giweather joomla module
Domingo, 10 Junio 2018 01:33

La doble moral del candidato del gatito; se declaró insolvente para no pagar manutención

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Lo señalamos en un artículo anterior y lo reiteramos: Todo aquél ciudadano que quiera ser candidato a un puesto de elección popular, debe tener su expediente limpio, una trayectoria honesta y una imagen lo más pulcra posible. Los que no reúnen estas características no pueden embarcarse en una aventura redentora para fingir que son buenas personas y presentarse ante el electorado como la única opción viable e independiente que existe, porque siempre les va a salir el tiro por la culata y alguien les va a recordar su pasado inmediato.

El caso de Luis Alberto Alcaraz y su osadía de ser alcalde “independiente” de Puerto Vallarta, ha arrastrado a algunas buenas personas --como Benjamín Berges y Rebeca Pulido—en su loca aventura; y de paso lo ha puesto en la palestra pública, sobre todo porque a su paso como columnista en algunos medios locales, se dedicó a destrozar honras y ha comportarse agresivamente misógino con muchas mujeres de la sociedad vallartense.

Y ahí están por ejemplo Eva Contreras y Chonita Aréchiga, a quienes atacaba por el solo hecho de ser mujeres.

Pero bueno, hoy, esas buenas personas creen que algunos escritos que ha realizado el autor forman parte de una guerra sucia y piensan que su candidato va a conseguir más de 10 mil votos en la jornada del primero de julio, pero están equivocados en ambas apreciaciones.

LA DOBLE MORAL

Primero, nuestro deber es informar y poner en conocimiento de los lectores las incongruencias de los políticos –incluidos aquellos que dicen ser ciudadanos e independientes y que terminan siendo más de lo mismo, es decir, nuevos políticos--, sus mentiras, sus falacias y, sobre todo, su doble moral.

No se puede andar por ahí repartiendo piedritas para que te agredan si no cumples como alcalde –como lo hace Alcaraz--, cuando en los años recientes no fuiste un ciudadano ejemplar. Por el contrario, te dedicaste a hacer dinero y a comprar propiedades con los recursos que obtenías precisamente de los políticos que robaban a manos llenas las arcas de los ayuntamientos, oficinas públicas y dependencias estatales.

La segunda es porque en las encuestas a las que hemos tenido acceso, Luis Alberto apenas alcanza el punto porcentual en las preferencias electorales de los vallartenses.

Quizá a muchos jóvenes y ciudadanos con cierta edad no sepan o no recuerden que Luis Alberto Alcaraz –sí, ese que se dice independiente—acumuló valiosas propiedades inmobiliarias gracias a sus influencias como columnista del periódico “Vallarta Opina”, acaso con el dinero que obtuvo de una manera no precisamente honesta entre la década de los 90 y los primeros 10 años del nuevo siglo.

UN INFLUYENTE COLUMNISTA

El ser uno de los columnistas más influyentes en su momento, también le sirvió para eludir responsabilidades tan graves como el dejar en el abandono a una niña que procreó con la publirrelacionista Raquel Jauregui, y a quien le negó el apoyo de la pensión alimenticia… ¡por sus pantalones!

Fue un caso desagradable para quienes lo conocimos y que sucedió en el año 2007, derivado de una demanda que interpuso en el Juzgado Cuarto de lo Civil bajo el expediente número 406/2007 esta mujer que vivió años de angustia y precariedades económicas sólo porque Alcaraz López no quiso hacerles frente a las obligaciones de su paternidad.

Lo más deleznable del asunto es que al caminar la demanda civil, una juez solicitó las propiedades que tenía Luis Alberto y el salario que percibía como columnista y como editor de varios pasquines que puso en circulación en ese tiempo, para obligarlo a cumplir con la pensión alimenticia de su hija, que ahorita debe tener unos 26 años o está por cumplirlos.

LA INSOLVENCIA ECONOMICA

¿Pero qué creen?

Pues nada, que el señor Alcaraz –ese que presume honestidad, integridad y moral a toda prueba—se declaró la insolvencia económica con tal de no pagar ni un peso, ni a su hija, ni a la madre de la niña.

Y así fue, ya que, en 2007 Luís Alberto Alcaraz López acudió a la Dirección de Catastro Municipal para realizar una serie de movimientos con respecto de sus propiedades y para obtener información de estas con el objetivo de liquidar la sociedad legal que tenía con su esposa, Ana Lilia Barragán Avalos de Alcaraz, hermana del famoso Lalo Barragán del Pitillal, aquél que vendía cerveza las 24 horas del día por las influencias de su cuñado.

De acuerdo con documentos de dicho Juzgado, Luís Alberto Alcaraz López liquidó la sociedad legal –proveniente de su matrimonio civil—con Ana Lilia Barragán Avalos y se sujetó al régimen económico de “Separación de Bienes”.

