giweather joomla module
Lunes, 10 Agosto 2015 02:45

La cola del Cubo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Agazapado, simulando un bajo perfil, pero con la cola entre las patas, por haberse confrontado con el político de mayor peso en estos momentos en Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, llega a Puerto Vallarta “El Cubo”, un personaje que tiene fama de represor de medios de comunicación y de ser un profesional de la guerra sucia. Fiel a su estilo, trae bajo la manga una lista “negra” de columnistas y reporteros ‘incómodos’ a la administración del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y a todo lo que huela a proyectos priistas.

 

Por Jorge Olmos Contreras

El negro historial del nuevo representante del gobernador en Puerto Vallarta, Sergio Ramírez Robles, es suficiente para emitir una alerta entre los medios de comunicación locales, ya que este individuo fue prácticamente desterrado de Guadalajara tras la estrepitosa derrota del PRI en la zona metropolitana, donde jugó un papel protagónico de guerra sucia en contra del candidato del MC y hoy alcalde electo de la capital tapatía, Enrique Alfaro Ramírez.

Fue “El Cubo”, junto con Alberto Lamas Flores, quienes engañaron al gobernador al asegurar que mediante estrategias y políticas de comunicación –que en realidad eran parte de la guerra sucia contra Alfaro—le habían bajado los puntos suficientes al abanderado naranja, como para que ganara en Guadalajara, Ricardo Villanueva, cosa que no sucedió.

Fueron estos personajes –según la prensa tapatía—los que estaban detrás de las tremendas denostaciones contra Enrique Alfaro y el Movimiento Ciudadano. Al respecto, el portal www.proyectodiez.mx señalaba en una nota:

“Al presidente electo de la capital de Jalisco no se le olvida que Alberto Lamas y Sergio Ramírez Robles, con el poder para canalizar dinero público a medios de comunicación, iban directamente a las redacciones a entregar sobres con encuestas, supuestas pruebas de que Enrique Alfaro había levantado una barda sin permisos en Zapopan, que su escolta tenía vínculos con el crimen organizado, que Carlos Lomelí un día fue detenido, o que se desviaban recursos de Tlajomulco hacia MC, entre otras”.

¿CASTIGO O PREMIO?

A Sergio Ramírez Robles lo “castigaron” al sacarlo del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión y enviarlo a Puerto Vallarta, pero en realidad la estrategia es clara: El Cubo llega a este municipio en calidad de bombero en primer plano y para construir un proyecto político exclusivo que tenga cuando menos el 60 por ciento de posibilidades de llevar de nuevo al PRI a la alcaldía que hoy está en manos del Movimiento Ciudadano, en segundo plano.

Primero va a recoger los desechos de lo que quedó del PRI, va a juntar las piezas, a armar el rompecabezas llamado Vallarta y una vez compactadas todas las piezas, se va a poner a trabajar en lo que sigue.

Para ello, ya trae bajo la manga una supuesta “lista negra” de reporteros y columnistas incómodos al gobierno estatal y que representen un estorbo al proyecto de regresar al PRI el Ayuntamiento de Puerto Vallarta.

El trabajo, que sabe hacer muy bien Sergio Ramírez, es sentarse a dialogar –como ya lo está haciendo—con los periodistas de Vallarta protegidos por el ex alcalde Salvador González Reséndiz y que fueron introducidos por el propio Chavita a la nómina de medios del gobierno del Estado, donde cobran jugosas igualas, aunque no tengan un medio serio, estable o permanente, ya que muchos de estos reporteros “amigos” sólo tienen alguna página de Internet que, sin mantenimiento ni movimientos diarios, la utilizan de pretexto para cobrar su respectivo cheque.

LAS ALIANZAS

Es muy probable que “El Cubo” haga una “alianza estratégica” con estos reporteros favorecidos por el gobierno estatal, para tratar de hacer lo que hizo hace unos años en el Estado de Puebla –donde fungió como Director de Comunicación Social con el panista Rafael Moreno Valle--, donde creó su propio club de Tobi para golpear tanto a funcionarios públicos como a periodistas.

