giweather joomla module
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Mediante oficios mal redactados, mañosos e ilegales, el gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Quintero Navarro operó para que su secretario de seguridad y protección ciudadana, Jorge Benito Rodríguez Martínez “comisionara” a nuevos mandos –todos ellos integrantes de la policía estatal—de policía y tránsito municipal y, a la vez, desconociera a los titulares que ya habían sido nombrados en el XI Ayuntamiento de Bahía de Banderas.

Valora este artículo
(11 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Un descuido criminal del Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPC) de Nayarit y la operación dolosa de varios desarrolladores inmobiliarios, fue lo que permitió que se cometiera el fraude más grande en la historia de esa entidad en perjuicio de la banca comercial mexicana, en particular en contra de HSBC, BBVA, Banorte, Santander y Multiva, cuyo boquete podría alcanzar los tres mil millones de pesos.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

No solo hizo el ridículo, sino que el gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, quebrantó el orden constitucional al pasar por encima el pacto federal y pisotear el artículo 115 de nuestra Carta Magna, al ordenar que un numeroso grupo de agentes ministeriales de la Fiscalía de esa entidad, tomaran por asalto las oficinas del XI Ayuntamiento de Bahía de Banderas.

Valora este artículo
(0 votos)

La investigación de un ciudadano norteamericano desaparecido en Puerto Vallarta hace poco más de tres años ha dado un vuelco distinto este 2024, al darse a conocer que una mujer vallartense que fue novia de un amigo del estadounidense Ian Gooldy, podría estar involucrada en su desaparición o tener información de este asunto.

Y aunque los familiares de Ian Gooldy han declarado al periódico Tri-City Herlad que no les interesa presentar cargos o tener una batalla judicial con nadie, sí han deslizado la versión –entre amigos y parientes cercanos—de que la señora Guadalupe Ramírez Bautista, una vecina de Puerto Vallarta, podría estar implicada, porque ella tuvo una relación de noviazgo con un tal Jon R durante dos años, e incluso se sabe que vivieron unos juntos en un departamento del barrio Santa María.

Este sujeto y Guadalupe Ramírez se fueron un tiempo a Portugal, pero luego regresaron a México.

La familia de Ian no sabe lo que pasó, pero trascendió que la pareja tuvo una discusión y luego una riña mientras estaban en Portugal. De hecho, se presume que el norteamericano golpeó a la mujer mexicana en Europa y ella se regresó sola con dinero que le enviaron sus amigas de Vallarta para la compra del boleto de avión.

Después Ian Gooldy volvió a Puerto Vallarta, pero en el 2020 desapareció misteriosamente, por lo que los amigos y familiares han insistido en que la que fue novia del ex amigo podría saber lo que sucedió.

Desde entonces, los familiares de Ian Gooldy, originario de la ciudad de Kennewick en Washington continúan con su búsqueda, pero hasta ahorita no han encontrado pistas suficientes de lo que le pudo haber pasado al norteamericano, solo hasta hace unos días en que surgió el nombre de Guadalupe Ramírez Bautista.

De acuerdo con información publicada en el Tri-City Herlad, el 29 de noviembre del 2020, Ian Gooldy hizo una serie de llamadas desesperadas a su familia y luego desapareció. La hermana de Ian, Ann Wright, espera cualquier información que pueda llevar a encontrarlo. “Nuestra última comunicación con él fue hoy hace tres años. Estaba solo. Estaba asustado y desesperado".

El rotativo señala que “Gooldy viajó a México poco antes de Acción de Gracias con un amigo de la universidad que le prometió un trabajo de corta duración en el que formaría a un equipo para vender artículos por teléfono. Cuando su familia se enteró de sus planes de aceptar un trabajo en México, se preocuparon, pero él les aseguró que sería una visita rápida, unas semanas de prueba, y que, si no le gustaba el trabajo, podría volver”.

“Al principio todo parecía ir bien, pero los acontecimientos se torcieron cuando alguien entró en su apartamento y le robaron la cartera y el pasaporte. Gooldy planeaba visitar a un hombre que supuestamente le ayudaría a recuperar los objetos. La última vez que habló con su familia, se dirigía a la cita.