Pero no sólo eso, con el claro objetivo de evadir su responsabilidad por la demanda que interpuso Raquel Jáuregui –con quien procreó una hija de nombre Michelle Estefanía (ponemos el nombre porque ya no es menor de edad)— el ex columnista del periódico Vallarta Opina, celebró además un contrato de “Donación de Bienes” a favor de su esposa Ana Lilia Barragán.

EL CONTRATO DE “DONACIÓN DE BIENES”

El contrato de “Donación de Bienes” tiene fecha del 18 de diciembre del 2007, según fue notariado por Enrique Torres Jacobo, notario público número nueve.

Los bienes que Luís Alberto Alcaraz donó a su esposa fueron el lote (aunque en realidad es una residencia) número 33 ubicado en la calle Paseo del Salmón en el fraccionamiento Jardines Vallarta, con una superficie de 136 metros cuadrados.

Asimismo, donó el lote de terreno urbano marcado con el número 10 de la manzana 459-A ubicado en Amapas, entre andador Naranjo y Cerrada Pilitas en la colonia Alta Vista, con una superficie de 240.5 metros cuadrados.

Un predio más que Alcaraz donó para provocarse el estado de insolvencia, fue el lote marcado con el número 18 de la manzana 459-A, ubicado en el desarrollo Amapas esquina con Andador Naranjo en la colonia Alta Vista con una superficie de 321.22 metros cuadrados.

LAS PROPIEDADES DE ALCARAZ

Los bienes de Luís Alberto Alcaraz fueron tasados de la siguiente manera: Por el lote (que no la casa) del Fraccionamiento Jardines Vallarta, 136 mil pesos; por el lote 10 de Amapas, 62 mil 543 pesos y por el predio número 18 de Amapas, 95 mil 218.50 pesos de aquél entonces.

De esta manera, los bienes de Alcaraz pasaron 100 por ciento a su esposa Ana Lilia Barragán según la fe notarial, donde se puede leer claramente que “el señor Luís Alberto Alcaraz López no cuenta con bienes de ninguna naturaleza a la firma de estas capitulaciones”.

Consultado al respecto en ese entonces, el abogado de Raquel Jáuregui, Hugo Daniel Nieto Robles, comentaba que lo que hizo el periodista Alcaraz no fueron más que procedimientos dilatorios para evadir su responsabilidad.

Nieto Robles afirmó que el contrato de “Donación de Bienes” celebrado entre Alcaraz y su esposa no iban a proceder por los juicios que tiene en su contra, ya que el artículo 1931 del Código Civil dice claramente: “Es inoficiosa la donación que comprenda la totalidad de los bienes del donante, si éste no se reserva en propiedad o en usufructo lo necesario para vivir según sus circunstancias particulares. En los casos en los que no se haya reservado bienes, o los que no se hayan reservado no sean suficientes para vivir, según sus circunstancias particulares, la donación se verá reducida hasta el monto necesario para que lo reservado alcance a cubrirlas. Las circunstancias particulares del donante estarán delimitadas por el estilo de vida que éste acostumbre a tener”.

Por igual, el artículo 1932 del mismo código, establece que “las donaciones serán inoficiosas en cuanto perjudiquen la obligación del donante de ministrar alimentos a aquellas personas a quienes les debe conforme a la ley, a no ser que el donatario tome sobre sí la obligación de administrar alimentos y la garantice debidamente”.

TÁCTICAS DILATORIAS

Las tácticas dilatorias de Alcaraz no deberían proceder, agregó en ese tiempo el abogado Nieto, ya que la actitud del periodista fue sólo evadir su responsabilidad de otorgarle pensión alimenticia a su hija.

Esta táctica de crearse la insolvencia económica Luis Alberto Alcaraz, también la utilizó para tratar de zafarse de una demanda de tres millones de pesos por reparación de daño moral, que le interpuso en ese mismo lapso de tiempo el Colegio México-Americano, pero cuyo tema lo trataremos por separado.

Por cierto, también en otro espacio comentaremos la forma en que Alcaraz se hizo de los predios que están en Amapas, donde algo tenía que ver el fideicomiso Puerto Vallarta, dirigido en ese entonces por un amigazazo de Luis Alberto Alcaraz y a quien se le dieron toda clase de facilidades para quedarse copón estos lotes que formaban parte del patrimonio fideicomitido de Puerto Vallarta.

Con esta información, lo que tratamos de hacer es difundir información de quien se presenta con una imagen inmaculada, como un redentor que viene a salvar a Vallarta; pero no lo hacemos con la intención de desanimar a nadie sobre sus preferencias electorales.

El pasado siempre nos persigue y siempre nos alcanza, máxime cuando te subes al ring de la arena pública.

Espero que todos entiendan y comprendan esto y sepan distinguir entre una cosa y la otra.

 

 

Visto 2448 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412