giweather joomla module
Domingo, 05 Septiembre 2021 23:41

Reporteros al borde un ataque… las notas buenas y malas tras el paso de “Nora” Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

El paso del huracán Nora por Puerto Vallarta y la región no solo ha dejado daños materiales y la lamentable pérdida de dos vidas humanas, sino que también ha generado todo tipo de situaciones, algunas buenas y otras no tan buenas en los habitantes de esta ciudad, que ha sido noticia nacional en repetidas ocasiones.

Por ejemplo, las notas malas, las negativas, las está dando la Fiscalía de Jalisco, por la opacidad con que ha manejado el caso de Luz Berenice, la joven desaparecida en el río Cuale después de que su camioneta fue arrastrada por la corriente el pasado 28 de agosto.

Como ya se ha difundido en varios medios de comunicación, la tarde del sábado fue encontrado en la rivera del río Cuale lo que parece ser un órgano humano, muchos especulan que podría tratarse de un pulmón; pero hasta ahorita, ni la Fiscalía regional, ni el fiscal general, ni el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, han informado, ni a los medios, ni a los familiares de Luz Berenice, si este resto pertenece a un ser humano.

Por desgracia, y esto, créame, es lamentable, también algunos reporteros han dado la nota negativa al no respetar los cordones de seguridad que colocó la policía el día en que rescataban la camioneta de Luz Berenice.

Y es que mire usted, hay principios que todo periodista debe saber para ejercer esta profesión que, también es oficio, y uno de estos principios es respetar los cordones de seguridad instalados por la fuerza pública. En los manuales de autoprotección para periodistas se sugiere no violar estos cordones de seguridad, ni buscar caminos alternos para meterse en los lugares restringidos.

En la semana que acaba de terminar, por lo menos tres reporteros se metieron a una casa cercana al río Cuale para violar los cordones de seguridad, y esto terminó en un connato de bronca con los familiares de Luz Berenice que pedían respeto para ella, en caso de que se encontrara su cuerpo.

La actitud de los compañeros y la falta de sentido común de un comandante de la policía turística, del comandante Manzanares, por poco termina mal, pues amenazaron a los periodistas con detenerlos por insultos a la autoridad y por no respetar el famoso cordón de seguridad.

Y bueno, esto nos debe hacer reflexionar para recordar que los periodistas somos eso, periodistas, personas que informamos y analizamos las noticias. No debemos confundirnos, los reporteros no tenemos por qué suplir las labores de un comandante de protección civil, ni de un policía municipal, ni de nadie. El reportero tiene que informar y punto.

Por desgracia, algunos se creen y actúan como policías judiciales, otros como socorristas, unos más la quieren hacer de rescatistas, etcétera, etcétera.

Para los reporteros empíricos, y también para los profesionales, les recordamos que hay manuales, libros y estudios sobre cómo ejercer el periodismo para no exponer su seguridad ni la de otras personas.

Pero bueno, tras el paso de Nora, también surgieron las buenas noticias, y estas nos hablan de la generosidad de los vallartenses, de empresarios, políticos, funcionarios y personas que de buena fe han donado desde enseres domésticos, hasta alimentos, ropa y artículos de limpieza a los damnificados por las lluvias.

Ver a los empleados de comunicación social del Ayuntamiento limpiando algunas calles con pala y pico en mano fue muy agradable, pero más agradable es saber que no todo está perdido, que todavía nos queda humanidad en Puerto Vallarta, que somos solidarios y que siempre habrá personas de buen corazón dispuestas a ayudar.

 

Visto 552 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412