giweather joomla module
Domingo, 03 Mayo 2020 12:02

Grilla en palacio, grupúsculo pretende doblegar a Arturo Dávalos para que cambie a su próximo candidato a la alcaldía

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Acostumbrados a estar cerca de las mieles del poder municipal y a que todo político tiene que cuadrárseles si pretende ser candidato a la alcaldía, un grupúsculo de personajes incrustados en los medios de comunicación, en complicidad con algunos funcionarios del actual Ayuntamiento, pretenden doblegar –por las buenas, o por las malas—al presidente Arturo Dávalos Peña, para que a la brevedad posible anuncie el cambio de su proyecto político en vísperas de las elecciones locales del próximo año y sustituya al aspirante (por el que ya se había pronunciado meses atrás), por otro que obedezca los intereses del clan de conspiradores.

Este reducido grupo de personajes al que nos referimos, se han reunido en repetidas ocasiones en los últimos dos meses, con el deleznable propósito de convencer al alcalde Arturo Dávalos que si no cambia al aspirante (candidato dicen ellos) en estos momentos, van a perder todo en el 2021 o que de plano el candidato va a ser el que imponga el gobernador Enrique Alfaro.

Bajo este escenario, armaron una estrategia que consiste en llamarle al presidente municipal todos los días, enviarle mensajes y advertirle que su hombre de confianza, el aspirante, el que Dávalos quiere que sea el candidato para sucederlo, no ha crecido políticamente, que es flojo, que se la pasa en su casa durmiendo en la hamaca, que “no hace clic con la gente” y que no ha aprovechado la Dirección que se le asignó para construir su proyecto político.

LOS ATAQUES

De esta manera, este grupito comenzó con ataques sistemáticos contra el actual Director de Desarrollo Social, Víctor Bernal Vargas. Los primeros golpes se dieron en el mes de marzo. Lo mismo le dedicaron páginas completas que columnas y artículos de opinión con alto contenido ofensivo; también lo hicieron cliente algunos caricaturistas que se jalaron como avanzada de infantería.

De muy mal gusto, escogieron los primeros días de la cuarentena por el covid-19 para arreciar el ataque, y aunque lograron que se manejara en algunos medios que el alcalde ya había quitado como aspirante a Víctor Bernal, el objetivo no se cumplió, toda vez que por esas fechas Arturo Dávalos sostuvo una junta privada con su Director de Desarrollo Social para apretarlo a redoblar esfuerzos en todos los sentidos y para reafirmar que el proyecto político del equipo se llamaba Víctor Bernal Vargas, que no hay otro.

Sin embargo, el club de periodistas conspiradores, donde aparecen como cabezas visibles el director del periódico Meridiano, Moisés Madariaga; el dueño del Sol Siempre Libres, Héctor García Colín y el columnista ladrón, Rodrigo Aguilera Morales –alentados por funcionarios del Ayuntamiento--, se reagruparon para soltar otra andanada de golpes contra Víctor Bernal Vargas.

De esta manera, apenas la semana pasada soltaron la “gran noticia” de que el alcalde determinó un cambio y que Víctor Bernal ya no sería el aspirante a la presidencia municipal por el ala del MC que comulga con Arturo Dávalos; cosa que no ha dicho ni declarado el presidente municipal, sino que todo es una grilla armada desde los sótanos… ¿saben de dónde?... pues de los servicios públicos municipales.

EL “RELEVO DE LUJO”, UN ORQUESTADOR QUE TIENE NOMBRE Y APELLIDO

El orquestador tiene nombre y apellidos y se llama Diego Franco Jiménez, aquel funcionario que vino de Guadalajara en el grupo de oportunistas a robar a Puerto Vallarta y que encabezó Ramón Guerrero Martínez, mejor conocido como El Mochilas.