Desde su desaparición, los familiares han luchado por obtener respuestas de las autoridades. Han hecho docenas de llamadas telefónicas, contratado a un abogado y visitado la zona de Puerto Vallarta. Tres años después, Wright dice que no están más cerca de saber qué ocurrió. "Sentimos que estamos contra la pared y en callejones sin salida", afirma Wright. "Nadie quiere hablar con nosotros. No quieren ocuparse de ello".

QUIÉN ERA IAN GOOLDY

“Aunque Gooldy tenía algunas dificultades personales, también era un vendedor de éxito, que trabajó en California y Seattle antes de regresar a Kennewick. Parecía que el cambio de aires era bueno para Gooldy, que ahora estaba más cerca de su hijo. Cuando encontró el trabajo en México, el cambio le pareció positivo.

Y al principio, parecía ser una buena jugada. Gooldy llegó a Puerto Vallarta poco antes de Acción de Gracias 2020, compartió fotos de hermosos paisajes.

Luego, en los días cercanos al 29 de noviembre de 2020, el padre de Gooldy, Jim Gooldy comenzó a recibir una serie de llamadas telefónicas cada vez más preocupantes. Ian Gooldy llamó a su padre para decirle que alguien había entrado en su apartamento y se lo había llevado todo. Esto incluía cualquier prueba de que era ciudadano estadounidense. "La mitad de mí dice: 'Quiero que esto funcione, pero la otra mitad dice que debería volver a casa, pero no quiero volver a casa sin absolutamente nada'", le dijo a su padre.

El hombre de Kennewick tenía un plan para recuperar su documento de identidad. Estaba trabajando con un "buscador", que había localizado los objetos robados. Parecía nervioso cuando le contó el plan a su padre. En esa llamada, le dijo a su padre "palabra de seguridad" porque le preocupaba que se metiera en una situación peligrosa. "Mi padre le dijo que no lo hiciera", declaró Wright al Tri-City Herald en 2021. "Lo que lleves en esas maletas no vale la pena. Conseguirás ropa nueva. Iremos al consulado y conseguiremos nueva documentación, y él insistió. Dijo: 'Tengo que ir'.

Jim Gooldy transfirió a su hijo 250 dólares, por si se trataba de una estafa. El dinero se retiró de un cajero automático en México. Ian le dijo a su padre que pensaba volver a Estados Unidos en cuanto recuperara sus objetos. Media hora después, su padre le llamó

Ian Gooldy dijo que estaba en una zona parecida a un parque donde confluyen dos ríos. Como parte de la conversación, Ian utilizó la palabra segura: Columbia. "Le dije: 'De acuerdo, hijo. Espero que todo vaya bien'", dijo Jim Gooldy, y su hijo respondió: "Te quiero, papá". Y esa fue nuestra última llamada. Cuando llamé la siguiente vez, no hubo respuesta". Unos 10 minutos después, Jim Gooldy recibió un mensaje de texto del teléfono de su hijo con un emoji de "pulgar hacia arriba", algo que Ian nunca hacía.

Poco después, recibió un mapa que indicaba dónde se encontraba el teléfono. Él y la hermana de Ian siguieron llamando al teléfono cada media hora hasta que contestó un desconocido que hablaba español. Jim Gooldy pensó que se había equivocado de número y colgó. Tras enviar un mensaje de texto en español utilizando Google translate, se enteraron de que el teléfono de Ian había sido encontrado en un sendero junto a un arroyo. Esa fue la última pista que obtuvieron esa noche.

BÚSQUEDA CONTINUADA

No ha habido rastro de Ian Gooldy desde aquellas llamadas. Cuando Wright y Jim Gooldy hablaron con el Herald ocho meses después de su desaparición, la búsqueda se había caracterizado por largas esperas, escasa información y aparentemente poca ayuda de las autoridades. Los funcionarios intentaron decirles que nadie desaparece de Puerto Vallarta a menos que lo desee. El empleado del consulado estadounidense dijo que lo más probable era que Ian simplemente desapareciera.