En los próximos meses el escenario político para muchos va a cambiar con la llegada de “El Cubo” a tierras vallartenses, toda vez que las órdenes para los medios cooptados por contratos de publicidad con el gobierno del Estado, serán las que dicte Sergio Ramírez, así se trate de fuego amigo.

 

Así las cosas, si el próximo proyecto político del PRI es Rafael González Reséndiz, el golpeteo de este club de prensa (controlado y manipulado por Ramírez Robles) será no sólo contra los objetivos del Movimiento Ciudadano, sino también contra aquellos priistas que tengan aspiraciones de llegar a la silla presidencial, como podría ser César Abarca, Roberto González Gutiérrez o el mismísimo Andrés González Palomera, a quienes algunos loquitos ya le ven posibilidades de ser otra vez el candidato del PRI a la presidencia municipal, pues la reforma política permite la reelección de munícipes.

 

LOS ANTECEDENTES

 

Sobre Sergio Ramírez Robles (SRR) se ha escrito mucho, el mismo Movimiento Ciudadano le tiene abierto un amplio expediente y sus antecedentes no son nada gratos. Entre lo que se dice de este personaje, lo más destacado es lo siguiente:

 

Que con fecha 11 de Febrero de 2011 fue contratado por el Ex secretario General de Gobierno  del Estado de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto para ocupar el cargo de Director de comunicación Social del gabinete estatal.

 

Que con fecha 1 de marzo de 2012 SRR presentó una reforma al Código Penal ante los medios de comunicación para eliminar el delito de difamación del código penal y trasladarlos al ámbito civil.

 

Que con fecha 9 de octubre de 2012  el gobierno del Estado por medio del SRR presenta demanda por daño moral en contra de uno de los principales columnistas del Estado, Fabián Gómez y le obligan al pago de 200 mil pesos. Así como de Fernando Crisanto quien lo sustituiría en el puesto.

 

Que el 12 de octubre de 2011 el portal poblano Lado B publica un reportaje con la siguiente entrada: “Con tan sólo ocho meses en el poder, el gobierno que encabeza el panista Rafael Moreno Valle, ha demostrado un talante autoritario y muy poca tolerancia a la crítica, pues en ese periodo no sólo ha cambiado las reglas de la relación prensa-poder al modificar las penas a los llamados delitos de prensa –calumnia y difamación— de penales a económicas, sin ningún contrapeso; sino que además ha lanzado una fuerte embestida contra medios críticos a su administración”.

 

Que después de una campaña de acoso contra los medios de comunicación tradicionales de la Zona Metropolitana de Puebla, el ex director de comunicación social tomó la decisión de rescindir todos los convenios con medios por un lapsus de 6 meses “Para probar lealtades”

 

La posición que se tomó desde ese entonces es que solo se tomarían convenios con medios de comunicación con proyección nacional.

 

Que con fecha 16 de marzo de 2012, el PRI, por medio de su dirigencia estatal presentó denuncia en la FEPADE contra el Gobernador del Estado Rafael Moreno Valle y el vocero. La fiscalía emitió sanción, pero como carece de facultades para sancionar al gobernador envió la resolución al Congreso del Estado.

 

El Congreso del estado desechó emitir sanción alguna por carecer de facultades para ello, en contra del titular del Ejecutivo, Rafael Moreno Valle, y de su director de Comunicación Social, Sergio Ramírez Robles, por la emisión de spots publicitarios relativos al primer informe de labores de la administración estatal, transmitidos en salas de cine fuera del estado. Por lo que fue turnado a la  Secretaría de la Contraloría del Estado donde fue sancionado con la separación del cargo (El Cubo). Información que fue notificada al Congreso del Estado pero nunca fue dada a conocer en público.

 

 

 

Visto 2762 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412