Lunes, 14 Junio 2021 02:00

Administradores corruptos en PV, el caso de los condominios Club de Tenis Puesta del Sol; se apropian de departamentos y más Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(11 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Algo terrible sucede al interior de los condominios “Club de Tenis Puesta del Sol” en Marina Vallarta, donde la mayoría de los propietarios viven un auténtico infierno con el cobro de cuotas de mantenimiento altísimas, robos, pagos exorbitantes a los administradores y en el peor de los casos, hasta la pérdida de sus departamentos a manos de las sedicentes abogadas Dinora Gómez y su hija Isabella Camacho Gómez, contratadas por la gerente Esther Ramos Reyes.

Se trata de una mafia bien organizada la que tomó el control del Consejo de Administración de estos conocidos condominios anclados en el corazón de Marina Vallarta desde hace ya varios años, encabezada por la gerente o administradora, Esther Reyes Ramos; la presidenta, Ileana Cardeña; el tesorero, Keith Vaughen y el vocal Mat Mathews, estos dos últimos de origen extranjero.

De nada han servido las quejas que los condóminos externan todos los días a la presidenta del consejo sobre las abusivas prácticas de la administradora que no solo cobra un magnifico sueldo de 79 mil 578pesos mensuales ya con impuestos, que al año suman 954 mil 938 pesos; salario autorizado por la mafia del consejo de la que ella forma parte.

A esto hay que agregarle que cada mes sangran a los dueños de los departamentos con cinco mil 900 pesos más el consumo de energía eléctrica –les cobran de cinco mil a 24 mil pesos por bimestre-- que se paga entre todos, esté no esté el propietario o si su consumo es mínimo, de todas formas, le exigen el pago.

El caso es que son 180 departamentos y locales comerciales y solo hay un medidor de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para todos.

REPRESALIAS

A los que se han quejado por el incremento constante de la cuota de mantenimiento –que aumentó en dos ocasiones en 2017 y 2018 entre el siete y el cuatro por ciento respectivamente y en marzo de 2019 otra vez la subieron—los amenazan, toman represalias contra ellos, como cortarles el suministro de agua y a hostigarlos con personal de seguridad y empleados que mandan para revisar “desperfectos” pero solo entran a los departamentos para intimidar a los quejosos.

Se dio el caso de un ex diputado de nombre Jorge Villalobos que era vecino de los condominios y en una ocasión –ya hace años, cuando el administrador era el desaparecido Carlos Rizo—reclamó a Rizo su conducta contra los condóminos y al día siguiente amaneció su camioneta destrozada en el estacionamiento.

Para los inquilinos del llamado Club de Tenis Puesta del Sol la situación es insostenible, viven un infierno en su propia casa y todavía tienen que soportar la burla del consejo de administración que recién autorizó incrementar el salario de la administradora Ramos Reyes en un 300 por ciento. “Es la segunda administradora mejor pagada de todo Puerto Vallarta y Bahía de Banderas”, dice uno de los dueños.

En este lugar, hay una y mil historias que contar y denunciar, sostiene otro propietario. Una de las más graves tiene relación con el robo descarado de departamentos, pues como buitres, estos administradores solo esperan que uno de los dueños muera por vejez o enfermedad para apropiarse del inmueble. Se ensañan con adultos mayores que viven solos, sobre todo extranjeros, pero también contra mujeres solas.

LA PESADILLA DE ALEJANDRA

Una de estas pesadillas la vivió la habitante del departamento número 3207, Alejandra Zukovich Gómez, a quien literalmente volvieron loca y la sacaron con camisa de fuerza del condominio para llevarla a un manicomio a Guadalajara.

Alejandra Zukovich vivía con su mamá, a quien los vecinos conocían como Teté Gómez, pero al morir la madre, Alejandra se deprimió bastante y esto fue aprovechado por esta mafia de administradores para apropiarse del departamento y robarse todo lo que había en su interior.

Cuentan que un día uno de los empleados que maneja Esther Ramos Reyes tocó la puerta del departamento 3207 y como sabía que Alejandra estaba sola, le ofreció una extraña bebida que alteró su comportamiento; ella comenzó a sentirse mal y a hablar incoherencias y fue así como argumentaron que estaba, esquizofrénica, loca pues, y la echaron del departamento que era de su madre.

Curiosamente, hoy el departamento está a nombre de Isabella Camacho Gómez, la hija de la abogada Dinora Gómez (que es investigada por presuntamente apropiarse de otros condominios en Bay View Grand, también en Marina Vallarta) y lo pusieron a la venta en una página de internet que se llama www.inmuebles24.com en más de 235 mil dólares; también aparece anunciado en la agencia de bienes raíces Coldwell Banker.