Pero antes de eso, hablaba con frecuencia con sus familiares y dejó un hijo pequeño, por lo que los miembros de la familia no creen que desapareciera voluntariamente. Pronto se dieron cuenta de que, para colaborar con la policía, primero tenían que contratar a un abogado mexicano. Incluso después de encontrar uno que les ayudara, tardaron varios días más en presentar la denuncia policial. No consiguieron que buscaran el móvil de Ian ni que les dieran más información sobre la investigación.

Desde 2021, se ha agotado toda comunicación oficial de la policía o de su abogado. Ahora su familia busca en grupos de Facebook donde comparten historias de cuerpos encontrados. Cada vez, se preguntan si aparecerá. Pero, hasta ahora, Ian Gooldy no ha aparecido.

Wright se frustra cuando le dicen que es probable que su hermano quisiera desaparecer. Ella sabe que él no dejaría atrás a su hijo. "Ha sido muy difícil. Estamos muy unidos como familia. Mi sobrino tiene 10 años y me rompe el corazón que vaya a pasar su vida sin saber qué le ocurrió a su padre", dijo.

La familia de Gooldy aún tiene un grupo de Facebook llamado "Buscando a Ian" para que la gente les envíe información, pero no han recibido ningún mensaje recientemente. "Lo más difícil es no saber", dijo. "Siempre estás en un estado de dolor".

Hasta ahí lo que se publicó en el Herald.

En México, las autoridades no han citado a la ex novia Guadalupe Ramírez Bautista para saber si tiene datos sobre las actividades de Ian y de su amigo Jhon R; lo anterior, pese a que los familiares tienen una ligera sospecha de que ella podría tener más información sobre este respecto.

Mientras tanto, las autoridades norteamericanas hacen su investigación, desde lejos, sobre todo porque en el seno familiar de esta mujer vallartense se registró la muerte violenta de otro extranjero, el novio de una presunta sobrina de Guadalupe Ramírez en el mes de agosto del 2018. Se trata del canadiense Bugge Giuseppe, quien procreó un hijo con Diana Iris N.

El ciudadano de Canadá fue ejecutado a balazos en la plaza comercial Punto Sao Paulo que está por avenida Las Américas en Guadalajara; se sospechaba que estaba metido en negocios turbios.

Dos años después, otro extranjero que tenía un noviazgo con otra integrante de la familia Ramírez, Jhon R, podría estar implicado, en la desaparición de Ian Gooldy.

Su familia aún lo busca y ofrece una recompensa por cualquier información que pueda dar con su paradero

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Alberto Cortez escribió un poema maravilloso que luego hizo canción y que queremos compartir en estos días aciagos en que la muerte se asoma y nos arrebata a una querida amiga, a nuestra güera, a nuestra Susana Rodríguez Mejía… “cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no puede llenar, la llegada de otro amigo. Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río. Cuando un amigo se va, una estrella se ha perdido, la que ilumina el lugar, donde hay un niño dormido. Cuando un amigo se va, se detienen los caminos y se empieza a rebelar, el duende manso del vino”.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

En cuanto el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez soltó las riendas de la administración municipal, los ratones comenzaron a salir por todas lados; y una de las dependencias donde ha comenzado la infestación de roedores es en el Seapal Vallarta, donde el director, Eraclio Galván Mendoza, el contralor Gabriel Salcedo Angulo y el líder sindical, Juan Andrés Aguirre Palacios, alias “El Teque” llevan a cabo una operación cuasi delincuencial para finiquitar a tres de los empleados favoritos de confianza hoy, y mañana sindicalizarlos.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

El lodazal de la política o la política del lodazal, como usted quiera nombrar a lo que sucede al interior de los diferentes partidos políticos que, en Puerto Vallarta van a postular a candidatos a puestos de elección popular, ya que mientras unos ensucian el proceso interno con “fake news” y encuestas simuladas, otros rompen alianzas y unos más se van solos, por la libre, a la contienda cuyas campañas –en el caso de munícipes y diputados locales-- comienzan el 31 de marzo y concluyen, todas, el 29 de mayo de este 2024.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Samantha Messina

