giweather joomla module
Domingo, 11 Agosto 2019 11:56

Pretenden manchar carrera impecable del oncólogo Daniel Olguín y decenas de pacientes salen en su apoyo

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Luego de una nota difundida en video por Radio Universidad de Guadalajara, donde un hombre señala que el oncólogo de la clínica 42 del IMSS, Daniel Alejandro Olguín Muñoz le condicionaba consultas, citas y trato especial para atender a su esposa Irma García Morales a cambio de “moches” en especie con medicamentos previamente surtidos, decenas de pacientes del doctor Olguín salieron en defensa del galeno al considerar que se pretende manchar una carrera impecable.

El quejoso es el señor Graciano Alberto Franco Cruz, quien fue entrevistado por la periodista, locutora y ex regidora Susana Mendoza Carreño la semana pasada. A cuadro, el hombre asegura que, desde hace tres años, el doctor Olguín le pedía entre el 40 y el 50 por ciento de los medicamentos que le recetaba a su mujer, medicina cuyo valor comercial es alto --más de un millón de pesos en farmacias privadas--, pero Graciano Alberto no aporta ninguna evidencia de que el oncólogo se quedara con la medicina a cambio de brindarle servicio y consultas rápidas a su cónyuge.

Sin embargo, en la entrevista y nota de Susana Carreño se da como un hecho de que así fueron las cosas, lo cual es una irresponsabilidad “de gente sin escrúpulos que está peleada con la vida”, afirman pacientes del doctor Olguín en cartas que hicieron llegar a VALLARTA UNO; la mayoría están firmadas con su puño y letra y otra es un acuse de recibo del Director Médico de la clínica 42, Jorge Humberto Valdivia Flores, que recibió una de esas misivas en apoyo del oncólogo.

Lo más raro es que de cientos de pacientes que el doctor Olguín ha atendido en los últimos cinco años en ese nosocomio, ninguno ha externado una queja en su contra, y mucho menos un señalamiento temerario como lo hace el señor Graciano Alberto Cruz.

MEDICAMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Y es que en la entrevista que le hace Susana Carreño, el señor Cruz muestra varias cajas del medicamento conocido como Vanevin y Navelbine y a petición de la reportera muestra el precio comercial del producto y el valor en que lo adquiere el Seguro Social; pero no explica cómo es que juntó tantas cajas de dicha medicina sin haberlas tomado su esposa enferma de cáncer, quien por cierto falleció por lo avanzado de su enfermedad.

El señor Graciano tenía el medicamento –81 cajas-- en un refrigerador en su casa, no se lo dio a su mujer como indicaban las recetas médicas.

En este contexto, se pueden apreciar muchas cajas de medicina en la nota de Susana Carreño, pero quizá es porque al parecer cada caja contiene solo una pastilla, y el tratamiento para el cáncer que tenía la esposa del señor Graciano era de unas cuatro por semana, es decir, 16 por mes y 192 por año.

Si el señor Graciano tiene en su domicilio 81 cajas de este medicamento, es muy probable que durante poco más de cinco meses no le dieron a tomar a la señora Irma García la dosis recetada por el oncólogo, lo cual sería muy grave.

“…DE SOBRA Y A MANOS LLENAS”

Por eso, Susana Carreño lanza al aire que mientras en otras instituciones de salud hay desabasto de medicamentos, en la clínica 42 del IMSS en Puerto Vallarta “hay de sobra y a manos llenas”.

Luego, en la misma entrevista, Graciano Cruz comenta que un internista de nombre Luis Suárez López le dijo que su esposa ya estaba desahuciada, por lo que don Graciano no entendía cómo es que “le seguían surtiendo rectas con tanto medicamento”.

Pero lo increíble de todo esto es cuando el quejoso afirma que su esposa ya no tenía riñones, hígado ni pulmones, y que aún así le seguían recetando el medicamento. Esta versión tendrá que cotejarse con el historial médico de la paciente, porque también es muy aventurado decirlo.

Quizá en su dolor, don Graciano trata de sembrar dudas y poner en entredicho el trabajo del oncólogo Olguín, pues en el fondo pareciera querer dañar la imagen y reputación del médico, al firmar o tratar de sostener que el doctor le seguía entregando recetas a su esposa para quedarse con parte de los medicamentos.

RECETAS ELECTRONICAS

El IMSS, nos comentan, tiene un sistema electrónico de recetas, por lo que no cualquier doctor puede otorgar y firmar este tipo de documentos las veces que se le antoje. No, todo está controlado, hay un tope y se entregan cajas o tabletas por mes, según las enfermedades o diagnósticos, o sea dosis por mes, no más.

Además, todo tiene que estar justificado con una nota médica, sin ella no se pueden imprimir recetas electrónicas extras. En una compulsa, revisión o auditoría, se podría verificar los dichos del señor Graciano y ver si está mintiendo, exageró en su denuncia, o dice la verdad.

Sin adelantarnos a los hechos o a lo que informe de manera oficial el IMSS, hay situaciones sorprendentes en las afirmaciones de don Graciano, como asegurar que en cada cita o consulta le entregaban al oncólogo entre 20 y 30 cajas de los medicamentos que surtían en la farmacia del Seguro.

Franco Cruz le entregó a Susana Carreño copias de las recetas médicas que el oncólogo le proporcionó para surtir el medicamento, pero no presenta una evidencia clara o tajante, de que el doctor se quedara con el 40 o el 50 por ciento de las cajas.

ES UNA INJUSTICIA, DICEN PACIENTES

En el trabajo periodístico de Susana Carreño tampoco se incluyeron entrevistas con otros pacientes de Daniel Olguín, solo el caso de Graciano Alberto Franco Cruz.

Por ello, decenas de pacientes, como Dolores González Baltazar, Ampelio Valdez, Juan Carlos Razo, Edgar Fermín Lagunes, Yolanda Elizabeth Huerta, Marisol Arco, Leticia Cuevas, Beatriz Ruiz, Marina Emma Navarrete, María del Rosario Peña, Santiago Cruz Martínez, y otros que han sido atendidos por este oncólogo, están preocupados por su doctor, no quieren que lo vayan a cambiar o a despedir por lo que dicen, es una denuncia injustificada, fuera de toda realidad.

Así las cosas, pacientes del doctor Olguín hicieron llegar cartas firmadas en apoyo del oncólogo de la clínica 42 por lo que consideran una injusticia.

Este medio también trató de entrevistar al doctor Olguín, pero se nos dijo que por políticas del IMSS y de su sindicato, les prohibían hacer cualquier comentario al respecto, por lo que van a esperar la versión oficial de las autoridades del Seguro Social.

Nosotros como medio de comunicación, también vamos a esperar el resultado de la investigación de esta queja y denuncia, y publicaremos su resultado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Visto 7687 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412