Cuando una tía de Alejandra, Diana Gómez de la Ciudad de México vino a Puerto Vallarta para reclamar las cosas de su hermana fallecida, no le permitieron entrar. Habló con Isabella Camacho y le dijo que ella tenía una supuesta carta poder firmada por la difunta donde le trasladaba el inmueble, según se puede escuchar en un video en poder de este medio de comunicación.

Sin embargo, vecinos tomaron fotografías en el momento en que sacan pertenencias de Teté Gómez y de Alejandra Zukovich del departamento 3207 y las suben a una camioneta marca Mercedes Benz que, dicen, es propiedad de Isabella Camacho, la “nueva propietaria” del condominio.

EL ROBO

Cómplices de este atropello fueron miembros del entonces consejo que estaba formado por Ana Briones y Bertha Aguirre y la inefable administradora Esther Ramos, quienes también permitieron el robo de las cosas de Alejandra, ya que ella tenía joyas, dinero en efectivo, tarjetas de crédito y objetos muy valiosos de arte genuino ruso y mexicano. El Departamento estaba remodelado y muy bonito con muebles muy caros, un cuarto de lavado y secado etc.; pero hasta el respirador de la fallecida se llevaron.

A Alejandra Zukovich le fue tan mal en el manicomio donde la internaron contra su voluntad, que las locas de ahí le arrancaron parte de la nariz, estaba sin ropa, sufrió mucho, comentan quienes conocen el caso.

Impotentes con lo que les pasó, Alejandra y su tía viven ahora en la Ciudad de México, no quieren saber nada de Vallarta por esta amarga y dura experiencia y no han querido denunciar su caso; todos en el Club de Tenis Puesta del Sol se dieron cuenta de esta injusticia, pero nadie la ayudó, solo algunos buenos vecinos que vieron por ella y todavía tratan de recuperar algunas de sus pertenencias.

EL MODUS OPERANDI DE LAS DINORAS

Y como ya le hallaron a hacer negocios ilícitos con los departamentos, Dinora Gómez y su hija, en complicidad siempre con Esther Ramos, ya andan sobre otro departamento donde el dueño norteamericano falleció y dejó deudas de cuotas de mantenimiento y predial, pero el estadounidense era co-propietario con la actual inquilina, a quien quieren despojar del inmueble mediante hostigamiento constante hacía su persona.

Al parecer es una mujer que vive sola y a quien le han enviado incluso empleados para hostigarla sexualmente y a quien le cortan constantemente el agua para fastidiarla.

A cambio de resguardar su nombre, por su condición de mujer sola, ella comenta su experiencia: “Me cortaban la luz a cada rato y con el calor se metían los murciélagos; estaba y sigo atrapada en este lugar que considero bello. La Marina Vallarta es un lugar hermoso, pero lo hacen infierno cuando lo manejan los deshonestos que son tanto mexicanos y extranjeros, extranjeros que al llegar aquí se corrompen porque es fácil hacer trampas en este país, porque en sus países estarían encarcelados”.

 

Están tan agresivos contra esta mujer, que la misma Dinora Gómez ya tiene redactada una carta poder para obligarla a que la firme y poder así quitarle el departamento, otro más en su cuenta de lo que parece ser un modus operandi de un grupo de delincuentes formado por el Consejo de Administración.

Así las cosas, son pocos los que se atreven a denunciar lo que sucede al interior de este tipo de desarrollos condominales, pues no es la primera vez que se apropian de departamentos ajenos.

SE MATARON EN UN AVIÓN Y PERDIERON SU DEPA

Hace unos años, sucedió otro caso cuando en el consejo de administración estaban la canadiense Carol Yablonsky y el ex presidente de la Canaco, Carlos Rizo, quienes solo esperaban la oportunidad de que alguien muriera para intentar apoderarse del departamento; en ese entonces con la complicidad de un abogado de apellido Becerra.

En el historial del Club de Tenis Puesta del Sol está también otro caso que fue muy sonado, el de dos extranjeros gay que eran propietarios de un departamento y se mataron en un accidente de avión.

En esta historia aparece la abogada Sofía Jurado –al parecer ex funcionaria en la junta de conciliación y arbitraje--, quien ahora es la dueña del inmueble de los fallecidos y le saca provecho con las rentas.

Por hoy hacemos una pausa, pero en otro artículo vamos a revelar cómo es que Dinora y su hija Isabella quieren adueñarse de otro departamento.

Y también de cómo se han cometido abusos contra personas que rentan un departamento y al llegar, con niños y adultos mayores, les cortan la luz con cualquier pretexto, o porque el dueño tiene una cuota atrasada.

Asimismo, de los empleados que han despedido por órdenes de Esther Romero e Ileana Cardeña, que al darse cuenta de las irregularidades que ahí pasan, simplemente los corren.

 

Visto 4037 veces
Inicia sesión para enviar comentarios