pues se sabe que es contador de varias franquicias de gasolineras en Nayarit.

En este contexto, es un secreto a voces que los elementos que se prestan a estos abusos, y se convierten en mandaderos del subdirector municipal, son Enrique Cabrera, René Vidal, Jhonatan Jehova, Cuauhtémoc Rodríguez Topete y Oliver Constantino Gómez Bernal, algunos de ellos también fungen como sus guardaespaldas.

LOS JUGOSOS NEGOCIOS

Pero esto no es nada, comparado con los negocios que se hacen al interior de tránsito municipal.

Solo por nombrar dos, les podemos decir que ganan decenas de miles de pesos todos los días en la práctica insana y hasta ilegal de “levantar” con grúas todos los vehículos que se estacionan, bien o mal, en el centro de la ciudad (la empresa de grúas es casi siempre Grúas Aries, de la que en otro espacio vamos a comentar quién es el propietario y su modus operandi).

El negocio lo dirige el supervisor de tránsito municipal de apellido Macías y para asegurar que fluya el dinero, ponen como “cazadora” de carros mal estacionados a una oficial de nombre Mónica Nohemí Ruiz Arias, quien se confabula con los dueños de las grúas para llevarse los automóviles que, después de 40 minutos, estén obstruyendo, aunque sea dos o tres centímetros, la línea amarilla en el centro de Puerto Vallarta.

Al interior del Ayuntamiento, ya se investiga a otros elementos como Silvia Macías, a los hermanos Macías Ramírez entre otros de apellidos Tornero y Pérez, por estar presuntamente implicados en estas prácticas corruptas.

El negocio es tan grande, que los indefensos propietarios de los vehículos tienen que pagar una mordida que va de los mil 500 a los dos mil pesos, o de lo contrario la grúa se lleva el coche al corralón y ahí le saldría más caro el asunto.

También hostigan a los del Turibus, cuyo camión solo puede estar en las escaleras de la calle Mina 15 minutos; y si no, como por arte de magia les caen los agentes de tránsito para exigir mochada o que se retiren de inmediato… o que se atengan a las consecuencias.

LOS PERMISOS QUE REDITÚAN MILES DE PESOS

Otro negocio que les deja cientos de miles de pesos en ganancias, y que, desde luego no llegan a las arcas municipales, si no que se quedan en los bolsillos de los corruptos que dirigen la subdirección de tránsito municipal, son los permisos o vistos buenos para cerrar calles por cualquier motivo. Las más afectadas son empresas constructoras que tienen que descargar material y se ven en la necesidad de estacionar los camiones de volteo, grúas o trompos, en doble fila, ya que deben soltar mochadas hasta de cinco mil pesos o más.

Lo anterior, sin mencionar otro redituable negocio: Los permisos de línea amarilla que se vendieron como pan caliente en tiempos del supervisor Murillo y del subdirector Everardo Rubio.

DEL JETTA VW A UNA SUPER DUTY FORD

A Jorge Alberto Castillo Núñez le ha ido tan bien en estos tres meses al frente de la subdirección de tránsito municipal, que hace días se compró una camioneta del año Súper Duty Ford de color gris, cuando apenas el año pasado manejaba un austero Jetta de la VW.

Pero bueno, hay personas que no están preparadas para el cargo y mucho menos entienden la filosofía de la Cuarta Transformación que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues a este señor de tránsito, Jorge Alberto Castillo Núñez, se la ha subido tanto el puesto de funcionario público, que hasta le molesta que por su calle, atrás del hotel Real Fluvial, pasen vendedores gritando sus productos, ya que de inmediato ordena a las patrullas de tránsito que los retiren de la vía pública.

Así las cosas, vamos a ver si el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez cumple y despide a personajes que están lucrando y haciendo negocios con los cargos públicos, se trate de quien se trate, sean recomendados de la familia, amigos o compadres, o no.

 

Visto 1511 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412