giweather joomla module
Martes, 07 Diciembre 2021 23:20

Hostigan a empleados del hotel RIU para obligarlos a renunciar; el caso de Hugo Humberto Canales Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Con una imagen deteriorada por constantes escándalos entre los que se encuentran agresiones a turistas, discriminación y problemas sanitarios que ha ocasionado malestares estomacales por consumo de alimentos en presunto mal estado, el hotel RIU Nuevo Vallarta suma uno más, al revelarse que altos ejecutivos de la empresa al parecer tienen la consigna de hostigar a los empleados con más de 10 años de antigüedad para obligarlos a renunciar.

Un caso concreto lo tenemos en Hugo Humberto Canales Espino, un joven que entró a trabajar al hotel RIU como mesero hace cinco años y que se dio cuenta de una serie de situaciones delicadas que sucedían en la zona de comedores, por lo que decidió cambiarse al área de bares, donde fungió como capitán.

Para Hugo Humberto las cosas iban bien, estaba conforme en su nuevo puesto de trabajo, pero un día todo cambió, ya que comenzó a notar cierta animadversión de parte del encargado de bares, Héctor Esparza y también de una tal Graciela, gerente de A y B, quienes comenzaron a hostigarlo y a tratarlo mal; lo hacían trabajar 12 horas seguidas y lo ponían a hacer tareas que no corresponden a un capitán, además de quitarle personal. Era tanta la presión, que a veces no tenía ni tiempo para comer.

“Al parecer no le caía bien al encargado de bares”, comenta Hugo Humberto, quien agrega: “Probablemente era porque yo no estaba de acuerdo con algunas prácticas, pues el jefe de bares nos ponía a rellenar botellas de (wiski) etiqueta roja, de Don Julio, etc.”.

No solo eso, añade Hugo Humberto, sino que además “me utilizaba para sacar producto del hotel y cuando ya no quise hacerlo fue que me cargaba la mano; lo que consistía en cambio de horarios a discreción y el colmo fue que en una ocasión no me dejaron entrar al hotel con el pretexto de que iba en mi camioneta, pero a otro personal sí les permitían el acceso”.

Molesto por el acoso laboral, Canales Espino quiso hablar con los encargados del área de Recursos Humanos del hotel, pero los ejecutivos no quisieron llegar a un acuerdo, por lo que decidió contactar al encargado de los tres hoteles RIU, Raúl Pedregal, pero éste sólo se limitó a decirle que tenía que hablar con los de Recursos Humanos.

Sin embargo, y ante la cerrazón de los responsables de Recursos Humanos, el joven trabajador se negó a firmarles cualquier documento, por lo que ni siquiera le dieron finiquito y tampoco le avisaron de su baja, nada.

Hugo Humberto, como otros trabajadores, se han dado cuenta que la empresa que opera los hoteles RIU están tratando de correr a los empleados que tienen más de 10 años de antigüedad y buscan motivos para hacerlo.

“Querían que les firmara una carta responsiva que según ellos te aplicaban por llegar tarde o faltar a una regla del hotel; y en dos ocasiones no se las quise firmar. Las veces que doblaba me lo pagaban normal. Tengo testigos, compañeros que trabajaron en el hotel que pueden declarar a mi favor”, asegura el trabajador, víctima de este tipo de empresas que tratan como esclavos a sus empleados.

 

 

Visto 828 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412