Sábado, 07 Noviembre 2020 13:59

Prestadores de servicios náuticos, vigilantes solidarios de “los Arcos de Mismaloya” junto con guardaparques de la Profepa Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Aglutinados en la Asociación Civil “Bahía Unida”, alrededor de 175 prestadores de servicios náutico-turísticos se han convertido en vigilantes solidarios de sitios emblemáticos de Puerto Vallarta como Los Arcos de Mismaloya y Las Islas Marietas; y en su tarea por preservar estos santuarios que la naturaleza formó, apoyan con recursos a los “guardaparques” de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) mediante un convenio de concertación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conap).

Desde hace poco más de cuatro años, estos prestadores de servicios se trazaron la meta de coadyubar con inspectores de la Profepa para cuidar estos atractivos turísticos mediante acciones focalizadas a la preservación de estos, como son el concientizar a usuarios y turistas que visitan las Marietas y Los Arcos de Mismaloya para que cumplan una serie de medidas y restricciones al momento de asistir a estos lugares.

Esta coadyuvancia incluye asimismo una aportación voluntaria que donan los visitantes que llevan las embarcaciones de esta asociación civil a Los Arcos y Las Marietas. Se trata de un donativo de 40 pesos por persona, a quien se le entrega un emotivo brazalete que dice “elegiste una empresa comprometida con la vigilancia y conservación del Parque Marino Los Arcos. Tu aportación lo hace posible ¡gracias!”

Bahía Unidad AC junto con Pronatura AC son las asociaciones que entregan estos brazaletes y los fondos recaudados se destinan específicamente al mantenimiento de oficinas, compra de combustible para las lanchas que utilizan los inspectores o guardaparques de la Profepa, así como en otros tipos de apoyo que vienen señalados en el convenio de concertación, como instruir y educar a los turistas y paseantes sobre cómo comportarse al momento de visitar los Arcos y las Islas Marietas.

La educación es una de las principales tareas de estas asociaciones, ya que en ocasiones invitan a grupos de estudiantes de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas para que apoyen en estas acciones y a la vez se ayuden en cumplir con los servicios sociales que les piden en sus escuelas al inmiscuirse en ejercicios de orientación de cómo se deben preservar áreas naturales como estos emblemáticos sitios que hay en la región.

En este sentido, las asociaciones civiles como Bahía Unida vigilan que los visitantes a estos lugares, por ejemplo, cumplan a cabalidad con las indicaciones que vienen en los permisos que otorga la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnat) para visitar Los Arcos de Mismaloya o las Islas Marietas.

Toda persona que desee visitar Los Arcos de Mismaloya tiene que tramitar un permiso en la Semarnat. Los más comunes son para la práctica de buceo y snorkel. En este documento se les notifica a los usuarios que de acuerdo con la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, Los Arcos es un “área natural protegida”, por lo que está prohibido bucear con tanques y acceder a los islotes “por lo que se hace de su conocimiento que los riesgos que implica el desarrollo de sus actividades son de su entera responsabilidad debido a la calidad de prestador de servicio con el que se ostenta”.

Por eso, está prohibido que lanchas, cuatrimotos y cualquier otro tipo de vehículo marítimo acceda a Los Arcos, esto para no poner en riesgo a los visitantes que practican buceo y snorkel y o perturbar la fauna y flora del lugar. Tampoco está permitido que los navíos atraviesen Los Arcos por el riesgo que ello implica.

En este contexto, si alguien viola esta disposición, son los propios prestadores de servicios náutico-turísticos quienes avisan a los inspectores y o guarda parques de la Profepa para que informen y en su caso sancionen a los infractores sobre la falta cometida.

Representantes de Bahía Unida AC aclararon a este medio que los guardaparques de la Profepa no están hostigando a nadie ni persiguiendo a los turistas, lancheros u otros prestadores de servicios náuticos, que sólo se les está orientando para que se sumen a las tareas de preservación, respeto y vigilancia de estos santuarios naturales.

La tarea es titánica, comentan los de Bahía Unida, porque luego llegan turistas que desconocen las medidas preventivas y restrictivas al momento de visitar Loas Arcos, por lo que el objetivo es difundir la información lo más ampliamente posible para que estén enterados y no violen las disposiciones existentes.

También se enfrentan con malos prestadores de servicios náuticos que vienen de la zona de Cabo Corrientes o del Norte de Nayarit y que sin importarles las afectaciones que hacen, continúan acercándose demasiado a Los Arcos o pasando por en medio del arco mayor poniendo en riesgo a los bañistas y buzos.

Por ello, otro objetivo inmediato que tiene Bahía Unida es colocar letreros y señalética para guiar y orientar a los usuarios y a toda aquella persona que quiera visitar los Arcos y las Marietas con orden y respeto por la naturaleza y sus especies.

La intención, añaden, es colocar letreros y señales en puntos de partida de las embarcaciones como muelles, marinas y otros puntos de reunión masiva de turistas para que estén informados sobre lo que pueden hacer y no pueden hacer si quieren visitar estos atractivos naturales de Puerto Vallarta.

Señalaron que el Ayuntamiento de Puerto Vallarta prometió apoyo con la colocación de cámaras apuntando a Los Arcos de Mismaloya desde algún punto de la carretera 200 para tener cierto control de vigilancia electrónica, pero esto no se ha realizado porque les informaron que este año ya no hay presupuesto ni dinero que recaudan por el convenio de coordinación fiscal para administrar parte de la zona federal marítimo terrestre.

Como colofón, queremos informarles que Bahía Unida AC nació a partir de que se cerraron las Islas Marietas a turistas y embarcaciones por el daño ecológico que se estaba ocasionando al arrecife y toda la isla en 2016. Fue cuando se aglutinaron en un solo grupo los prestadores de servicios náuticos, sobre todo los que operan lanchas, pangas, botes y barcos medianos de recreo y recorridos, para coordinarse con las autoridades de los tres niveles de gobierno y tener una vigilancia compartida de estos sitios que son visitados por cientos de turistas al año.

 

 

 

Visto 336 veces
Inicia sesión para enviar comentarios