giweather joomla module
Viernes, 15 Marzo 2024 23:47

La “agradable” comida de la alcaldesa interina Lía Castro Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por las chicas súper poderosas

Con una mirada de desprecio que no puede ocultar frente a los reporteros, periodistas y pseudo periodistas que pululan en Bahía de Banderas, la presidente municipal interina, Lía Castro Díaz de León “invitó” al gremio periodístico a una “agradable comida” en el restaurante “La Casa de Adame” ubicado en Valle de Banderas, donde la constante fue que la señora alcaldesa sigue con su cara fruncida, enfadada con ella misma, ah, pero eso sí, con su elegante vestimenta tipo buchona.

Y es que han de saber ustedes queridos amigos, que Lía Castro tiene una excesiva debilidad por los vestidos Chanel, Crhistian Dior y las bolsas de piel Victoria Secret y Victorinox… Ella para nada es austera, por eso rechazó la oferta que le hizo el pillo –ese sí, de marca—del Gaby Salcedo para que el “bacanal” fuera en el antro de mala muerte llamado “El Chivón”.

Nada de eso, pues Lía Castro es todo menos que ordinaria, odia la naquez y siempre tiene presente la frase máxima del fino, qué decimos fino, finísimo grupo “Los Horóscopos de Durango” … esa que entonan unas mujeres a coro y al grito de… “Antes muerta que sencilla”, “hay que sencilla” … por lo que llegó a la “agradable comida” ataviada con un vestido verde escotado que atrajo las miradas de varios de los presentes, sobre todo de la fotógrafa Patricia Aguilar Romano (Paty Aguilar pa’ los cuates), quien –dicen las lenguas de doble filo--, no puede ver ni en pintura a la Lía Castro, pero que hoy tuvo que tragarse el orgullo para estar en la mesa de los favorecidos.

Algunos comentaron que, al menos, la querida comadre de Mirtha Villalvazo ya no llegó con sus vestidos propios de Cruella de Vil, como el que usó para “despedir” a la hermana Villalvazo de las oficinas del DIF la semana pasada.

Y es que la señora presidenta quiere aprovechar su efímera fama de tres meses para meterle terror a todo aquél que no se alinee a su plan estratégico de los 90 días, por eso se viste como Emma Coronel, la mujer de El Chapo Guzmán… Pero para asustar con el petate del muerto, usa los de Cruella de Vil.

Total, que en la “agradable comida” –donde los compañeritos de la prensa comieron y bebieron opíparamente—Lía Castro nunca pudo deshacerse de esa mirada de rencor que carga todos los días, de esos ojos que miraban con desprecio cómo los reporteros se echaban una y otra vez los bocados a la cavidad bucal.

Desde luego, no estaban todos los que son ni son todos los que estaban en la llamada “Casa de Adame”, pero ya se giraron instrucciones para que se pague la comilona desde la tesorería municipal, donde El Gaby Salcedo ya no haya cómo robarse los dineros públicos.

Resulta que fuentes de la Unidad de Inteligencia y Contraespionaje de las Chicas Súper Poderosas aseguran que El Gaby Salcedo (a ese que le dicen el traidor de traidores de toda la Comarca) se fue directo a los bancos para cambiar firmas y tokens para poder ejercer el gasto público y hurtarse lo que pueda… Pero… en el Banco le dijeron que necesitaba llevar un acta de la sesión de Cabildo donde el pleno del Ayuntamiento aprueba su nombramiento como tesorero para aceptar el cambio de firmas.

Casi llorando, El Gaby Salcedo regresó como la cola entre las patas a decirle a Lía Castro que los hijos de tal por cual de los bancos lo mandaron al diablo.

Esperemos que la próxima semana los regidores destraben este penoso asunto y voten para que Gaby Salcedo sea el nuevo tesorero y poder darle continuidad al plan maquiavélico de Lía Castro, que es robar lo más que se pueda antes (sino pregúntenle la orden que les dieron a los agentes de tránsito) de que regrese la comadre Mirtha y los pille con las manos en la masa… ¡Ah!, y también para pagar la comida de los reporteros… Que de buena fe van a donde sea… Ellos no piden que les den, sino que los pongan donde hay.

Antes de despedirnos, estas chicas quieren terminar (y no es albur) con lo siguiente: Al menos, al menos algunos periodistas tuvieron vergüenza y no fueron a la “agradable comida”; ya que asistir a estos “bacanales” es como respaldar las ilegalidades que comete Lía Castro en su intentona por aplastar a su querida comadre Mirtha Villalvazo.

Su mirada lo dice todo…

 

 

 

 

Visto 465 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412