¿Qué siente usted cada vez que entra al estacionamiento de un centro comercial y, tan solo por cruzar una línea y pasar, así sea para acudir a un cajero automático, a comprar una nieve, una paleta o hacer el súper, tenga que pagar 15 pesos, así solo haya permanecido en el lugar por cinco minutos y a veces hasta menos? ¿Acaso no siente que están abusando de su confianza como consumidor y cliente? ¿Qué lo están estafando?... Porque en el caso de los cajeros bancarios usted tiene que pagar una comisión de 30 pesos, o más si no es cuentahabiente de la institución bancaria, además de los 15 pesos de cajón por entrar con carro.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Ahora que vienen las máximas autoridades judiciales del Estado a Puerto Vallarta para inaugurar nuevas salas de control y oralidad, sería prudente que revisaran el actuar de algunos de los jueces del XXVII partido judicial con sede en esta ciudad, debido a una serie de señalamientos, denuncias e irregularidades que impiden el acceso a la justicia a víctimas de diferentes delitos.

Tal es el caso de la titular del Juzgado Segundo de lo Civil, Sandra Verónica Delgado King, quien apenas el 07 de diciembre del 2023   pasado fue denunciada ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (Carpeta de Investigación 824/2023), por delitos cometidos en la administración de la justicia y por abuso de autoridad.

Esta juez, es la que, violando el debido proceso, ha ejercido acciones que podrían ser punibles, al evitar a toda costa que un padre de familia, de nombre Flavio González, pueda convivir con sus dos hijos menores que procreó con una señora de nombre Maribel N, y que ella sustrajo de su domicilio --sin consentimiento de alguna autoridad—para llevárselos a escondidas a la ciudad de Hermosillo, Sonora.

La juez no ha actuado sola, sino que ha contado con la complicidad de la conocida abogada Sandra Quiñones para, con mentiras, tratar de engañar a las autoridades y hacer creer que la madre de los menores había sido “reubicada” a un centro de protección de violencia contra las mujeres, lo cual resultó totalmente falso.

Por dicha falsedad, la abogada Sandra Quiñones enfrenta un proceso legal, de acuerdo con la Carpeta de Investigación (CI) 2833/2022, por el delito de Falsedad en Declaraciones e Informes Dados a una Autoridad.

LA HISTORIA

Esta historia, que ya hemos manejado en otros artículos, versa sobre el aprovechamiento que ha hecho una mujer –que además es funcionaria en Hermosillo, Sonora—y su abogada, para ejercer y fomentar un odio descomunal en contra de Flavio González –un ciudadano México-Americano que vive en Puerto Vallarta—y aplastarlo lo más que puedan, con tal de conseguir su objetivo: que no vea, nunca jamás, a sus dos hijos menores, cuyos nombres se reservan por razones obvias.

Para ello, se han valido de argucias y mentiras para tratar de burlar la justicia y que jueces, como la señora Delgado King, se conviertan en sus cómplices a fin de entorpecer un proceso legal (por cierto, viciado a más no poder), sin importar cometer delitos con sus acciones, ni que se atente contra los derechos de los niños y del propio progenitor.

Así las cosas, el 27 de agosto del 2020 –y luego de una relación que no prosperó—Flavio González interpuso una demanda en el juzgado segundo de lo civil para que se fijaran periodos de visitas y convivencia familiar con uno de sus hijos. La querella era contra Maribel N, la cual fue admitida el 02 de septiembre del mismo año y la madre del niño fue emplazada el día 17 en su domicilio particular.

LA MANO DE SANDRA

Para enfrentar dicha demanda, el 22 de septiembre del 2020, Maribel N contrató a la abogada Sandra Quiñones; pero al día siguiente, día 23, la mamá abandonó el domicilio y se llevó a los dos niños con rumbo desconocido hasta ese momento. Al darse cuenta de lo que hizo su ex pareja, Flavio González se angustió, no sabía qué hacer, se sentía impotente al no saber el paradero de los menores.