El grupúsculo de prensa al que nos referimos, pero sobre todo Rodrigo Aguilera (quien trabaja para el proyecto político del gobernador), calificó de “relevo de lujo” a Diego Franco por Víctor Bernal Vargas y dio como un hecho que es el sustituto, dizque por órdenes de Arturo Dávalos, cosa que también es falsa.

Y como estos señores de los medios creen que han sido parte fundamental para elegir a los futuros candidatos a la alcaldía (al menos desde la administración del priista Salvador González Reséndiz) y piensan que ellos son los auténticos forjadores de presidentes municipales (¡ilusos!), pretenden doblegar a Arturo Dávalos Peña para que el abanderado del equipo sea Diego Franco Jiménez.

No les ha importado la trayectoria de transas y corrupción de Diego Franco, ellos se lo quieren imponer a Dávalos, solo porque el director de servicios públicos sí se les cuadra y los atiende de maravilla, hasta les satisface algunas necesidades… que publicaremos en otro espacio.

EL BOICOT

El año pasado, Arturo Dávalos exhortó a todos sus directores a trabajar al máximo para sacar adelante al municipio y en lo político pidió que se hiciera equipo en torno a Víctor Bernal Vargas, pero no todos obedecieron.

Algunos como el propio Diego Franco y Rodolfo Domínguez Monroy (actual director administrativo del Seapal y antes director de desarrollo social) empezaron a serpentear y en ocasiones a boicotear el proyecto de Arturo Dávalos llamado Víctor Bernal, cuya “obra de arte” es descarrilarlo a “periodicazos” e intrigas; y como ya vimos, su momento cúlmine fue una grosera columna de Rodrigo Aguilera donde anuncia el “relevo de lujo”, publicada el fin de semana.

EL ANÁLISIS

Así las cosas y, suponiendo sin conceder que el alcalde un día, en efecto, anuncie el cambio de su aspirante a candidato… ¿qué pasaría?, ¿cómo lo tomarían los seguidores del MC, los Davalistas y los ciudadanos?... que después de un año modifiquen el proyecto político más importante de su administración.

¿No sería acaso aceptar un rotundo fracaso de todo el equipo?, ¿desde los que no sumaron esfuerzos, los que no cuidaron imagen, los que le pusieron piedras en el camino a su compañero, etc.?

Un proyecto político con un largo recorrido no puede echarse por la borda así, tan fácilmente; pero pareciera que algunos asesores del alcalde le están fallando, lo están mal aconsejando y lo que es peor, no se han dado cuenta que esta incertidumbre que han provocado –tanto interna como externamente--, al solapar el golpeteo contra el aspirante, su aspirante, solo beneficia al candidato del gobernador.

Ciegos porque los árboles les impiden ver el bosque, no se han percatado que uno de los periodistas que utilizan para esta guerra sucia pertenece al equipo del otro aspirante del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal, y que su juego es precisamente desestabilizar el proyecto de Arturo Dávalos.

LOS ADICTOS AL “FUEGO AMIGO”

No obstante, el alcalde ha sido muy respetuoso, está viendo los toros desde la barrera, pero es claro que necesita un asesor de cabecera que le ayude a sacudirse a este grupúsculo de comunicadores que insisten en doblarlo y obligarlo –insistimos, con apoyo interno de funcionarios adictos al fuego “amigo” y que ocupan posiciones estratégicas-- a que claudique… “porque es de sabios cambiar de opinión”.

Lo de Diego Franco es de risa, no es de Puerto Vallarta y una eventual, pero muuuuy eventual candidatura, sería un desastre electoral para el MC, pues este señor no ganaría ni en la colonia donde actualmente vive.

El alcalde seguramente pondrá orden entre sus muchachos, pues la situación política, en todos sus aspectos, es un horno a punto de reventar, y el horno no está para bollos; hay un malestar general entre los ciudadanos derivado de la problemática económica y social de la pandemia de covid-19 y todo lo que huela a grilla apesta, sobre todo a grilla barata como la que tejen desde los medios (y desde las sombras sus cómplices) el clan de conspiradores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visto 3646 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412