giweather joomla module
Domingo, 13 Mayo 2018 12:21

Reportero rogó para que ocultaran su ingreso a prisión al caer en el alcoholímetro

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El reportero Osvaldo Granados Ramírez, Director de Noticias de la radiodifusora FM Pirata y del portal www.aznoticias.mx, cayó por enésima ocasión en el operativo alcoholímetro y al negarse a ser sometido a la prueba de alcoholemia, fue detenido y llevado a prisión. El periodista utilizó sus influencias para pedir, rogar y casi exigir, que se ocultara todo tipo de información respecto a este incidente.

Sin embargo, el arresto de Osvaldo Granados por ir manejando un vehículo en estado de ebriedad ya trascendió y hoy se sabe que estuvo en un convivio de amigos en casa del también periodista Rodrigo López Becerril en el fraccionamiento La Aurora y en donde igual compartían el columnista y funcionario público, Jaime Castillo Copado y el reportero Miguel Ángel Ocaña.

Al terminar la reunión, Osvaldo –ya bastante tomado—encendió su vehículo, una camioneta marca Lincoln tipo Navigator con placas de la Ciudad de México y enfiló hacía el norte por la avenida Universo, tomó la calle Politécnico Nacional a la derecha y al llegar al crucero del antiguo rastro, en la avenida México, se topó con el operativo “salvando vidas”, donde de forma aleatoria se les práctica el examen de alcoholemia a los conductores.

Eran las 01:50 horas de la madrugada y los oficiales de tránsito le ordenaron a Osvaldo Granados que se detuviera, que le iban a aplicar dicho examen, pero el periodista se negó a soplarle al dispositivo autorizado –el etilómetro—por lo que los agentes viales de la patrulla PT-251 lo arrestaron y lo pusieron a disposición del juez municipal en calidad de detenido.

Como se dijo líneas arriba, esta información no había trascendido porque el reportero utilizó sus influencias para pedir a la jefatura de prensa de la comisaría de seguridad ciudadana, que no se fueran a revelar datos sobre su detención, y mucho menos que había sido por conducir en estado de ebriedad.

No obstante, el caso ya se hizo público –ya que todos los ciudadanos somos iguales y nadie debe usar influencias para esconder información, máxime si se trata de manejar en estado etílico—y ahora se sabe que este incidente ocurrió en plena semana santa, al parecer el viernes 23 de marzo.

El caso cobra importancia porque hace dos años, Osvaldo Granados y otro reportero, Evaristo Tenorio, durante la semana santa para no variar, andaban ebrios y ocurrió que a Evaristo lo detuvieron por arrojarle un vaso con vino a una mujer policía y por interferir en acciones propias de la policía municipal, pero fue rescatado por una directora del Ayuntamiento y así evitó ir a los separos de la cárcel municipal.

En otra ocasión, Osvaldo Granados se presentó en el operativo alcoholímetro con unas copas de más, y para que no lo detuvieran, fingió que estaba cubriendo la noticia de este y así se salvó de ir a prisión.

Esta vez, Osvaldo Granados no pudo evitar caer en la cárcel por manejar en estado inconveniente, pero ni él, ni otros medios, manejaron la noticia.

 

 

 

 

Visto 3894 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412