El hombre, de la angustia pasó a la desesperación y la incertidumbre, sobre todo porque Maribel N actuó con dolo, ya que tenía pleno conocimiento de que previo a esta demanda, había una orden de arraigo decretada por el entonces juez tercero de lo civil, Jorge Alfredo Hidalgo González --según expediente 526/2019-- en la cual el padre solicitaba la guarda y custodia de uno de los menores, por lo que dio aviso al órgano jurisdiccional.

Por esta solicitud, el 16 de marzo del 2021, se convocó a una audiencia conciliatoria en la sede del juzgado segundo ante la presencia del Tribunal Constituido en Audiencia Pública.

Sin embargo, de acuerdo con la constancia de la referida audiencia, la abogada Sandra Quiñones manifestó que Maribel N “no se podía presentar”, “en virtud de que fue evaluado el nivel de riesgo por violencia intrafamiliar por el Centro de Justicia para las Mujeres (CJM)”; esto, derivado de otro asunto penal.

LAS MENTIRAS

En ese contexto, Sandra Quiñones no solo mintió sobre este respecto, sino que además aseguró que supuestamente “encontraron una Red de Apoyo” para reubicar del domicilio a Maribel, y que por lo tanto ella, la Quiñones, “desconocía dónde se encontraba” su defendida.

Todavía peor, el 15 de abril del 2021, Sandra Quiñones, para tratar de justificar su actuar, presentó un oficio signado por el MP adscrito al CJM, donde se incluye una “Evaluación de Riesgo” que le fue hecha a Maribel el 17 de julio del 2019, así como una “revaloración”, en la que la misma abogada sostiene que, según dicho dictamen, Maribel “pasó de amarillo a rojo” en el “violentómetro”, por lo que era necesario que se estableciera una “red de apoyo” que le permitiera a la madre y sus hijos “estar a salvo”; por lo que “dicha red se avocó a mover a Maribel”… a “un lugar seguro”.

En ese sentido, y bajo protesta de decir verdad, Sandra Quiñones dijo que desconocía el domicilio donde se encontraba su representada, “ya que esa información solamente la conoce la red de apoyo que la movió de lugar”.

Y fue en esta parte del proceso en la que descubrieron las mentiras de Sandra Quiñones, ya que, en las copias certificadas presentadas por ella, solamente se advierte la evaluación de riesgo que le fue practicada a Maribel N, pero no así que haya sido redireccionada a una red de apoyo.

En otras palabras, Maribel N nunca fue canalizada a una “Red de Apoyo” como lo aseguró Sandra Quiñones –afirma el afectado en su denuncia contra la jueza Delgado King—. Y agrega: “pero lo dijo en aras de inducir a la autoridad jurisdiccional a fin de obtener un beneficio a sus intereses”.

EL DESMENTIDO

De hecho, el juez Hidalgo señaló que en las copias que entregó Sandra Quiñones, no se desprendía su aseveración de que Maribel N haya sido canalizada a una Red de Apoyo.

Todavía más contundente fue que para desmentir a la abogada Quiñones, los titulares del juzgado segundo firmaron un acuerdo en el que se advierte claramente que el Agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación de Delitos Contra las Mujeres señala que “no se ordenó la reubicación de la demandada Maribel N”, y que, además, la CI 4395/2019 –por supuesta violencia familiar-- ya había sido sobreseída.

En este tenor y al corroborar que no existía ninguna situación de riesgo contra Maribel N, el juzgado segundo solicitó la presencia de la madre de los menores –entre otras cosas, para efectuarle exámenes psicológicos--, pero han transcurrido más de dos años, y la señora no se ha presentado… “a causa de las falacias que dolosamente manifiesta su abogada, por lo que evidente y dolosamente emitió información falsa ante el juez con el objeto de evitar que Maribel N compareciera”, aduce el afectado.

Antes, el 27 de octubre del 2021, Flavio González solicitó la convivencia personal con el otro de sus hijos –cuya custodia sí tiene Maribel—; por lo que el entonces juez Hidalgo giró oficio al Centro de Convivencias Municipal de Puerto Vallarta para que el padre pudiera ver a su hijo dos veces por semana.

