giweather joomla module
Jueves, 16 Enero 2020 07:14

Con engaños invitan al baile de Vaqueros para festejar al diputado Luis Munguía; obligan a funcionarios a regalar boletos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

Si la desesperación hizo presa del diputado Luis Ernesto Munguía González ante la baja aceptación que tiene en las encuestas en las colonias populares de Puerto Vallarta (recuerden que pretende ser candidato a la presidencia municipal) y su pánico se reflejó con la creación de una asociación patito denominada “Corazón Vallartense”, ayer de plano el legislador naranja se voló la barda al maniobrar para pedir que todos los funcionarios públicos que trabajan en dependencias del gobierno del Estado en este puerto regalen boletos para el baile de Vaqueros Musical en la explanada Villaseñor el próximo sábado, donde el señorito va a celebrar su cumpleaños.

Hay molestia, mucha molestia entre personas que trabajan en oficinas gubernamentales por esta petición que les hicieron llegar sus jefes inmediatos, quienes les entregaron fajos de boletos de dicho baile para que los repartieran entre sus conocidos y los obsequiaran en sus colonias.

El malestar es más profundo porque los están obligando a engañar a la gente al invitarlos a un espectáculo gratuito de bandas musicales, donde les dicen que habrá rifas y mucha comida, que incluso pueden llevar a sus hijos porque habrá payasos y se va a partir una rosca de reyes gigante, cuando en el fondo se trata de un evento político.

De hecho, cuando las personas preguntan a qué se debe el baile o con qué motivo se está invitando de manera gratuita, los portadores de los boletos solo dicen que es “para festejar a un amigo”, pero que tienen que ir porque habrá “sorpresas”.

MALESTAR ENTRE FUNCIONARIOS

Sin embargo, muchos funcionarios y empleados de gobierno están más que enojados porque les dijeron que tienen que ir a dicho baile, que es obligatorio, porque van a pasar lista de asistencia y el que no acuda será sancionado o de plano le van a perder la confianza. Y usted ya sabe, cuando le pierden la confianza a alguien, lo que sigue es el despido.

Por otro lado, un grupo de jóvenes identificados con Luis Munguía le están diciendo a las personas, sobre todo a jovencitas, que la sorpresa de la noche puede ser el cantante canadiense Justin Bieber, por lo que no pueden faltar.

¡Vaya atrevimiento!

Otros le dicen a la gente que dicha sorpresa podría ser el cantante de banda Pancho Barraza, por lo que deben ir muy temprano a la explanada Villaseñor que se ubica en la agencia Las Mojoneras, que vayan desde las 14:00 horas para ganar lugar.

En este contexto, muchos se van a desencantar al descubrir que la sorpresa y el amigo que van a festejar es ni nada más ni nada menos que el diputado Luis Ernesto Munguía –quien en realidad se cree Justin Bieber—y que los están acarreando con la promesa de la rifa de una consola de video juegos Xbox One, de darles un plato de comida y otorgarles un pedazo de rosca.

UN MILLÓN DE PESOS

Pero lo más indignante para la población, son los pasos que está siguiendo Luis Munguía, como buen pupilo del Mochilas que es, pues en el festejo del sábado se va a gastar por lo menos un millón de pesos, dinero que deberá transparentar si quiere ser honesto con sus seguidores y con los vallartenses, toda vez que si pidió favores en liquido y en especie, estaría haciendo compromisos que tarde o temprano le van a costar muy caros.

Tan solo sáquele plumita, como dice la canción, entre la renta de la explanada, el pago de las bandas y artistas, el costo de los escenarios, la renta de mesas y sillas, la hechura de los boletos tipo ticket master, etc.… ¿cuánto se va a gastar?

Aunque al mero estilo del Mochilas, Luis Munguía también va a salir con que “los amigos” pagaron todo; por lo que se debe revisar con lupa si los dineros no fueron aportados –con esas triangulaciones mágicas que solo los políticos saben-- por el Seapal Vallarta o alguna dependencia del gobierno del Estado.

Con un millón de pesos Luis Munguía bien pudo haber llevado donativos a las colonias más pobres de Puerto Vallarta, u ordenado la reconstrucción del puente colgante de la colonia Buenos Aires, que por cierto se volvió a caer con las lluvias del primero de enero, pero los vecinos lo acondicionaron con tablitas para poder pasar.

DESDE LA UNIRSE SE OFRECEN BOLETOS

Pero bueno, de lo que sí estamos seguros es que el diputado y sus secuaces están utilizando recursos públicos, tanto físicos (personas) como materiales, para el baile del sábado, de otra manera no se puede entender cómo en algunas oficinas de la Unidad Regional de Servicios (Unirse) llevaron cientos de boletos para que los empleados de oficinas comenzaran a ofrecerlos en sus redes sociales.

Así pudimos ver por ejemplo a una tal Irma Zavala, que puso su fajo de boletos en el escritorio y los comenzó a ofrecer (ya saben, gratis les decía) en horas de trabajo.

Y así pasó en otras dependencias como la Junta de Conciliación y Arbitraje, tránsito del estado, Seapal, el Tecnológico, el Conalep, el Colegio de Bachilleres, etc.

Y por si esto fuera poco, se dice que a algunos choferes de camiones urbanos ya les llegó la orden verbal de parte de funcionarios de la Secretaría del Transporte (antes Movilidad) del gobierno del Estado, para que faciliten algunas unidades y puedan transportar a los acarreados al festejo de Luis Munguía.

DIPUTADO FALTISTA

Así las cosas, la desesperación está llevando a Luis Ernesto Munguía a cometer todo tipo de errores –mayúsculos si se les ve desde una óptica lo más objetiva posible--, toda vez que no estamos en tiempos electorales para obligar a los funcionarios estatales a repartir boletos (los del Seapal lo hicieron hasta en camionetas oficiales); y aunque estuviéramos, pues sería un delito electoral.

Anda tan desatado el pobre muchacho amante de las parrandas y las vomitadas, que fue uno de los 10 diputados que faltaron a sus obligaciones en el Congreso del Estado el pasado lunes, todo por quedarse en Puerto Vallarta para recibir a los hojalateros de la agrupación “Corazón Vallartense”.

De los diputados del MC que no acudieron a trabajar tras las vacaciones Guadalupe-Reyes, anote usted a Ismael Espanta, Mara Robles, Mirza Flores y… adivinó usted, nuestro Justin Bieber vallartense, Luis Ernesto Munguía González.

Es decir, el señorito por andar en la grilla se olvidó de sus deberes legislativos, pero aún así, quiere ser alcalde de Puerto Vallarta.

¿Así cómo Luis Ernesto?...  Deberían decirle sus seguidores.

El sábado veremos hasta dónde llega el descaro de este diputado con el uso de recursos públicos y con la vista gorda –obviamente—del gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

 

 

Visto 2661 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412