giweather joomla module
Lunes, 28 Febrero 2022 00:45

Desvían y roban pensión de difuntos en el IMSS Vallarta… el caso de un empresario automotriz Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Aunque apenas es la punta de iceberg de lo que sucede al interior de la subdelegación administrativa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en materia de corrupción, se investiga ya el destino de los recursos de varios fondos de pensión de aquellas personas que han fallecido y a las que presuntamente les han inventado esposo, esposa o concubino (a).

Resulta que la corrupción en el seguro social está tan, pero tan arraigada, que en Puerto Vallarta nos acabamos de enterar que había, o hay, un grupo de funcionarios que se robaban el dinero de algunos pensionados que recién habían muerto.

Cómo le hacían, pues simple y sencillamente investigaban si el pensionado difunto tenía esposa o esposa, cónyuge pues, o si vivía solo, era viudo o viuda; y para cobrar su jugosa pensión, le inventaban un esposo o una concubina para ellos cobrar el dinero.

Habrá quién o quiénes duden de esto, quizás digan que esto no sucede o no lo pueden permitir las autoridades; pero tenemos al menos un caso que involucra a un reconocido empresario, que era dueño de una conocida agencia automotriz, que falleció hace aproximadamente dos años y cuya pensión, por el orden de los 80 mil pesos mensuales, la estuvo cobrando otra persona que no era su esposa, ni su concubina, ni su pareja, ni su familiar, sino alguien completamente ajeno.

Pero como la familia de dicho empresario sí tiene dinero y cuenta con abogados competentes, le están reclamando al Seguro Social el dinero y el por qué sucedió una irregularidad de tan gran tamaño.

Los afectados se preguntan cuántos casos habrá como este en que para quedarse con el dinero creaban esposos al vapor; y como el difunto ya no puede defenderse, los recursos iban a parar a manos extrañas.

Vamos a seguir investigando el caso, pero de una vez les podemos informar que el subdelegado administrativo del IMSS Puerto Vallarta en ese tiempo, era ni más, ni menos que el ex presidente municipal priista, Francisco Javier Bravo Carbajal.

Sabemos que la nueva delegada en Jalisco del IMSS, Karla Guadalupe López López, está interesada em extirpar el cáncer de la corrupción que hay en las subdelegaciones y la de Puerto Vallarta no es la excepción.

EL CASO SHARON

Como adelantamos el fin de semana, la actual encargada de la sub delegación Vallarta, Sharon García Ortega, viene arrastrando graves señalamientos desde la capital del Estado, junto con su ex jefe, el actual titular de la subdelegación Juárez (llamada así porque está en el sector Juárez de Guadalajara), Román Márquez Fuentes.

Resulta que esta funcionaria era la jefa de departamento en la subdelegación Juárez, y ella junto con su jefe inmediato, Román Márquez Fuentes, formaron un grupo compuesto por auditores y supervisores del IMSS, para presuntamente extorsionar a patrones omisos, principalmente en obras de construcción.

De esta manera, han saltado datos duros, como el presunto cobro del 30 por ciento a patrones omisos para no practicarles una auditoría, es decir, si un patrón no declaró un millón de pesos, tiene que mocharse con 300 mil pesos; dinero que, según nuestros informantes, se reparte a discreción entre el grupo del subdelegado Román, quien es el que habría enviado a Puerto Vallarta a Sharon García, para poner en marcha las mismas prácticas de Guadalajara y obtener dinero fácil.

Y es que, a decir de los informantes, el modus operandi de esta banda --formada por Román Márquez, su ahijada Ruth Teresa Moreno Estrada, su amigo y también empleado de la subdelegación Juárez, Juan Pablo Gómez Flores; por la propia Sharon García y un nutrido grupo de auditores-- es realizar “auditorías por fuera”, para que de esta manera la información no se quede en el sistema de cómputo del Seguro Social y sí, en cambio, obtener beneficios económicos, en detrimento del propio Seguro Social.

Se comenta al interior de la subdelegación Juárez, que en las auditorías “por fuera” participan por lo menos 10 personas y que el dinero mal habido es repartido entre un auditor, un supervisor, un jefe de oficina, un jefe de departamento y con el subdelegado; y de ahí para arriba, con cinco personas más.

Cansados de esta situación, los empleados del IMSS, que piden anonimato por razones obvias, exigen a la nueva delegada del Seguro Social en Jalisco, Karla Guadalupe López López, que investigue a fondo esta red de corrupción, que, dicen, lleva años y años y nadie les ha puesto un alto a estos malos funcionarios, por el contrario, los premian con plazas como la de Puerto Vallarta.

Visto 1337 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412