Asimismo, para atender dicha solicitud y salvaguardar los derechos de convivencia del menor, se le dictó una medida a Maribel que a la letra dice:

“Se le prohíbe a la madre salir sin autorización judicial de esta ciudad portuaria, así como de la zona conurbada de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, en el entendido que de hacerlo se hará acreedora a las sanciones que se imponen por desacato judicial, y sin perjuicio de los delitos que pudiera incurrir”.

EL DESACATO

Pero Maribel N, empoderada y mal asesorada por la abogada, hizo caso omiso a la medida dictada por el juez Hidalgo y se fue a vivir a un fraccionamiento a la ciudad de Hermosillo, Sonora; por lo que el padre, desde abril del 2020 no ha podido tener ninguna clase de acercamiento o convivencia con su hijo.

Por ello, el 11 de agosto del 2020, el papá, presentó un segundo incidente por guarda y custodia del otro de los menores que Maribel se llevó a Hermosillo; pero ahora intervino la nueva titular del juzgado segundo, Sandra Verónica Delgado, quien sin ningún recato ni asomo de vergüenza argumentó que no era pertinente emitir sentencia interlocutoria que resolviera el incidente de guardia y custodia, “porque es necesario escuchar al menor y saber exactamente su lugar de residencia”.

El padre trató de combatir esta injusta resolución de la jueza, entre otras cosas porque el menor tenía tres años y no tenía la edad suficiente para emitir una opinión viable acerca de sus deseos e interés; pero este medio de defensa fue desechado por la juzgadora social, lo que implicó una grave violación en contra del interés superior del menor, que, como es del dominio público y legal, debe regir en todos los juicios en donde se vea involucrado el derecho de una niña, niño o adolescente.

Pero Flavio González no se dio por vencido, y el 18 de octubre del 2022, envió un exhorto a la Juez de lo Familiar en Turno de Hermosillo, Sonora, Yanira Lourdes Sánchez, para que hiciera las diligencias necesarias debido a que Maribel N estaba residiendo en aquella ciudad.

La juez Hermosillo, a su vez, envió oficio a la policía municipal para ver si en sus registros obraba el domicilio de Maribel N, pero no lo hicieron, por lo que el documento fue regresado sin diligenciar el pasado 31 de enero del 2023.

LA IGNOMINIA

Posteriormente, Flavio González –a través de unos amigos que viven allá—ubicó el domicilio de Maribel donde tiene a los niños y de inmediato, el 18 de octubre del 2023, lo notificó al juzgado segundo; pero por increíble que parezca, la juez Delgado King se declaró “incompetente de seguir conociendo el expediente” 375/2020 y ordenó remitirlo al juez competente en turno de Hermosillo, Sonora… aun cuando el asunto se inició en Puerto Vallarta.

Esta acción –injusta e ilegal a todas luces—le fue notificada al padre de familia el 06 de noviembre del 2023, por lo que estando en tiempo y forma (tenía 10 días para hacerlo) decidió interponer recurso de apelación. Y así lo hizo, al tercer día apeló, pero la juez Delgado King no se pronunció al respecto; y al pasar los días, y exigir una explicación de este mal proceder, empleados del juzgado le informaron a Flavio González que el expediente ya había sido enviado a Hermosillo; esto, sin haber tomado en cuenta el recurso de apelación.

De esta manera, es por demás claro que la juez Sandra Verónica Delgado vulneró al padre de los menores sus derechos fundamentales de acceso a la jurisdicción, legalidad, seguridad jurídica, acceso a la justicia de alzada, derecho a la tutela judicial y recurso de apelación, comentan abogados del afectado.

Por estas y otras irregularidades, el Consejo de la Judicatura –cuyos responsables estarán en Puerto Vallarta el próximo viernes—ya deben intervenir antes de que haya más víctimas de jueces venales como la señora Delgado King.

Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene en la mira a varios despachos contables de Puerto Vallarta por posible evasión fiscal, al recurrir constantemente a estrategias fiscales agresivas para eludir el pago de impuestos.

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412